sábado, 19 de diciembre de 2009

Espirales

Varían los seres humanos entre si, como varia la velocidad a la que envejecen y varia también la combinación que permite a nuestros espíritus vivir en presente, futuro o pasado, a cámara lenta o velocidad crucero.

Pocos son los momentos en que somos concientes y logramos elegir, mayormente nos asemejamos a títeres bailando la danza del destino. Y puede ser que alguien discuta que el tiempo pasa igual para todos, que un minuto tiene 60 segundos en todos los rincones del mundo, pero ese asunto es una cuestión meramente organizativa; puedo continuar diciendo que puede ser que el tiempo pase igual pero cada uno de nosotros no pasa a través de él de la misma manera.

Un amor, un área de trabajo, un grupo de amigos, una ciudad, ¡infinitas variables! Solo la experiencia nos ayuda a comprender el paso del tiempo, solo los ojos puestos en el pasado nos enseñan la realidad.

He tenido un amor que me forzaba a vivir en el futuro no formado de mi misma. Un eterno suspenso al que no se asomaba el mañana, mientras se perfilaba gris y húmedo. El tiempo a su lado se resume en una noche, siempre alerta, desechando estrategias defensivas, interceptando mensajes y descifrando claves. Intuyendo a tientas en la oscuridad palpé mi futuro, encontré un nervio conector donde mi pasado y mi futuro intercambiaron un par de palabras, “resiste” me susurró calidamente, “las heridas se convertirán en cicatrices que te mostraran el camino”, y supe que debía concentrarme en sobrevivir.

Y conocí otro amor bálsamo y guarida. Conjugado en pretérito pluscuamperfecto porque los cuentos de hadas no existen pero pertenecen a la realidad. Y a su lado pase un día en cámara lenta mientras curaba las heridas.

Conocí lugares en los que viví a máxima revolución sin ser conciente del paso del tiempo… cuando pensaba en la luna y la buscaba, el sol ya había salido y no contaba con un instante que desperdiciar, la vida se escurrió entre mi manos como el agua de un grifo que ya no la contiene y sabes que la estas perdiendo y colocas un dedo absurdo y aún así huye, se escapa tan rápido que no puedes recordar el paisaje, las sombras y de pronto han pasado años que no puedes ni siquiera resumir, porque la palabra que encierra al tiempo que pasa deprisa se llama vacío.

Como también he tenido amigos con los que viví un pasado de mi misma, anclada a ideas que ya había pensado, por temor a lo que vendría, a los cambios. Aferrándome a lo que debía dejar pasar, no siempre pude encontrar coraje para que el río recobre su cause.

Escarbando entre mis recuerdos he recuperado una piedra de colores en un lugar etéreo e intemporal, donde he sido niña, mujer y anciana. Descubriendo para mi misma que intentar medir el tiempo es tan absurdo e inútil como intentar vivir para siempre.

Porque varía la velocidad a la que se envejece y se regresa a la niñez, los saltos al futuro no mantienen un ritmo que se pueda reconocer y el pasado solo nos devela lo que debíamos aprender cuando logramos interpretarlo.

lunes, 16 de noviembre de 2009

No quiero que Beyonce me represente

Es un tema del que he querido hablar desde que inició el año y salio al mercado el sencillo “If I were a boy” pero preferí fraguar el tema hasta evitar la traducción y consiguiente protesta por cada línea de la canción. Con la intención de realizar una crítica general del suceso y no el caso particular de que hace o dice ella.

Esta canción básicamente dice que si -la mujer que se siente identificada con el tema y canta, para no decir que es Beyonce la portadora de esa ideología, cuestión que es totalmente absurda- alguien a quien llamemos Ella, fuera hombre saldría de copas, ignoraría a su mujer y seria un canalla en toda regla, pero e insisto en el PERO, es “solo” una mujer. Y si la letra da una par de pinceladas para despistar sobre el mensaje, el vídeo lo deja claro, muestra a una mujer que intenta ser un hombre con tetas y termina con una imagen de mujer resignada que acepta lo que pasa como si el maltrato fuera algo totalmente natural.

Si esta es la nueva imagen de las feministas, permítanme decirlo, pero yo no quiero que Beyonce me represente.

Recordemos de manera mas intuitiva que fidedigna, la historia del feminismo, al inicio se intentaba demostrar que tanto hombres como mujeres eran iguales, la igualdad como requisito de libertad. Pues las mujeres como colectivo, eran las eternas menores de edad incapacitadas de tomar sus propias decisiones. Se trataba entonces de probar que teníamos las mismas capacidades, se buscaban las mismas oportunidades. Objetivo que se ha cumplido -con sus deficiencias- tan solo en países del primer mundo.

Sin embargo este discurso de igualdad se fue desvirtuando asumiendo que las mujeres añorábamos ser hombres con tetas. Gentes sabias y mundanas aportaron granitos de arena para consolidar este cometido, frases tan imponentes como “la envidia del pene” -si, envidia yo, con los orgasmos múltiples- y otras pertenecientes al ciudadano de a pie, como “feministas para lo que les conviene” frase que no permite encontrar la identidad femenina puesto que debemos actuar como hombres para poder mantener el estatus de igualdad de otra manera se nos acusa de una doble moral.

Como movimiento que lucha contra las desigualdades ha sabido evolucionar según los cambios sociales que sufría la sociedad, y aunque la igualdad sigue siendo una piedra fundamental del feminismo, se ha avanzado hacia la solidaridad entre nosotras, la dignidad, la lucha contra el “techo de cristal” que sigue tapando el sol a las mujeres, lucha contra la cooptación y otras joyitas heredadas del machismo puro.

En este momento, es cuando una mujer objeto, esclava de la moda, se viste de feminista bajo conceptos arcaicos para EEUU (país que la proyecta) y da por “normal” las actitudes ya explicadas. Aunque sería mas preciso utilizar la palabra “natural” porque con esta regresamos incluso a las explicaciones de la época del romanticismo utilizada para perpetuar la desigualdad una vez abolido el poder absoluto de la iglesia. Les suena de algo escuchar que ciertos comportamientos son de “naturaleza” femenina, pues son explicaciones que tienen siglos en vigor.

Pero retomemos el tema, decía que esta mujer pretende mostrar situaciones “naturales” al cantar y mostrar que los hombres hacen bien en maltratar psicológicamente, ignorar y relegar al plan de “objeto” a las mujeres, puesto que si nosotras tuviéramos la oportunidad, haríamos exactamente lo mismo.

Y para que hablar sobre el siguiente tema del mismo álbum llamado “Single Ladies (Put A Ring On It)” mejor repito sin temor a sonar cansina, yo no quiero que Beyonce me represente.


El regreso...

Tras cinco años de compañía, mi portátil ha decidido tomarse vacaciones permanentes y dejarme sola e incomunicada. Así que el silencio se ha debido a cuestiones meramente técnicas. Mientras soluciono este problema y busco la manera de renunciar a la pobreza franciscana para acceder a una nueva, enviaré señales intermitentes, como luciérnagas, para que las mujeres que viven en mi, no se vuelvan -además de invisibles-… mudas.

domingo, 25 de octubre de 2009

Si lo sientes, es demasiado tarde

viernes, 16 de octubre de 2009

The fun theory

El día de hoy se puesto en marcha una campaña decidida a demostrar que las ideas simples y divertidas pueden cambiar el comportamiento de las personas y mejorarlo.

Se ha lanzado un concurso abierto a todos, que busca ideas divertidas que mejoren el comportamiento, sea en relación al medio ambiente, salud o cualquier tema, siéntanse libres de visitar la pagina y enviar todas las ideas que puedan crear.

http://www.thefuntheory.com/





martes, 13 de octubre de 2009

Premio nobel de economía 2009

Tengo razones para estar contenta, hay días en que la historia se escribe con aires de cambio, La Real Academia Sueca de Ciencias ha otorgado el Premio Nobel de Economía 2009 por primera vez a una mujer, la estadounidense Elinor Ostrom de forma compartida con su compatriota Oliver E. Williamson.

Aquí la nota completa.

No la redacto yo, estoy festejando

:)

Tiramisú de limón

miércoles, 7 de octubre de 2009

Somos seres contradictorios, esta “cualidad” viene expresada en los cimientos mismos de las relaciones sociales, no existe una sola palabra que por definición no tenga su contraria, y paradójicamente, nos ayuda a entender. Lleno, es el contrario de vacío.

En el momento en que construimos un sistema capaz de mejorar la vida de muchos seres humanos, una mano invisible nos empuja a utilizarlo en beneficio de unos cuantos, destruyendo las esperanzas; construimos el Partenón para poder bombardearlo siglos mas tarde.

Así, mientras una parte lucha por la libertad eterna, la otra insiste en ser el esclavo de alguien o de algo que nos detalle lo que debemos hacer renunciando a la responsabilidad de tomar decisiones… Somos un error de cálculo, o un maravilloso y complejo mecanismo que nos empuja en direcciones contrarias al mismo tiempo.

Necesitamos de la revolución continua pero no constante, porque tanto pelear con nosotros mismos nos agota, nos complica la existencia, tener que enfrentarnos al espejo y decir en voz alta que nuestros deseos han cambiado de la noche a la mañana.

Antes de la tendencia al libre albedrío, una de las mayores virtudes de un ser humano era la consecuencia, luchaban entonces por mantener sus ideales dentro de la misma línea, o por lo menos, luchaban por no ser descubiertos soñando con el socialismo bajo la bandera a rayas.

Pero hoy que somos víctimas de nuestros propios deseos vamos como veletas sin rumbo, desorientados, pidiendo a gritos que alguien nos rescate de nuestros propios sueños. Pobres criaturas que aman los contrarios, seres de colores sometidos bajo tonalidades grises que tal como dictan una cosa, exigen se cumpla el contrario.

Vivimos dando tumbos en la eterna búsqueda del equilibrio, del que también nos aburrimos y solemos descolocar tan solo para sentirnos vivos…

Somos nuestro peor verdugo, que mata mientras alimenta, que enseña a base de contrarios, que limita tan solo para comprender la grandeza…

sábado, 3 de octubre de 2009

Hola everyone

Digan lo que digan, que no se podía repetir continente, que la carrera estaba perdida antes de empezar… yo quería que gane Madrid.

Se que el aunque el asunto no se resume en el spot publicitario, que cada cual puede tener un favorito y aunque me repitan que el spot de Brasil tiene mas vida, es cierto, supo vender su mejor cara -el de la felicidad- aún con todos estos argumentos tengo que ser sincera y decir que a mi me gustó mas el de Madrid porque me imagine a mi misma contándole a los hijos de mis sobrinos “Yo estuve ahí”





miércoles, 30 de septiembre de 2009

I gotta feeling

Para darle un poco de ritmo a la mitad de semana!!



video

jueves, 24 de septiembre de 2009

Humor negro

Ocurre, que me encuentro en esa difícil situación de buscar una relación, tras años de soledad selectiva necesito encontrar alguien con quien formar equipo, una dupla, como diría con mis amigos.

Pero como ha pasado mucho tiempo desde que me declare fuera de mercado por fallos técnicos, he olvidado cual es el proceso de ligue necesario para conseguir una relación, especialmente aquella que satisfaga todas mis exigencias. Y no es que yo sea una chica inflexible -que flexible soy- pero cada quien tiene un prospecto ideal como base negociable del cual existen ciertos puntos “irreductibles”.

Y precisamente buscando las alternativas de ligue, me doy de narices contra todos los estereotipos de género que alimentan mis inseguridades y sumadas a mi escasa capacidad de coquetear me dejan en mal lugar. Empezando por ese que dice que a los hombres les gustan las mujeres “generosas de busto” para no utilizar la palabra tetonas. Yo soy la chica que cumple a cabalidad aquella broma “una mujer sin pechos, mas que mujer es un buen amigo” haciendo una analogía con mi talla de sujetador resultaría que no existe en el mundo mejor amiga que yo.

Me pueden decir que no es cierto y que existen quienes se fijan en otras cosas como… la inteligencia, los buenos sentimientos y demás chorradas… como también les puedo decir que a las mujeres no nos importa el tamaño. Así que acepto como premisa que el amor primera vista no me encontrará. Sin embargo esto no me deprime, me incomoda, me saca de mis casillas, pero lo que se dice deprimirme, no. Ya que existen métodos alternativos, un poco caros pero asequibles, mediante los cuales podría pasar de ser la mejor amiga a Pamela Anderson durante el rodaje de “Vigilantes de la bahía” y aunque acepto que a veces lo he pensado, no llegaría a ser realidad porque les he cogido cierto cariño a mis pies y me daría muchísima tristeza dejar de verlos durante mi ducha diaria.

Entonces prefiero recordar que leí un artículo, escrito para gente como yo, que decía que existen dos tipos de hombres, los que se fijan en el busto y los que prefieren las caderas, dicho de manera coloquial, los de tetas y los de culos… a mi de lo segundo no me falta, lo que no tengo es técnica para sacarle partido, ¿Cómo se seduce con la retaguardia? puede ser que te levantes una o dos veces con la excusa de ir al lavabo, dejando brillar tus atributos, pero a la tercera soy capaz de contar chistes sobre incontinencia.

Me queda apelar al viejo estereotipo que dice que si una chica se ríe de todos tus chistes, esta coladita por ti. Mal asunto, yo que me río por todo y por nada gracias a una capacidad que tengo de aumentar mentalmente un gesto o recordar un chiste similar pero mas gracioso, termino dando la impresión de que coqueteo hasta con el viento que pasa.

Básicamente sólo puedo hacer uso de la palabra y sus respectivos estereotipos, así que he llegado a la conclusión de que si durante la próxima conversación animada que tenga en un bar no tengo oportunidad de dejar caer disimuladamente que no llevo ropa interior, diré con toda la seguridad del mundo que doy clases yoga, total, por mentirijillas de este tipo, no creo que el universo conspire para devolverme tres veces el mal causado.

martes, 22 de septiembre de 2009

Mentia, lo nuevo de Miranda

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Fantasías eróticas femeninas

Parece que este es el mes de las reediciones, dejo a continuación un cuento que tiene mas de un año y sin embargo (debido a su título, asumo) es una de las entradas que mas visitas ha conseguido.


A la pregunta sobre las fantasías eróticas las mujeres solemos guardar silencio o como máximo dibujamos una sonrisa cómplice, muchas veces por pudor, pero también por el hecho de que no se pueden resumir como en el caso de las de los hombres: Pamela Anderson o Angelina Jolie.

Las fantasías femeninas tienen un proceso de preparación largo pero gratificante para las soñadoras. Inicia el momento en que esbozamos dos o tres rasgos de nuestro futuro compañero de orgasmos. Le damos las características generales que debe tener el hombre que nos lleve al cielo, por ejemplo, debe ser inteligente, de buen corazón y con sentido del humor. El siguiente paso es determinar su profesión o área laboral, aquí se nos puede tildar de materialistas, pero el razonamiento es muy simple, no se pueden tener las mismas fantasías con el médico de turno que sabe donde se encuentran cada una de las partes que con el fontanero de emergencia cuya participación estaría mas relacionada a la fuerza bruta que a otro tipo de cuestiones.

La búsqueda de la fantasía erótica femenina ha empezado con algo simple, una idea básica del hombre que buscamos. Hasta aquí, han pasado dos o tres días, porque puede que la lista de sentimientos nobles sea más corta pero especializada o mas larga y pormenorizada de acuerdo a la soñante.

A continuación se crean los detalles, dos o tres anécdotas familiares, la relación con su madre, el tipo de amistades que cultiva, sus actividades de tiempo libre, su participación en médicos sin fronteras o los fines de semana que pasa como voluntario en el área de niños quemados… Una etapa trampa que puede durar entre 2 semanas y un mes para algunas, mientras que otras mujeres se quedaran soñando con las largas cartas que recibirán desde el extranjero y olvidaran por completo que se trataba de una fantasía erótica. Importante recalcar que estas mujeres no son menos felices que las que si llegan a desarrollar por completo sus fantasías.

Quedan algunos detalles, como el lugar y la forma del encuentro: En la sala de espera del teatro principal, donde ataviada de tus mejores galas esperas a la cita que no llega y él “galante y elegante” te entrega una rosa y ofrece su compañía para que disfrutes del Carmen y llores a mares en su refinado hombro. Debo aclarar que no pretendo encasillar a las fantasías femeninas en el teatro o los hombres de tarje y corbata, tan solo pretendo ejemplificar el nivel de detalle que se necesita para alcanzar el cielo.

Algunas mujeres preferirán antes de definir el lugar del encuentro, otorgarle una cara y cuerpo al personaje masculino, para que no exista la posibilidad de confundirlo en medio del espectáculo. Entre estas caras, se pueden nombrar a los mas famosos, que es el recurso simple, “el modelo de Hugo Boss” pulcrito, afeitado, con pinta de metro sexual. Pero también participan hombres más reales, como el vecino de enfrente, el catedrático de psicología y un largo y variado etc.


A partir de aquí, la fantasía fluye sobre ruedas, las situaciones no resultan forzadas y se encuentran al nivel de las expectativas, el proceso en sí ha sido gratificante. Además nos besa como nos gusta, descubre nuevos horizontes de placer con sus caricias y sus movimientos nos hacen sentir que nos conoce mejor que nosotras mismas. Los sentimientos son profundos y eternos… aunque él tenga que partir a la mañana siguiente pues la guerrilla de algún país extranjero solicita su participación en la lucha contra el sistema capitalista.

martes, 8 de septiembre de 2009

Sones de guerra

Cuando escucho la música ambiental típica de los elevadores me pregunto si existen músicos que desde su tierna infancia soñaban con componer la sinfonía del 5º piso, o si fue la necesidad la que les obligó a juntar un par de notas dado que todos tenemos cuentas que pagar y bocas que alimentar. Entre los extremos coexisten en mis pensamientos aquellos que empezaron escribiendo una canción de amor, una gran declaración y en mitad de la faena tuvieron que aceptar que no alcanzaría para tanto. Esas notas por mucho que se eleven no llegarían a tocar un solo corazón.

La vida suele ser así, no se especializa en finales felices y como -a diferencia de las películas- tiene más de dos horas para desarrollar un argumento, suele ser más complicada. Debemos aprender a medir nuestro ímpetu, rectificar ideas, diseñar planes de contingencia; porque no todos nuestros sueños serán alcanzados; quizás las notas que resuenan en el elevador no fueron escritas para ese triste destino.

Por mucho que intento no lo consigo, no puedo permanecer indiferente, domar ese descontrol que no siempre es productivo y muchas veces me obliga a descarrilar como un tren sin frenos. Mi vida es una decisión constante sobre dar o no el salto al vacío.

Y en el amor no soy diferente. Desde las primeras notas que mueven mi espíritu me preparo para la gran sinfonía. Nada menos -nunca menos- y por eso me he estrellado más de una vez, pocos enamoramientos llegan a ser grandes amores, pero sigo repitiendo el estribillo, como fuese la única canción aprendida.

A pesar de los años que han pasado recuerdo aún como latía mi corazón despertando a todas y cada una de las mujeres que viven en mi, recuerdo sus luchas, sus desacuerdos, sus incoherentes estrategias de ataque, siempre de ataque, nunca supe resistir la tentación y dejarme seducir.

¡Estrategias absurdas! puesto que si, bajo el sistema democrático la mayoría optaba por que nuestra representante fuese la dama en apuros; las guerrilleras que “luchaban por mi bienestar” organizadas en grupos clandestinos escribían largas declaraciones; las kamikazes tiraban piedritas a las ventanas y mis labios (los eternos infiltrados) robaban besos. La dama en apuros lanzaba un pañuelo al aire y en un acto melodramático desaparecía.

En mitad del alboroto, las encantadoras de serpientes encandilaban hablando… llegaba el caos… las mujeres que me representan tienen la memoria muy alborotada y en mitad de la seducción olvidaban los objetivos e iniciaban discusiones internas sobre, qué significa en realidad ser mujer, que si la economía, que si la sociedad, que si las estrellas fugaces escapaban de alguien… Momento en que cenicienta miraba el reloj e iniciaba la retirada, siendo sustituida en el último instante por Tania (la guerrillera) que se despedía airada levantando el puño en señal de lucha.

Más de una vez, la princesita que vive en mi, reunió un importante número de firmas que apoyaban la petición de darle la oportunidad de poner en práctica la cara de asombro que tenía ensayada para el momento en que la rescatasen. Retumbaban las risas como en una taberna de marineros, Mata Haris, Geishas, Monjas de claustro, Hermanastras, respondían al unísono que resultaba más gratificante regresar de una cacería con un corazón latiendo entre las manos.

Y hoy que las mujeres que soy escuchan sones de guerra, que el latir de un corazón lejano se asemeja a una danza guerrera… Entre suspiros y discursos motivacionales, escucho promesas absurdas, intentos de autosabotaje y no faltan las que sin decir palabra mantienen la mirada puesta en el infinito o aquella que no se entera y propone ir de compras.

Confundidos y en movimiento, los planes encajan, se contradicen, se descartan. Envueltas entre notas de la futura sinfonía, la esperanza fluye aún cuando todas saben que puede tratarse -una vez más- de un tema musical “sin título” destinado a ser emitido en el altavoz ronco del elevador del fracaso.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Regala memoria

sábado, 22 de agosto de 2009

La guerra de los pronombres

Desempolvando el blog, les dejo un cuento de tiempo atrás...

Por lo general los pronombres son seres que se invocan entre si en contadas ocasiones; en especial por la sospecha de que de tanto invocar a unos y otros la primera persona del singular les roba todo el protagonismo en un momento u otro.


El problema surge cuando la intriga camina de la mano de Aquellos, que busca alianzas con el Yo para encontrar un Tú y formar un poderoso Nosotros.


Entonces se recurre al chisme, a la desinformación, se alimenta la confusión sacando de contexto los detalles, se acusa sin levantar el dedo, como quien tira la piedra y esconde la mano, una lucha silenciosa que Nadie sabe que se lleva a cabo.


Se ataca al menos informado de los pronombres, la tercera persona del plural, quienes viven alejados de todos sin saber muy bien cómo y cuándo hacer migas con el resto del grupo. Son los solitarios que sueñan poder un día pasar la frontera de manera legal y convertirse en Cualquiera menos Ellos.


Aquella estratega consigue el éxito cuando logra romper la mínima relación existente entre Yo y Ellos… se acusa a voz en cuello a estos últimos y se convence de la culpabilidad a cada uno de los primeros.


Entonces se justifica que Yo tome una letra escarlata y la cuelgue sobre el cuello de cada uno de Ellos, mientras Tú camina por delante tocando un tamborcito anunciando su llegada y Nosotros escupe y apedrea sobre sus ropas desgarradas. Por que al quitarle la humanidad del Yo a Ellos, al relegarlos al anonimato es más fácil odiarlos y Todos sabemos que el odio puede llevarnos a extremos innecesarios.


Y Ellos… pobrecitos, tiran piedras sin comprender que ahora se han convertido en los Otros…

miércoles, 19 de agosto de 2009

Pocas palabras

A veces tengo la impresión de que estoy sentada en la vereda esperando que pase la vida, que reconozca mi semblante y me tome entre sus brazos… con total seguridad, sin dar tumbos.

Pero no sucede nada y sigo remendando el tiempo, cortando pedacitos de sueños para crear un colage de lo que pudo ser, preguntándome si en realidad tengo una idea, por muy pequeña que sea de hacia donde estoy yendo.

viernes, 14 de agosto de 2009

Llovizna

Vacaciones express... me voy por dos días, mis vacaciones tendrán un cierto tono militar:
Disfrutar; AHORA!!
Descansar, YA!



jueves, 13 de agosto de 2009

El último de los "teenager"

Naciste lejos de casa, no pude ver el color gris de tus ojos que con el tiempo se hicieron verde manzana, tan profundos, tan conmovedores. Naciste y al mes te presentaste como la digna reina del hogar, las amigas de mi madre le preguntaban si me había puesto celosa, yo no lo entendía, ¿Cómo podía estar celosa si me habías dado el cargo más importante que había recibido hasta entonces? Una tía no se pone celosa de su sobrina, se hincha de orgullo aunque tenga doce años.

Me quede estancada en tu fiesta de quince años, alguien debería volver al local donde la festejamos para recoger a mi alma que se quedo temblando, pensando como pasa el tiempo, no lo he terminado de digerir… luego terminaste el colegio y para mi fue el limite y por eso te pedí que cambiáramos el estatus de tía a prima, no quiero ser la tía que ves cada fin de año y sabes cada vez menos de su vida, quiero ser una prima con la que te escribes mails contando chismes y mensajes graciosos en el Facebook, no me da miedo crecer, me da miedo alejarme, convertirme en una mujer que no sabe como es su sobrina, quiero ser parte de tu vida así tenga que ser a través de un cordón sutil e invisible.

Aunque soy una insensata que no siempre ha tomado el camino adecuado, mas adelantada en la vereda de la vida quiero compartir con vos lo que he aprendido,

Cuando te sientas confundida y no tengas claro lo que quieres, empieza por lo que no quieres, hasta que tengas fuerzas suficientes para esclarecer aquello que tu corazón necesita y si no es suficiente, piensa que le aconsejarías a tu mejor amiga, a veces la mejor manera de solucionar un problema es quitarle el lado personal y pensar fríamente las cosas.

Da tu mejor esfuerzo en cada cosa que hagas, somos muchos en el mundo para ponerte la meta de ser la mejor en lo que hagas, puede ser frustrante, no te compares con nadie que hay de todo bajo el sol, pero ten la seguridad de haber dado hasta el último átomo de energía en lo que haces, duerme con esa seguridad y al día siguiente intenta llegar un poco más lejos.

Es cierto que se van acabando los días en que te dicen lo que debes hacer, así que prepárate para tomar tus propias decisiones con la conciencia de que todo tiene un resultado o dicho de otra manera una consecuencia. Se feliz con tus decisiones y no vivas mirando al pasado, ese tiempo ya pasó y no hay como recuperarlo pero el presente se puede modificar y mejorar todo el tiempo.

Elige las batallas perdidas, existen personas, situaciones que por mucho esfuerzo que coloques no cambiaran, se consciente de esto y no te desperdicies en ellas, la vida esta llena de pequeñas batallas y las que no puedes ganar no valen la pena ser empezadas, pero se sabia eligiendo cual es cual.

Hasta ahora no he dicho nada que no sepas, no te he dado el manual de vida con los pasos a seguir, porque cada quien tiene su propio destino y lo único que puedo hacer es darte una luz de faro, unas palabras de aliento, ser silla en el camino, quisiera llevarte de la mano y mostrarte el mundo, subir a la montaña mas alta y regalártelo, para que lo uses cuando quieras, para que nada te detenga, pero todo eso tendrá su tiempo, mientras tanto te digo que nunca olvides la fortaleza familiar, ese hombro firme y constante que siempre estará a tu lado, tienes estrella flaca querida, has nacido para ser grande, no alta, grande…. mi ojos de manzana, mi generala, mi imillita…

¡Feliz 19 cumpleaños!

Tu tía que te adora… digo, tu prima


miércoles, 12 de agosto de 2009

Aclaraciones

Es la primera vez que este blog es anfitrión de lucha de pensamientos, por lo general es un lugar donde se dejan comentarios graciosos, se desean buenas semanas o se pregunta que le paso a la princesa... me ha parecido interesante encontrarme en el medio del ciclón, pero solo por esta vez, o en ocasiones contadas, en general prefiero la calma y los aportes que no obligan a cambiar de opinión ni insultan, mas bien enriquecen puntos de vista. Pero he creído importante aclarar mi indignación, desde mi perspectiva, que es la única que puedo brindar sin incumplir los derechos de autor.

Las razones que me llevan a sentirme indignada son varias, y se parecen al ojo de una mosca con los miles y miles de lentes que posee, cada cual con su perspectiva, sin embargo lo que principalmente me ofende de la nueva ley es que agrede la libertad de quienes aun no han nacido, pues mi meta principal en esta vida es esa, encontrar la libertad y puede que sea un absurdo, pero creo que es algo que los seres humanos buscamos tarde o temprano.



La libertad, un concepto bastante abstracto y complicado, supongo que no la encontraré o tal vez la descubra en mi lecho de muerte y con una sonrisa taciturna comprenda que mi libertad era ese algo que no había tomado en cuenta, quien lo sabe en realidad. Pero lejos aun (sin darlo por echo) del lecho de muerte me pongo a pensar que para obtener la libertad o por lo menos estar en le camino adecuado para encontrarla primero se debe contar con la igualdad.

Ahora la igualdad es otro concepto ambiguo y casi absurdo en el mundo que nos toca vivir, así que haciendo la vista gorda ante problemas aun no resueltos por la humanidad, supongamos que la igualdad es la oportunidad de acceder a todo aquello que se te ocurra puedas necesitar. Entonces, en un mundo que ha dividido a los ciudadanos por su origen, la libertad no existe.

Siendo originaria de un país del tercer mundo yo no tengo la libertad de mudarme a Katmandú si me diera la gana, antes tendría que presentar requisitos y fondos económicos, además de motivos mayores a “me da la gana” y por su puesto razones de fuerza mayor que aseguren mi regreso sin dejar dudas de que no intentare quedarme en el nuevo destino. Por lo tanto no soy igual, no puedo despertar una mañana y pensar en la China como destino laboral (suponiendo que hablase mandarin) y soñar siquiera que lo conseguiría con mi cuenta bancaria y mis precarias posesiones.

Entonces, para darle forma a lo que intento decir, si lo que busco es la libertad, el requisito previo es ser igual (teóricamente hablando) y una manera que encuentro para ser igual es siendo parte de un país del primer mundo, estos ciudadanos con todas las complicaciones a las que tienen que hacer frente están mas cerca de la igualdad que el resto, tan simple como eso. Optar por un pasaporte-llave que me permita trasladarme de un destino a otro sin mayores explicaciones.

Culturalmente y sobre todo sentimentalmente, nunca renunciaría a mi patria, ese pedazo de tierra que me ha dado todo lo que soy, todo lo que realmente valoro. Bajo esta perspectiva, jamás y lo digo en mayúsculas JAMAS dejare de ser boliviana, sin embargo legalmente, renunciaría a mi nacionalidad para dar el primer paso hacia la libertad. Siendo ciudadana de primer mundo.

Es posible y casi una realidad que el día que lo consiga regrese a mi país y nunca mas salga de casa, pero tendré la opción de hacerlo, seré libre de hacerlo. Y como cualquier ser humano pensaría en dotar a mi -posible y no tan segura descendencia- de la misma oportunidad.

Y desde este punto de vista me parece absurdo quitarle la oportunidad a quien la tiene, pues no todos los niños nacidos en el primer mundo pueden optar por la nacionalidad del país receptor, ejemplo del que dispongo con conocimiento de causa es Suiza. También es cierto que las leyes no se han escrito para beneficiar a las mayorías (en mi país por lo menos) pero los mas perjudicados con esta ley serán los de menores recursos que viven fuera del país, precisamente esos a los que se supone representa el actual gobierno.

El resto de mis pensamientos se quedan en el tintero, pues nacieron venenosos como una serpiente de cascabel…

sss sss sss


lunes, 10 de agosto de 2009

Rompecabezas del absurdo

Desde los inicios como patria, Bolivia se ha caracterizado por ser un conjunto de ciudadanos migrantes, los ciclos y los destinos varían, pero básicamente casi todos tenemos un familiar o amigo que vive fuera del país.

Los destinos “naturales” por cercanía han sido Argentina, Brasil y Chile, que dependen sobre todo de la estabilidad económica que puedan ofrecer. Estados Unidos con su sueño americano ha sido el destino para los más atrevidos y luego del corralito de la Argentina, decidimos saltar de la mano de nuestros vecinos en busca de mejores sueños hasta Europa.

A pesar de que la mayoría somos gente que regresa al país, en EEUU se habla de una segunda generación en edad laboral establecida legalmente. Pero básicamente nos vamos en busca de oportunidades y tarde o temprano regresamos al hogar.

Estas migraciones han sido en su mayoría masculinas y el país siguió adelante, el mundo siguió girando, nada cambio: los bolitas nos llenamos de palabras extranjeras y aprendimos del mundo escuchando las anécdotas de los viajeros. A nadie parecía importarle, bastaba con que envíen puntualmente las remesas -que poco a poco se fueron convirtiendo en parte importante del PIB-. Se emitieron eventualmente reportajes que nos escandalizaban sobre las camas calientes o sobre temas de migración en el horario educativo de las 12 de la noche.

¿Qué ha cambiado?

A mi modo de ver y en las palabras menos groseras que el mal humor momentáneo me permite, lo que ha cambiado hoy por hoy es que las bolsas de parir bolivianitos se han ido. (la migración se ha vuelto mayoritariamente femenina) Y el hombre no ha podido con su función de pilar familiar, no quiero entrar en este tema pues no lo he estudiado, a simple vista las familias se están desintegrando, los abuelos están muy cansados para hacerse cargo de adolescentes que no terminan de estudiar pero exigen el celular de moda, solventado por la culpa materna que se parte el lomo para que sus hijos sean inútiles bien vestidos.

No es la primera vez que la gente migra. Es irónico que bajo el primer gobierno del pueblo se haya incrementado el número de migrantes dejando poco pueblo para gobernar.

No se trata de una novedad, sin embargo el contraataque ha sido brutal. Se ha dictado una ley para los no natos (en un país donde -una ironía más- no se acepta el aborto para “defender” los derechos de los sin nacer) Esta ley dicta que los niños nacidos de padres bolivianos, estén donde estén, son bolivianos.

Y todo puede regresar a la falsa calma, los niños engrosaran la lista del Censo nacional, el gobierno agradecerá la remesa puntual e iniciaremos una nueva tradición de heredar en el extranjero la incapacidad de moverte en el mundo.

Porque no se trata de criticar, abandonar o negar la bolivianidad que corre por nuestras venas. Se trata de que quienes hemos salido sabemos lo duro que es el exilio y me imagino será peor siendo un indocumentado. Así que darle un pasaporte a un bebe es para nosotros darle la llave del mundo para que en su mayoría de edad se vaya a la mismísima mierda si así lo quiere y una vez ahí, no le observen la falta de visa y no sea deportado con un expediente bajo el brazo y “tres fotos de frente por favor”.

Tal parece que la idiosincrasia boliviana se resume en la frase de una canción de hace más de una década atrás…

Si esta vivo hay que ahogarlo
Si está arriba hay que hundirlo
Si esta a un lado a empujarlo
¿Si no esta?...”

RH O+ de Octavia


miércoles, 5 de agosto de 2009

Puro cuento...

Esta es la historia de una princesa que nació para ser reina, como otras, tuvo una infancia difícil que incluía un embrujo y la consecuente adopción por una pareja de aldeanos que la educaron -con mucho amor- bajo las duras normas de la vida del campo. Llegada la edad debutante regresó al reino al que pertenecía para prolongar la costumbre familiar de casarse con un príncipe azul.

Ella que había aprendido como la mejor a sobrevivir las tempestades del campo, falló la primera prueba en la que no debía quedarse dormida sobre el colchón que escondía debajo un guisante. Así que tuvo que recurrir a la prueba de ADN para demostrar su procedencia… dando lugar a un cotilleo general en el palacio. “Empezamos con mal pie” se repetía, sin embargo, mantenía la esperanza de la segunda oportunidad.

En bailes y reuniones sociales era un esperpento que no conseguía mantener el ritmo ni las conversaciones coloquiales. Los paseos por la pradera en busca de un coro general de animales pintorescos tampoco eran su fuerte y pensaba, si existiera la manera de conocerlo en un lugar agradable, sin presiones… Porque la tradición familiar le había instalado una voz interior que murmuraba repitiendo una y otra vez “It´s time to get married” en ingles, es cierto, es que es bien sabido que las princesas de sangre real son políglotas, o por lo menos lo son sus conciencias, a veces también recibía palabras como “capuchino” o “saudade” pero estaba segura de que se trataba de interferencias provenientes de la conciencia de alguna princesa extranjera.


sábado, 1 de agosto de 2009

Conejos suicidas

A veces mi humor es bastante negro...
...Y lo peor de todo es que lo disfruto.

miércoles, 22 de julio de 2009

Where you lead

sábado, 11 de julio de 2009

Apologia de una Bruja potencialmente anarquista

No lo decidió de la noche a la mañana, sopesó alternativas una por una, elaboró extensas listas de pros y contras y luego de la respectiva valoración no encontró razón alguna que le obligara a mirar atrás. Maletas en mano se permitió el último acto sentimental y emitió un suspiro nostálgico mientras decía adiós con la mano a su querido “Había una vez” rumbo al añorado “Lugar lejano”.

Con aplicación estudiantil leyó todas las guías de la “Witch on the road” memorizó programas del “Magical Geographic” en los que se detallaba su destino. Pero nada la preparó para lo que le tocó vivir: Interrogatorio en aduanas exigiendo el permiso –“actualizado y sellado en la embajada por triplicado, por favor”- de la Portación de varitas mágicas, registro internacional de Tenencia de polvos mágicos y vacunas especiales que le autorizaran el ingreso de “Ingredientes vivos”.

El siguiente paso: Buscar trabajo. Gracias a la acumulación de conocimiento familiar, era experta en la preparación de pócimas, no existía en el mundo una receta que no pudiera seguir, sin embargo, ella soñaba con escribir alguna; crear la pócima perfecta con resultados asombrosos. Pero “Había una vez” era tajante en cuanto a sus leyes,

- Los príncipes Debían ser azules.
- Las brujas Seguían las recetas. Y
- Los libros las Escribían y dictaban.

Por de más esta explicar que no era un trabajo remunerado, preparar pócimas era la obligación de una bruja bien comportada.

Cuando intentaba explicar los motivos por los que dejó atrás su terruño elegía la explicación simple: TRABAJO. Pero esta palabra tenía el don de convertirse en ovillo que se desenredaba para guiarla hacia lo más profundo de sus sentimientos.

“Había una vez” le pagaba en orgullo –falsa moneda- a cambio de su trabajo de preparadora de pócimas su familia recibía una razón que le permitía alimentar el orgullo familiar, pero nada que se pudiera intercambiar en el mercado bursátil. Y es bien sabido que no se puede vivir del orgullo, pues la única manera de prepararlo es al horno y a la larga es dañina para el hígado.

Entonces pensaba en RETRIBUCIÓN JUSTA y aún así era una respuesta incompleta. En un “Lugar lejano” le otorgaban una retribución conveniente por su jornada laboral lejos del fogón. Ésta le permitía vivir dignamente y ahorrar una que otra moneda para sus vacaciones en Oz. Con todo eso, la verdadera palabra que resumía sus razones era OPORTUNIDAD, carente de sentido si no se daban mayores explicaciones.

Ella quería la oportunidad de trabajar donde se sintiera útil (creando pócimas), recibir retribución justa y ser reconocida por su trabajo como un individuo, lejos de su género, origen o condición. Quería ser parte del mundo como una pieza de un puzzle y no como carne de cañón como le había tocado ser por herencia.

Tal como siguen las historias que ocurren en estos lugares, pasaron más de mil años y la Bruja apátrida no perdía la esperanza. Cada tanto llegaba a sus manos la noticia de que más brujas participaban en el proceso de creación de pócimas: Como talladoras del atril donde se acurrucaba un libro; Como hábiles tejedoras de sus hojas mágicas; Incluso alguna, la más preparada, llegó a diseñar los dibujos de la portada. Aunque la llenaba de orgullo sabía que no era suficiente y que casi se convertía en farsa, en realidad ninguna bruja tenía la tinta del poder en sus manos.

Y el estancamiento le preocupaba, sobre todo al escuchar a jóvenes hechiceras –hijas de brujas pioneras en el trabajo lejos del fogón- decir que al crecer volverían a sus raíces, como las abuelas suyas a repetir conjuros y memorizar ideas. Porque no tenía sentido la doble jornada, porque se estaban perdiendo los valores familiares, porque si insistían en trabajar fuera de casa el sistema económico colapsaría, porque la sola idea las dejaba agotadas, porque no palpaban un avance real de su condición de brujas… porque no les daba la gana.

Tenía entonces ganas de explotar, de organizar mítines y repartir panfletos o escribir el maravilloso conjuro que solucionaría el conflicto… pero la impotencia le ganaba la partida, en las tardes de sol añoraba el hogar y sentía deseos de regresar, preguntar a la Malvada Bruja del Oeste por el diseñador de sus zapatitos de rubí, repetir que no hay nada como el hogar y regresar a donde las cosas no cambian para seguir contando historias intemporales que empiezan con tres palabras mágicas:

“Había una vez”…

martes, 30 de junio de 2009

Comunicado

La primera batalla la perdimos el día en que el pasado simple nos abandono por completo, una baja importante, pero tuvimos que seguir adelante sin rendirle homenajes ni levantar monumentos, dejamos atrás al pasado simple y aceptamos como aliados las reservas del pasado perfecto y pasados afines.

En los discursos que incitaban a la resistencia hablábamos de la necesidad de sobrevivir, de preservar para el futuro una prueba de nuestra existencia. Exaltábamos a realizar traducciones simultáneas para conseguir que el resto nos entienda y de ese modo, las frases se hicieron más largas y complicadas, pero lo conseguimos y durante tres años, siete meses y veintiocho días continuábamos llamando chompa a los jerseys, buzo al chándal y malla al bañador…. entre algunos ejemplos.

Pero desde hace unos días hemos tocado fondo, el constante “bueno” ha sido desterrado y “vale” ha ocupado su lugar, escribimos estas palabras desde la resistencia, nunca nos daremos por vencidas y aunque esto significa otra gran baja no se trata de la derrota definitiva, aun nos quedan los diminutivos y la conjugación errónea deliberada para armar juegos de palabras . Nos mantendremos en contacto cuando hayamos reunido a todos los refuerzos… ¡Hasta la victoria!

Firman: Las palabras bolivianas

lunes, 22 de junio de 2009

Ya llega San Juan!!

jueves, 18 de junio de 2009

No hay laburo

Los Ladrones Suelt...

Tengo muy poco tiempo libre!!!!!

viernes, 12 de junio de 2009

Los hijos de nadie

Dos semanas a máxima velocidad, sin embargo han pasado dos días de los que no he podido recuperarme. Ya había hablado entre post y comentarios sobre la importancia de la educación sexual, ahora debo plantearme un obstáculo que no había tomado en cuenta, que sucede cuando los niños son hijos de nadie y no le importan a nadie… ¿Quién los educa?

Pasé clases con púberes de 13 años, dos grupos mixtos mayoritariamente masculinos, de 5 a 7 chiquillas por grupo y 20 chiquillos. Sobra decir que me pasaron por el forro y les importó muy poco las actividades que había preparado para ellos, primera desilusión, todos los juegos planificados un fracaso total, perdí el tiempo dando las instrucciones y juntando o sacando a los niños del agua. Estaba preparada para eso, pero no para el comportamiento del tiempo libre.

Con mis alumnos regulares utilizo los últimos 3 minutos o un máximo de 5 en el tiempo libre, pero esta vez me dijeron que les de 20 minutos, me pareció raro pero lo acepté. Cuando fracasé jugando entendí el por que del tiempo.

Básicamente tenía el trabajo de socorrista mientras ellos jugaban, entonces empecé a notar que se formaban parejas, se frotaban entre si y hasta se besaban, entre todos, quiero decir que las niñas repetían pues eran menor número.

Acepto que han pasado más de 15 años desde que tuve 13 años, que los tiempos han cambiado, que mi educación es bastante cerrada y lo que considero escándalo público en España no llega a ofender a nadie, y muchas otras cosas que puedo enumerar bajo el título de “mea culpa” pero creo que todo tiene un límite. Fui a preguntar al socorrista de la piscina hasta donde era admisible y en sus palabras, no había mucho que hacer.

Hubo de todo en ese mar de hormonas, el sentimiento de impotencia casi me ahoga, como no existía una manera de detener lo que sucedía puesto que no les interesaba ni siquiera a sus profesores (que estaban a cargo de la actividad) tuve que hacer la vista gorda e ignorar que casi fornicaron a la vista de todos y en pleno espacio público.

Niños que saltan de la libertad al libertinaje sin una luz que alumbre su camino, que en su lucha en contra de todo lo que no sea juventud se están cargando su futuro, sin entender que están destrozando el autoestima que tan delicadamente intenta surgir y que al minuto de hacer algo se arrepentirán, que no escuchar a sus padres y profesores es una lucha en contra de si mismos.

Me invadió una tristeza al saber que eran niños que no le importaban a nadie, que no existía una sola persona que se tome el tiempo y la molestia de hablarles sobre el amor propio y la necesidad de aprender a cuidarse solos. Que sus profesores han levantado las manos y que literalmente están solos contra el mundo, verlos ahí, dando rienda a las sensaciones no pude evitar sentir pena por ellos.

Dentro de mis valores una cosa es la libertad sexual (que defiendo) entre adultos y otra cosa muy diferente es el libertinaje sin un mínimo de instrucción.

Imagino que sus padres trabajan todo el día por lo que no se puede hablar de educación familiar, que los profesores del colegio se enfrentan a una batalla que sienten perdida, dando como resultado un futuro negro…que en cualquier momento estas niñas se contagiarán de algo grave, tendrán un embarazo no deseado o terminaran en la calle trabajando por un poco de amor, y ellos, no aceptaran que el hijo es suyo pues han fornicado entre todos por igual, reforzaran la idea de que la mujer es un objeto y una mañana cualquiera cuchillo en mano huirán de la ley pues habrán matado a su pareja, ya que han aprendido que pueden tomar lo que se les antoje cuando sea y un No, no es la respuesta adecuada.

domingo, 31 de mayo de 2009

Ciclo natural

Por lo general funciona así,

Un grupo -de intelectuales, afortunados, librepensadores, ingenuos, del tipo que sea, no importa, basta con saber que se trata de un grupo reducido en número- “tiene una idea”, la analizan, le dan forma, la alimentan mientras es pequeña y necesita cuidados, la dan a conocer al mundo, la promulgan. La sociedad se escandaliza, cierra los ojos ante la criatura y la rechaza, busca argumentos, hecha mano de la religión, las buenas costumbres y la moral, convence a todos para ir en contra de ese grupo, los persigue, los anula.

La idea pasa a la clandestinidad o al olvido.

Transcurre un tiempo, que para las ideas pasa de manera diferente, y es recuperada de cajones perdidos, son otras mentes quienes le dan cobijo, la cuestionan, la remiendan, la mejoran, son mas bocas las que se prestan para que la idea hable a través de ellas, son más oídos los que hacen de puente para sus viajes. La mitad de la sociedad le cree, la mima, la comenta, la otra mitad recordando el pasado le teme y la mira con recelo, sigue echando mano a la religión, la moral y las buenas costumbres, pero sus argumentos han caducado y no tienen el mismo efecto.

Las generaciones cambian, nacen, mueren; mientras las ideas siguen viajando a través de orejas y lenguas puente.

Un día regresan a escena, la sociedad entera la piensa y mastica.

En un alarde de originalidad la dice el protagonista de la serie de moda.

Se olvidan los recelos.

No se sabe cuando, la sociedad despierta y la idea es luz que alumbra a todos, cada quien piensa que ha inventado un razonamiento importante y mientras se cepilla los dientes se pregunta porque no la ha patentado.

Entonces la idea muere, los finales se pueden adaptar a cada gusto, las hay buenas que pasan a la inmortalidad, las que no estaban listas para cruzar al otro lado, se atan a la maquina artificial de vida para ideas -los prejuicios- mientras que las mas, mueren sin pena ni gloria y son enterradas en un foso común, nadie las llora, ni siquiera las propias ideas que esperan ese destino, les parece romántico que con su propio ser se prepare el abono que dará vida a las nuevas ideas que están por nacer.

miércoles, 27 de mayo de 2009

El triplete es del Barça!!

Esta tarde la ciudad estaba vestida de azulgrana con los nervios a flor de piel, no puedo mas que unirme a la felicidad que sienten los "culets" y cantar en mi pobre catalán el himno del barça

tenim un nom el sap tothom
Barça!Barça!Barça!


lunes, 25 de mayo de 2009

Sucre: El Bicentenario

Siempre me gustaron las fiestas patrias, no se explicarlo, mientras todos evitaban participar en los actos conmemorativos yo lo hacía en primera fila, al principio, no sabía muy bien porque, me parecía que era necesario, que todos estaban “obligados” por llamarlo de alguna manera. Con el paso de los años descubrí que me gustaban (salvo los discursos absurdos, inútiles, hipócritas y larguísimos de las autoridades) y mantuve esta afición en secreto.

En cada acto cívico estaba perdida entre la multitud admirando el paso de parada tan perfectamente coordinado de los soldaditos de estaño, majorettes, bastoneras o “huaripoleras” como las llamábamos, acrobacias con banderas y alguna novedad digna mas de circo que de acto cívico que no podían faltar en las festividades de mi ciudad.

Este gusto por los desfiles se vio incrementado a falta de los mismos, a partir del año en que un historiador muy importante para los oriundos (Gunar Mendoza) declaró que Sucre no se había fundado el 29 de Septiembre como se creía, estudiaba y festejaba, había sido fundada el 16 de abril bajo las mismas circunstancias, aunque suene a crónicas macondianas. Los años siguientes no se realizaron festejos por la confusión de la ciudad o de sus gobernantes, eso nunca quedo claro, y años mas tarde en un ataque de pasión se enfocaron todos los esfuerzos festivos al 25 de mayo, fecha del primer grito libertario en América Latina… realizado, obviamente, en mi ciudad.

De esto serán quince años, o tal vez más, son cosas que mi memoria no atesora como información importante, pero el 25 se ha convertido en la fecha mítica de la ciudad, las calles se visten de ese orgullo festivo que rara vez luce y nos crece el pecho de tanto orgullo pues fuimos los primeros en luchar por la libertad, así hayamos sido de los últimos países en conseguirla, dicho sea de paso, debido a las riquezas del cerro rico de Potosí, es difícil dejar ir a la gallina de los huevos de oro, o de plata como en este caso.

Entonces, comprenderán que si ya tenemos la costumbre de tirar la casa por la ventana y convertir la ciudad entera en un salón de baile, este año saltemos inquietos por la emoción del primer bicentenario festejado en el continente, habrán mejores, con mayores presupuestos, despliegues y espectáculos… pero ninguno podrá significar tanto para mi como este 25 de Mayo.

¡Felicidades k´arapanzas!

(k´arapanza: barriga blanca en quechua)

sábado, 23 de mayo de 2009

Al intentar escribir un cuento erótico, descubrí en mi interior al Comité de Censura que edita mis palabras...



miércoles, 20 de mayo de 2009


Me pasa más seguido de lo que me gusta aceptar....

domingo, 17 de mayo de 2009

Mario Benedetti

Copié sus poemas en papelitos de colores que entregue a cada amor infantil, dedicando tácticas y estrategias, advirtiendo que No se salven; con él aprendí las diferencias idiomáticas; lloré con el Botija y quise ser revolucionaria, sus palabras dulces alimentaron mi alma y hoy no encuentro las mias, Mario Benedetti a muerto, solo puedo ofrecer un tiempo de silencio para que se escuchen las suyas…

Uno no siempre hace lo que quiere
uno no siempre puede
por eso estoy aquí
mirándote y echándote de menos

-Hombre preso que mira a su hijo-




No pude encontrar el poema solo, la canción no le viene al caso



JUEGO DE VILLANOS

La muerte se puso una cara de monstruo,
una cara de monstruo horrible
esperó y esperó detrás de una esquina
salió al fin de la sombra como un trozo de sombra
y el niño huyó más rápido que su propio alarido.

Entonces la muerte se puso otra cara
una vieja cara de mendigo
esperó y esperó enfrente de la iglesia
extendiendo la mano y gimiendo su pena
y el niño no supo que hacer con su piedad.

Entonces la muerte se puso otra cara
una cara de mujer hermosa
esperó y esperó con los brazos abiertos
tan maternal tan fiel tan persuasiva
que el niño quedó inmóvil de susto o de ternura.

Entonces la muerte sacó su última cara
una cara de juguete inocente
esperó y esperó tranquila en la bohardilla
tan quieta tan trivial tan seductora
que el niño le dio cuerda con una sola mano.

Entonces la muerte se animó despacito
más traidora que nunca y le corto las venas
y le pinchó los ojos y le quitó el aliento
y era lo único que podía esperarse
porque con la muerte no se juega.

jueves, 14 de mayo de 2009

Impresentable

Es tan absurdo y temerario como despertar con resaca y un nombre tatuado en la nalga izquierda.

Este sentimiento no tiene nombre.

Es un remolino que mueve mis sentimientos y no me deja pensar, es un temblor que me obliga a cambiar de estrategia cada momento.

Es irreverente con mis decisiones, es contestatario y revolucionario contra mis propias conclusiones.

Es un suicida en potencia, un impresentable que llama a las cinco de la mañana.

Es un sentimiento inútil, desechable, que por mucho que intento no consigo sea reciclable.




martes, 12 de mayo de 2009

La pastilla del día después

Durante todo el día las noticias no se han cansado de repetir, dentro de tres meses la pastilla del día después estará al alcance de todas las mujeres sin prescripción médica ni límite de edad (¡esto es el acabose! gritan algunas voces, ¿Dónde queda la moral? preguntan otras) Ha sido la noticia del día, comentada en todos los foros y repetida hasta el cansancio en todos los noticieros, me pregunto ¿Dónde habrá quedado la crisis?

Escuchaba los comentarios de una mesa de debate mientras sudaba la fiebre de la bronquitis que me esta atacando, me di cuenta de que empecé a protestar como ese par de viejos que miraba desde platea en el show de los Muppets, así que salí de mi habitación para despejar mis ideas, le comenté a mi compañera de piso sobre mi reacción puesto que me causaba mucha gracia protestar contra gente que no me escucha y en un tema sobre el que no tengo control, entonces me dijo algo que me dejo con la boca abierta y decidí regresar callada a sudar la fiebre en mi habitación. Me dijo que no estaba de acuerdo con que vendan la pastilla del día después en farmacias a cualquiera porque esas putas deberían tener mas conciencia.

Tengo aún la quijada medio descolocada, ¿es que será este un pensamiento común? ¿que solo las putas son las que requieren de este tipo de medicación? ¿es que acaso se sigue apuntando el comportamiento sexual con el dedo acusador de la mano de dios? Siempre he creído que el pensamiento retrógrado le pertenecía a gente que no conocía, nunca imagine que convivía con un par de ideas tan elocuentes.

Las ideas contrarias a esta propuesta dicen que aumentará el índice de embarazos… Es que acaso creen que las mujeres al enterarse de que no necesitaran hacer filas en ambulatorios ni contarle intimidades sexuales al medico de guardia, ni tendrán que tragarse la mirada que juzga desde arriba por pedir una pastilla del día después, empezaran a fornicar sin ton ni son? … ¿empezaran?... dicen que debería existir un control sobre la evolución del medicamento, pero ¿en la actualidad existe? … que a partir de ahora no se utilizará como método de urgencia si no como un anticonceptivo de uso común, ¡claro! como a las mujeres nos encanta meternos bombas de hormonas en el cuerpo utilizaremos estas pastillas todos los meses porque la venden sin receta solo para ver si un día nos crece un tercer pezón.

Si la pastilla del día después no es una pastilla abortiva y tiene un tiempo limitado de eficacia, cual es el problema de eliminar las barreras de esta carrera contra el tiempo? ¿Realmente cambiara el comportamiento de las mujeres a partir de ahora? ¿Fornicaran más, menos? Me pregunto si la gente que se opone tiene acciones en las clínicas abortivas, o si prefieren los niños sin amor, o si realmente se sentirían mas cómodos si regresamos a las viejas hábitos y abandonamos a los recién nacidos en la puerta de la casa del padre o en una iglesia, todo para no perder el rumbo de los usos y costumbres que han encumbrado a la sociedad hasta donde se encuentra en nuestros días.

viernes, 8 de mayo de 2009

Sergio Mercurio en España

Me invade la nostalgia, Sergio Mercurio esta en España y no tengo dinero suficiente para viajar a Segovia y ver su obra “El titiritero de Banfield” en el Festival internacional Titirimundi, en general no me importa vivir ajustada mirando las vitrinas desde afuera pensando que en algún momento podré comprarme las zapatillas que tanto galanteo, pero hoy me ha dado un dolor en el pecho al comprender que por mucho que hipoteque el alma no podré reunir el dinero suficiente –ni a tiempo- para viajar y verlo.

Sergio Mercurio se denomina el titiritero de Banfield porque (entonces, no se ahora) era el único en su ciudad. Como muchos soñaron y pocos lograron viajó a través del continente latinoamericano desde el año 1992 al 2004 atravesando Argentina, Bolivia, Chile, Perú, Brasil, Ecuador, Colombia, Venezuela, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala, y México, realizando más de 1000 presentaciones.

La trilogía de su repertorio la componen: "El titiritero de Banfield", estrenado en Bolivia en 1995; el segundo es "En Camino" estrenado en Banfield en 1997 y "De Banfield a México", su tercer espectáculo estrenado en Uruguay.

Quienes puedan asistir se presenta los días 8,9 y 10 en C. DE SANTA CRUZ LA REAL (IE UNIVERSIDAD) y el 12 en PEROGORDO (CENTRO PENITENCIARIO) Segovia. Un espectáculo garantizado.

Les dejo un monologo suyo (aunque los mejores diálogos los tienen sus títeres) de la obra “De Banfield a México”

Hay días que nazco con unas ganas de ser caballo, pero sólo llego a dentífrico; otros despierto herrero y no entiendo qué hago tan lejos del fuego.

Hay días que despierto lejos, en casa de novias que perdí cuando era un perro; el mejor amigo del hombre; y me vuelvo volando pensando qué hacen esas alas de memoria saliendo de mi pecho.

Hay días que suspiro de hambre, pero no puedo comer, porque existo vomitando.

Hay días que despierto mi madre y por fin me extraño.

Hay madrugadas que al no poder dormir, salgo con los murciélagos a comer estrellas al campo. Pero siempre amanece y ellos se vuelven a las grutas a dormir un rato.

Hay días que peleo con fantasmas que se disfrazan de condones y quieren disfrutar por mí.

Hay días que nazco y no hay nadie, ni nada en ningún lado, por suerte a las 24 horas vuelven los días comunes llenos de un deseo vacío.

Hay días que me enamoro de una cebolla y resulta una sandía, días que doy mis manos y las pierdo y ando manco, con mis muñones sangrosos, incapaz de hacer algo mientras me meo encima.

Hay días que nazco nube y muero de la risa de los giles que me miran y dicen que yo me transformo en otras cosas.

Hay días que la memoria me prohibe la esperanza.

Hay días que pierdo la memoria y a todas las mujeres que se me cruzan les digo “Hola mi amor. Yo tampoco te soporto”, con lo cual evidencio mi relación antigua o pronostico la futura.

Hay días que escribo “poesía”, a veces le pongo acento en la i, otras no.

Hay días que no paran de cruzarme árboles diciendo que me quede con ellos, que en cualquier momento vuelve el viento.

Hay días que nazco mujer, y me siento bien, al rato mal, después de nuevo bien, después odio sentirme mal, al final hago lo quiero y no sé por qué.

Hay días que me olvido de despertar y eso es un quilombo, porque tengo que golpear el ataúd como dos días para que se dignen a abrirlo.

Hay días (estos son los más lindos) que nazco inodoro y todos se cagan en mí, pero yo estoy feliz y por más que muchos vienen con el diario y las noticias, ni se me ocurre convertirme en político para cagarme en todos.

Hay días que nazco y son días repetidos, días viejos, días de antes; ahí aprovecho que ya sé lo que va a pasar y pongo un aviso de adivino en el diario. Pero para cuando llaman, el día repetido ya pasó y yo no tengo la menor idea de qué sucederá.

Hay días que voy a Rusia a afiliarme al partido comunista, o se me ocurre cruzar el muro de Berlín; otros días escribo “Libertad” en una pared y después ando media hora explicando que no es un grupo de rock.

Otros días me muero bien temprano para estar un rato con el abuelo y al menos sosternerle la escalera mientras le pinta la mansión a San Pedro y me recrimina ignorancias. Después él me pide que viva un poco más; por eso me vuelvo.

Otros días me aborto para ver si es verdad aquel dolor.

Hay días que me encuentro con todos mis amigos y los giles se pelean entre ellos y se van antes de que yo les cuente que había comprado helado.

Hay días que me encuentro una lámpara maravillosa y le pido que Banfield salga campeón del mundo y me aparece un cartel que dice “ Game over”.

Hay días que decido ser un héroe y me pongo a estudiar inglés y computación.

Otros días me decido a ser noble y comienzo a trabajar la tierra, pero a la noche me emborracho y pierdo la tierra creyendo que doy un autógrafo.

Nunca desperté hoja o mármol.

Nunca más desperté niño, y creo que lo extraño.





lunes, 4 de mayo de 2009

Cuando las ideas te traicionan

Hay ciertas cosas que para comprenderlas necesito experimentarlas, es un alivio que no sea una regla general en mi vida. A partir de hoy tendré un poco mas de paciencia con aquellos hombres que se quedan colgados de un escote y no logran articular palabra, sin embargo aquellos que les hablan como si tuvieran personalidad separada de la dueña todavía serán victima de mi mas directa discriminación.

El fin de semana conseguí unas suplencias como socorrista, el sábado por la tarde debido a la infraestructura del polideportivo se necesitaban dos, de este modo compartí turno con un morocho argentino bien hecho, no pude evitar darle un repaso general con la mirada en las horas muertas cuando no había mucha gente nadando, pero había algo en la delgadez de sus piernas que no me convenció de modo que la tarde se paso intercambiando piscina sin muchas palabras.


El domingo coincidí nuevamente con él, su turno terminaba cuando llegué, al destino le gusta jugar con mis conclusiones apresuradas y sin análisis, así que me permitió encontrarlo en las graderías de la piscina con pantalón y sin camiseta… tengo que admitir que en ese momento lo único que pude pensar fue “Oh dios mío” tratando de abrir un poco más los ojos para deleitarme golosamente… mientras él muy amablemente me pasaba un informe y me daba un par de recomendaciones yo era incapaz de mirarlo a la cara, mis ojos se quedaron prendados de sus abdominales, me imagino que tenía una cara de degenerada total porque cuando él hablaba tenía ganas de interrumpirlo con un piropo que hasta los propios camioneros se ruborizarían de tan solo pensarlo, trataba de concentrarme y mirarle a la cara o por lo menos en otra dirección que no sea su torso, pero no había manera, me mordía el labio imaginando cual sería la sensación táctil.


Lo peor no fue tratar inútilmente de esconder esa sonrisa estúpida a causa de lo que estaba pensando, lo peor era tener la certeza de que él sabía el motivo de mi sonrisa estúpida, el resto de la tarde imagine tablas de chocolate, playas interminables con morochos argentinos, imagine que no sabía nadar y que él llegaba corriendo a rescatarme y en lugar de un RCP en toda regla me daba un beso para despertarme… entonces lo tuve claro, es hora de buscar novio.


miércoles, 29 de abril de 2009

¡Es lo que hay!

Me he golpeado la nariz, esa que me guía por la vida instintivamente, me la he golpeado con la puerta de las oportunidades, tanto estudio, tantas maestrías, especializaciones en comercio internacional y…¿ todo para que? … para que al aplicar el plan b, el de emergencia, el que me mantendría a flote hasta encontrar un trabajo en mi área… quede tan contenta que no entro en mi… ¡es el peligro de trabajar con niños!

sábado, 25 de abril de 2009

Casting

martes, 21 de abril de 2009

La guerra del fin del mundo

...Es como un manual de latinoamericanismo; es decir, en este libro uno descubre primero lo que no es América Latina. América Latina no es todo aquello que hemos importado. No es tampoco Europa, no es el África, no es la América pre-hispánica o las comunidades indígenas, y al mismo tiempo es todo eso mezclado, conviviendo de una manera muy áspera, muy difícil, violenta a veces. Y de todo eso ha resultado algo que muy pocos libros antes de Os Sertoes lo habían mostrado con tanta inteligencia, con tanta brillantez literaria. Yo quedé deslumbrado. O sea, en verdad creo que la persona a la que le debo haber escrito La Guerra del Fin del Mundo es Euclides da Cunha...

Mario Vargas Llosa

Fragmentos del libro "Diálogo con Vargas Llosa, por Ricardo A. Setti." (1988), publicado por la editorial costarricense Kosmos




Le debo un post y quizás la tarea me resulte grande, como siempre mido mis fuerzas antes de iniciar el camino. Hace cuatro meses llegó a mis manos un libro llamado “La guerra del fin del mundo” venía acompañado de otros autores como Cortazar, Paz Soldán y para ser sincera Vargas Llosa me da “no se que” desde que incursionó en la política, por eso el libro fue quedando relegado al ultimo lugar de la lista.

Las primeras páginas no fueron de mi agrado, mucha religión, demasiada política, conflictos que ocurrieron en un siglo al que no pertenecí y sin embargo me parecían tan palpables que cada página me resultaba imposible de leer, pero seguía con la lectura fiel a mi costumbre de abandonar un libro en la última página y no antes.

No supe en que momento me vi atrapada en cada párrafo ganándole tiempo al tiempo para poder llegar rápidamente a destino, con solo el título sabemos que todos van a morir, pero como en toda tragedia se necesitan testigos que cuenten la historia y la curiosidad no podía esperar para saber si sería el intelectual, el periodista o la mujer de a pie. No crean que estoy destrozando el final de la historia pues si se atreven a leer este libro sabrán que el final y le principio pueden ir juntos y aun así sorprenderte.

Entonces me dio por desgranar a los personajes, a analizarlos, compararlos, hacerlos míos y luego regresarlos a su lugar de origen y darles una nueva mirada para intentar comprenderlos.

No he leído una obra en la que describan con tanta cabalidad el problema de los intelectuales, me refiero a eso de hacer teoría todo lo que ocurre y si estos son idealistas la facilidad por poner títulos a las guerras ajenas y creer que todos pelean por la misma causa, como tal, el intelectual no podía ser quien relate la historia, no podía porque el pensaba que Canudos luchaba por el anarquismo. Él venía de una guerra europea, donde tal vez -y a riesgo de equivocarme- son más intelectuales que viscerales, por lo menos los líderes. Venía de una guerra organizada y bien estructurada tratando de inmiscuirse en una guerrilla sin forma, grupos de personas que reaccionan como el cuerpo ante el dolor, sin plan, sin fin, de una manera incomprensiblemente articulada.

El periodista, un personaje verídico por cierto, es quien atraviesa por todos los cambios que debes sufrir para entender una realidad antagonista a la tuya, e irónicamente el no puede ver, supongo que el hecho de que en la novela pierda los lentes es una cuestión como la del principito, lo esencial es invisible a los ojos, y le quitan los ojos físicos para que pueda abrir los del alma, para decirlo de alguna manera. Toca fondo y se encuentra con sus mayores temores que le hacen reestructurar sus pensamientos, nada de elegir un bando, pues los años de estudio no se lo permiten, es simplemente aprender a mirar el calidoscopio por agujero correcto y contemplar las maravillas que le ofrece.

Porque eso es la novela, la falta de una visión completa, la manipulación de información, el desconocimiento, me vi sintiendo lástima por el varón de la caña, por los militares que van ciegos a una guerra que creían ganada, el temor de los soldados al encontrar resistencia invisible. Y los propios sertoneros que entregan la vida por un sentimiento más que creencia, totalmente incomprensible para quienes no han sentido el toque. Sentí rabia porque esas luchas de poder destruyen a los mas pobres, se los ataca en la prensa, en la televisión, con cuentos de masas estúpidas que violan y roban a la gente “bien” sentí impotencia y finalmente fe… no una fe religiosa que me lleve al lado místico de mi ser, fe en mi gente, en la gente del mundo, de que pase lo que pase y sea cual sea el precio, encontrará la manera de regresar al cause equilibrado del mundo.

¿Quién relata la historia? había olvidado que sucede en América Latina, por lo tanto se levanta la voz intelectual y la voz del pueblo… como les dije, un libro que no deja de sorprenderte aun cuando te anuncia anticipadamente cada acontecimiento.

Como decíamos con Utópico en una de nuestras interminables tertulias virtuales, Macondo es el verano de América Latina, incluso el otoño por todas esas partes tristes que sabes que siguen ocurriendo, como el caso de la planta bananera que en menos de una década no dejo prueba alguna de su existencia, pero Canudos, Canudos es el invierno, la lucha por sobrevivir, el momento en que las semillas caen de los árboles, preparando el terreno para lo que viene… porque a fin de cuentas y aunque no lo crean, en ese continente de constante revolución también existe la primavera.

viernes, 17 de abril de 2009

Desde Etiqueta negra

Leer Rayuela es descubrir personajes que de alguna manera viven dentro de nosotros, seamos el inconformista y soñador Horacio, la irrepetible Maga, el tranquilo y constante Traveler o simplemente la apacible Talita. Todos estamos desparramados entre las letras de Julio Cortázar y tal vez es por eso que la universalidad de su historia no muere con el paso del tiempo.

Me he encontrado sin embargo un artículo en la versión virtual de la revista Etiqueta Negra (publicada desde el Perú) y no he podido evitar el impulso de escribir un mensaje a la autora para que me permita colgar su articulo tal cual en este rincón de la red.


Nacen preguntas acerca del “momento” ese tiempo y lugar que nos llevan a crear algo y no se vuelven a repetir, pues imaginar al Horacio en las calles actuales de París… resulta un tanto imposible. Me pregunto si Cortazar hubiera tenido la genialidad de escribir la misma novela en las calles llenas de comida rápida y grandes almacenes.


Como estoy corta de tiempo, les dejo sin más comentarios personales el artículo escrito por Ana Laura Lissardy, espero lo disfruten.


Instrucciones para buscar un personaje de Cortázar en París y no encontrarlo

¿Por dónde andarás, Oliveira, en estos días de calor y olores rancios? Me pregunto si estarás fumando galoises debajo de un puente en París o si andarás contando los pesos en Buenos Aires. Ahora que lo pienso, a vos nunca te importaron los pesos. ¿O sí? ¿Cómo saberlo? Sos ese tipo de persona que no se traga las líneas que le quieren hacer recitar. Si fueras Adán, no morderías nunca la manzana. Pero, ¿cómo saber quién es Oliveira cuando Oliveira no es? Cuando estás solo y no sos escrito. Cuando no tenés siquiera tus palabras, tus noemas, tus no-pensamientos. Tal vez estás sentado en el cementerio de Montparnasse, fumándote un cigarrillo junto a la tumba de tu amigo Julio. Yo estuve ahí y no te encontré. No estabas tampoco en el Pont des Arts, y eso que te busqué. No estabas en la rue de Seine, ni en el Quai de Conti, ni en el boulevar de Sébastopol. Tampoco en la rue des Lombards (donde no estaba ni siquiera madame Léonie). Y lo más extraño es que no te encontré en la rue de la Huchette. Subía un fuego sordo, sí, de voces que quieren pero no pueden, de silencios incontenidos y vocales deformadas. Pero no había más. Y el más y el menos son simples mapas mentales, estrategias para… ¿Para qué era, Oliveira? Son muchas las preguntas que quisiera hacerte. Tal vez por eso, cuando ya había recorrido la rue de la Huchette varias veces, para arriba y para abajo (arriba y abajo que, como decís vos, son simples denominaciones, zanahorias que ya no engañan al burro; y agregaría: ni al perro, ni siquiera hubieran engañado a la oveja Dolly) un hombre me paró para preguntarme «Pourquoi es-tu tellement triste?». Y así, al improviso, me di vuelta pensando que eras vos. Porque no se puede lanzar una pregunta así a un desconocido si no se es un poco Oliveira. Si no se te conoce, al menos. O quizás se puede. En tu París sí que se podría. ¿A que sí? «Je cherche à une personne», j’ai dit avec mon pauvre français. «Alors, sorriut!». Sonreí sin ganas, porque no había nada de qué reír. Porque caminando por la París-Oliveira, buscando señales, símbolos, ranas o, cuanto menos, algún caracol, encontré calles de burgueses, turistas, fast foods e internet points. Encontré una París de final de comedia hollywoodiana. ¿Quién sabe cómo era entonces? ¿Cómo era esa París de los años sesenta? Esa París tan naïf, donde uno era la ciudad y la ciudad era uno mismo. Quién sabe si no eran tus anteojos (¿usabas anteojos, Oliveira? ¿Lentes, lentes usabas? Una de las tantas cosas que no sé y querría saber), si no eran tus gafas de miope o astigmático que te hacían ver esas callejuelas de cemento, turistas y «entre, entre, nous avons du bon vin», como las otras que supiste des-andar en busca de la Maga. A propósito, de la Maga ni sombra. La busqué incluso en la librería de la rue de Verneuil, donde iba a jugar con el gato. Pero no había gato, ni Maga, ni siquiera librería. Sólo un camión de basura y un nene cayéndose del monopatín, porque la calle estaba llena de tubos amarillos, bolsas de arena y dragones de plástico. Imagino que la librería donde la Maga pasaba sus tardes fue sustituida por algún restaurante vietnamita o indio, o un negocio de artículos para la casa, porque era lo único que se veía por ahí. Y el señor del gato, ése que sabía tanto de historiografía y libros, estará jubilado o empleado como cajero en alguno de esos supermercados «Proxy» de luces de neón y leche en oferta especial 3×2. Pero de la Maga, nada. Tampoco de vos.


Página dos

Página tres