sábado, 22 de agosto de 2009

La guerra de los pronombres

Desempolvando el blog, les dejo un cuento de tiempo atrás...

Por lo general los pronombres son seres que se invocan entre si en contadas ocasiones; en especial por la sospecha de que de tanto invocar a unos y otros la primera persona del singular les roba todo el protagonismo en un momento u otro.


El problema surge cuando la intriga camina de la mano de Aquellos, que busca alianzas con el Yo para encontrar un Tú y formar un poderoso Nosotros.


Entonces se recurre al chisme, a la desinformación, se alimenta la confusión sacando de contexto los detalles, se acusa sin levantar el dedo, como quien tira la piedra y esconde la mano, una lucha silenciosa que Nadie sabe que se lleva a cabo.


Se ataca al menos informado de los pronombres, la tercera persona del plural, quienes viven alejados de todos sin saber muy bien cómo y cuándo hacer migas con el resto del grupo. Son los solitarios que sueñan poder un día pasar la frontera de manera legal y convertirse en Cualquiera menos Ellos.


Aquella estratega consigue el éxito cuando logra romper la mínima relación existente entre Yo y Ellos… se acusa a voz en cuello a estos últimos y se convence de la culpabilidad a cada uno de los primeros.


Entonces se justifica que Yo tome una letra escarlata y la cuelgue sobre el cuello de cada uno de Ellos, mientras Tú camina por delante tocando un tamborcito anunciando su llegada y Nosotros escupe y apedrea sobre sus ropas desgarradas. Por que al quitarle la humanidad del Yo a Ellos, al relegarlos al anonimato es más fácil odiarlos y Todos sabemos que el odio puede llevarnos a extremos innecesarios.


Y Ellos… pobrecitos, tiran piedras sin comprender que ahora se han convertido en los Otros…

9 Invisibles:

jordim dijo...

ingenioso texto, sigue en ello..

Stanley Kowalski dijo...

Fabuloso relato, me encantó el manejo de los pronombres, muy creativo!

BESOTES Y BUEN FINDE!

Castrodorrey dijo...

Ingenioso, si, ingenioso, como dice jordim. Lo que pasa que yo debo ser otro porque no terminé de enterarme...jajaja...hay que volverlo a leer, porque sin duda que tiene ingenio.
Saludos

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Y Ellos… pobrecitos, tiran piedras sin comprender que ahora se han convertido en los Otros…"


Genial. Siempre sorprendiéndonos.

Saludos y un beso!

FETE VIDAL dijo...

estoy totalmente de acuerdo con JORDIN, muy ingenioso, mas diria que brillante ...
me voy antes de que salga un pronombre.
Beso Wapa

leoriginaldisaster dijo...

pues cuando el y ella se juntaron, seguro!!!!!jeje
me enkanto tu relatillo y su originalidad
un abrazote!

BUENAS NOTICIAS dijo...

Qué bueno, Lilyth!!!!! Me ha encantado como has utilizado los pronombres para escribir un relato que nos despierta y nos recuerda que el ser humano es, a veces, absolutamente necio como para no enterarse que se tira piedras sobre su propio tejado. "Al relegarlos al anonimato es más fácil odiarlos", real como la vida misma...
Buenísimo, Lilyth!!! Un beso gordo.

cristal00k dijo...

Ingenioso, ocurrente y originalísimo texto Lilyth. Si tienes más de este estilo, haznos el favor de desempolvarlos todos.
Besos querida.

SIN CALZÓN dijo...

En realidad todos somos todos, partimos de una Unidad.

Azaña Ortega