miércoles, 16 de septiembre de 2009

Fantasías eróticas femeninas

Parece que este es el mes de las reediciones, dejo a continuación un cuento que tiene mas de un año y sin embargo (debido a su título, asumo) es una de las entradas que mas visitas ha conseguido.


A la pregunta sobre las fantasías eróticas las mujeres solemos guardar silencio o como máximo dibujamos una sonrisa cómplice, muchas veces por pudor, pero también por el hecho de que no se pueden resumir como en el caso de las de los hombres: Pamela Anderson o Angelina Jolie.

Las fantasías femeninas tienen un proceso de preparación largo pero gratificante para las soñadoras. Inicia el momento en que esbozamos dos o tres rasgos de nuestro futuro compañero de orgasmos. Le damos las características generales que debe tener el hombre que nos lleve al cielo, por ejemplo, debe ser inteligente, de buen corazón y con sentido del humor. El siguiente paso es determinar su profesión o área laboral, aquí se nos puede tildar de materialistas, pero el razonamiento es muy simple, no se pueden tener las mismas fantasías con el médico de turno que sabe donde se encuentran cada una de las partes que con el fontanero de emergencia cuya participación estaría mas relacionada a la fuerza bruta que a otro tipo de cuestiones.

La búsqueda de la fantasía erótica femenina ha empezado con algo simple, una idea básica del hombre que buscamos. Hasta aquí, han pasado dos o tres días, porque puede que la lista de sentimientos nobles sea más corta pero especializada o mas larga y pormenorizada de acuerdo a la soñante.

A continuación se crean los detalles, dos o tres anécdotas familiares, la relación con su madre, el tipo de amistades que cultiva, sus actividades de tiempo libre, su participación en médicos sin fronteras o los fines de semana que pasa como voluntario en el área de niños quemados… Una etapa trampa que puede durar entre 2 semanas y un mes para algunas, mientras que otras mujeres se quedaran soñando con las largas cartas que recibirán desde el extranjero y olvidaran por completo que se trataba de una fantasía erótica. Importante recalcar que estas mujeres no son menos felices que las que si llegan a desarrollar por completo sus fantasías.

Quedan algunos detalles, como el lugar y la forma del encuentro: En la sala de espera del teatro principal, donde ataviada de tus mejores galas esperas a la cita que no llega y él “galante y elegante” te entrega una rosa y ofrece su compañía para que disfrutes del Carmen y llores a mares en su refinado hombro. Debo aclarar que no pretendo encasillar a las fantasías femeninas en el teatro o los hombres de tarje y corbata, tan solo pretendo ejemplificar el nivel de detalle que se necesita para alcanzar el cielo.

Algunas mujeres preferirán antes de definir el lugar del encuentro, otorgarle una cara y cuerpo al personaje masculino, para que no exista la posibilidad de confundirlo en medio del espectáculo. Entre estas caras, se pueden nombrar a los mas famosos, que es el recurso simple, “el modelo de Hugo Boss” pulcrito, afeitado, con pinta de metro sexual. Pero también participan hombres más reales, como el vecino de enfrente, el catedrático de psicología y un largo y variado etc.


A partir de aquí, la fantasía fluye sobre ruedas, las situaciones no resultan forzadas y se encuentran al nivel de las expectativas, el proceso en sí ha sido gratificante. Además nos besa como nos gusta, descubre nuevos horizontes de placer con sus caricias y sus movimientos nos hacen sentir que nos conoce mejor que nosotras mismas. Los sentimientos son profundos y eternos… aunque él tenga que partir a la mañana siguiente pues la guerrilla de algún país extranjero solicita su participación en la lucha contra el sistema capitalista.

13 Invisibles:

Stanley Kowalski dijo...

Con todo respeto, son extremadamente soñadoras, y muy detallistas. Pero cada uno fantasea como quiere o como puede, verdad?

Muchas gracias por pasarte, sos un encanto!

BESOTES HERMOSA.

Duncan de Gross dijo...

Un tema tabú entre algunas de las féminas que me rodean y me rodearon, aunque claro, no me extraña cuando les preguntas sobre estos temas, callan... Sobre masturbación: "Nosotras no tenemos la necesidad...", y después te enteras, por terceras personas o en un arrebato alcohólico de sinceridad de ellas mismas, que tienen miles de objetos sexuales con los que se montan laboriosas fantasias sexuales, no reconocibles, y que a veces han imaginado montarselo con el barrigudo del 3ºC que apenas cabe por la puerta del ascensor, o contigo mismo...En fin, sois complicadas eh?!, jajaja, Un besote (sin fantasia) y un Miaauu de Micho que me da con la pata para ver mejor... ;-)

Pablo Rivero dijo...

Tú que opinas de esta obra:

http://www.dirtydiaries.se/

Abrazos

FETE VIDAL dijo...

ya te vale wapa, mas ociosa no se puede estar, LILYTH!!!! Nos tenias abandonados, va fuerza y al blog!!!!!
Me ha gustado mucho ... muchas verdades, pero tambien grandes habitaciones que no has
abierto ...
Que el maño no es tonto!!!!
BEsos preciosa.

Vania B. dijo...

Este es uno de tus escritos que más me gustan. Y es que es así, una no puede tener una fantasía erótica con cualquier tribilín que conociste en la esquina (o quizás sí) pero "él" tiene que ser especial, detallista, noble y tantas cosas...

Un abrazo querida L.

Cecy dijo...

Es lindo fantasear, total despues la realidad se encarga.

jaja

Besos.

jordim dijo...

nosotros somos más basicos, nos conformamos con que no haya demasiadas restricciones morales, y ánimo para experimentar..

Anónimo dijo...

mmh, eso de generalizar no lo se. No puedo creer que muchas mujeres no prefieran estar con Cristiano Ronaldo, Brad Pitt, etc por nombrar algunos que con el modelo de Hugo Boss. Los tiempos han cambiado y sobre fantasias tambien. Ahira no creo que se diferencien de las de los hombres "que son mas fisicas, etc" es cierto que el nivel economico de los hombres es un estimulante sexual importante en estos tiempos y sobre masturbación ni hablar, el 60% de los sexshops venden aparatos femeninos que masculinos. En resumen sobre las fantasias femenimas muy encantadas y de principes azules modernos no creo que hayan muchas, la mayoria sueña al igual que los hombres con carne fina y en cantidad(varia deacuerdo a los gustos) simple!!!!!

Violeta dijo...

pues las mujeres tenemos una imaginacion increible, esta puede ser una fantasía romántica mas que erótica, ya que si de sexo se habla podemos ser bastante osadas y dejar a un lado preludios y sentimientos "honestos" jejeje.

@georgedlaselva dijo...

Fantasear no sta de más.... De hecho siempre ayuda para hacer de más.... Aunk las cosas no salgan tal y como las ideaste o imaginste la primera vez y luego recapitulaste y superrecapitulaste ¡no importa! te aseguro eque en ese momento le habras sacado mas partido por imaginar algo que sin haberlo hecho... al menos alguna pek fantasia habras conseguido lograr....
Saludos

Maria Coca dijo...

Jajajajaja Debemos reconocer que las mujeres somos mucho más complejas a la hora de decidir nuestras fantasías, desde luego.

Un abrazo.

BUENAS NOTICIAS dijo...

jajajajaja, la imaginación y la fantasía al poder!!!!!
Besos enormes, Lilyth.

L´Esbarzer dijo...

Si hablas de fantasías eróticas, puede que tengas razón, si hablas de fantasías sexuales (pensando directamente en el acto físico) pues no sé.
Hace años oí que muchas mujeres tenían la fantasía de que el hombre las "obligaba" al placer (hombre rudo que te coge por las muñecas o así) porque tenían miedo de manifestar su derecho al placer.
Cuando me cruzo con alguna mujer, digamos "interesante" pues también tengo fantasías eróticas no muy diferentes de las que cuentas. Ahora cuando estoy con una mujer, lo que tengo son fantasías eróticas concretas con ella. Y con cada persona son diferentes, porque cada persona es diferente, no?

Saludos