viernes, 12 de junio de 2009

Los hijos de nadie

Dos semanas a máxima velocidad, sin embargo han pasado dos días de los que no he podido recuperarme. Ya había hablado entre post y comentarios sobre la importancia de la educación sexual, ahora debo plantearme un obstáculo que no había tomado en cuenta, que sucede cuando los niños son hijos de nadie y no le importan a nadie… ¿Quién los educa?

Pasé clases con púberes de 13 años, dos grupos mixtos mayoritariamente masculinos, de 5 a 7 chiquillas por grupo y 20 chiquillos. Sobra decir que me pasaron por el forro y les importó muy poco las actividades que había preparado para ellos, primera desilusión, todos los juegos planificados un fracaso total, perdí el tiempo dando las instrucciones y juntando o sacando a los niños del agua. Estaba preparada para eso, pero no para el comportamiento del tiempo libre.

Con mis alumnos regulares utilizo los últimos 3 minutos o un máximo de 5 en el tiempo libre, pero esta vez me dijeron que les de 20 minutos, me pareció raro pero lo acepté. Cuando fracasé jugando entendí el por que del tiempo.

Básicamente tenía el trabajo de socorrista mientras ellos jugaban, entonces empecé a notar que se formaban parejas, se frotaban entre si y hasta se besaban, entre todos, quiero decir que las niñas repetían pues eran menor número.

Acepto que han pasado más de 15 años desde que tuve 13 años, que los tiempos han cambiado, que mi educación es bastante cerrada y lo que considero escándalo público en España no llega a ofender a nadie, y muchas otras cosas que puedo enumerar bajo el título de “mea culpa” pero creo que todo tiene un límite. Fui a preguntar al socorrista de la piscina hasta donde era admisible y en sus palabras, no había mucho que hacer.

Hubo de todo en ese mar de hormonas, el sentimiento de impotencia casi me ahoga, como no existía una manera de detener lo que sucedía puesto que no les interesaba ni siquiera a sus profesores (que estaban a cargo de la actividad) tuve que hacer la vista gorda e ignorar que casi fornicaron a la vista de todos y en pleno espacio público.

Niños que saltan de la libertad al libertinaje sin una luz que alumbre su camino, que en su lucha en contra de todo lo que no sea juventud se están cargando su futuro, sin entender que están destrozando el autoestima que tan delicadamente intenta surgir y que al minuto de hacer algo se arrepentirán, que no escuchar a sus padres y profesores es una lucha en contra de si mismos.

Me invadió una tristeza al saber que eran niños que no le importaban a nadie, que no existía una sola persona que se tome el tiempo y la molestia de hablarles sobre el amor propio y la necesidad de aprender a cuidarse solos. Que sus profesores han levantado las manos y que literalmente están solos contra el mundo, verlos ahí, dando rienda a las sensaciones no pude evitar sentir pena por ellos.

Dentro de mis valores una cosa es la libertad sexual (que defiendo) entre adultos y otra cosa muy diferente es el libertinaje sin un mínimo de instrucción.

Imagino que sus padres trabajan todo el día por lo que no se puede hablar de educación familiar, que los profesores del colegio se enfrentan a una batalla que sienten perdida, dando como resultado un futuro negro…que en cualquier momento estas niñas se contagiarán de algo grave, tendrán un embarazo no deseado o terminaran en la calle trabajando por un poco de amor, y ellos, no aceptaran que el hijo es suyo pues han fornicado entre todos por igual, reforzaran la idea de que la mujer es un objeto y una mañana cualquiera cuchillo en mano huirán de la ley pues habrán matado a su pareja, ya que han aprendido que pueden tomar lo que se les antoje cuando sea y un No, no es la respuesta adecuada.

17 Invisibles:

g| George dijo...

Querida Lillyth.
Que buen tema te haz escogido. No creo que tu educación "cerrada" como le llamas sea la que te dé un visión distinta. La educación sexual es un tema tan delicado como la formación de la personalidad, la carencia de los valores y la indiferencia de muchos padres de hablar de estos temas con sus hijos, de amigos de charlar entre ellos al respecto, de "las creencias" (la puta, la fácil, el mayate, el chichifo, etc) que se les puede adjudicar también son obstáculos que no impiden darle la seriedad a este tipo de cuestiones.
Yo creo firmemente en que la educación es la base de un mejor individuo y por ende de una mejor sociedad, la libertad es necesaria, el libertinaje no, la aceptación, tolerancia son aceptables, pero todo debe regirse por un límite que nos permite no salir de control.
Esperemos que todos hágamos un poco de conciencia y seamos más responsables al actuar.
Gracias por tu comentario en el blog linda. Un beso

BUENAS NOTICIAS dijo...

Ufff, qué fuerte lo que cuentas, Lilyth. Yo estoy totalmente de acuerdo contigo. No tengo mucho contacto con adolescentes pero me parece tristísimo que las cosas estén tan salidas de tono. Espero que, en algún momento, el péndulo comience a ir hacia el otro lado, al menos un poquito...
Un beso gordo

Vania B. dijo...

Jodido, tristemente jodido. Hay una edad en que los changos difícilmente pueden ser controlados. Lo que no se ha sembrado a tiempo no crece. Qué miedo.

Un abrazote, querida L.

Cecy dijo...

Lilyth, que decir por mi trabajo vivo con esta problematica todos los dias y aún mas.
Triste, desesperante y muy procupante a un futuro incierto.

Besos, nena y ánimo.

Duncan de Gross dijo...

Uff, requetefuerte lo que describes Lil, y a pesar de ello, yo me he empeñado en que quiero dedicarme a la education de ellos... :O

aminuscula dijo...

Uff! Espero que el final de la historia sea otro, Lilyth, que en algún punto sientan rechazo a todo esto en su interior y escuchen esta vocecita que les pide parar. De todas formas, con padres o sin ellos, los chicos y chicas de hoy tienen como referentes a los famositos y demás. ¿Has visto la tele últimamente? Pues eso. Y según que canales peor, especialmente aquellos dirigidos justo a esta franja de edad.
Mi trabajo está estrechamente ligado a la educación en valores, diría que tiene un 95% de este componente. Hacer, hacemos, pero ¿a cuántos chicos y chicas llegamos en realidad? No importa, yo sigo haciendo lo que está a mi alcance y espero que los demás agentes sociales hagan lo suyo. No podemos permitirnos el lujo tirar la toalla nadie, porque así sólo restamos. Hay que sumar y no restar.


Un besazo

Violeta dijo...

Lo siento se me ha borrado lo que te queria decir en mi blog y en el tuyo, voy a escribirte otra vez y perdoname. Helena que me ha contestado 3 cartas 2 en blanco y una para saber que era de mi ahora....entonces he vuento al presente y cuando acabe volvere de nuevo al pasado. Quiza el lio viene al no leer algun texto. Te mando un beso grande te doy las gracias por el comentario y pasaré a conocer tu rincon poco a poco...un beso

Violeta dijo...

He querido poner tu blog en mi lista y no me dejan dicen que tiene demasiados caracteres, si sabes como solucionarlo, dimelo. Un beso

Fher dijo...

Que lamentable.

Asesino_De_Leyendas dijo...

Y los tiempos cambian, lamentablemente hay muchos valores que se van perdiendo no solo en la sociedad, sino tb, en la familia, mientras pongamos un granito de arena y ayudemos e inculquemos valores, todo valdrá la pena.

saludos

Stanley Kowalski dijo...

Totalmente de acuerdo con vos, y no pasa por una educación cerrada, pasa por tener criterio y sentido común.
Además de dejar a un lado tanto individualismo y preocuparse por los demás.

Mil gracias por tanto afecto.

BESOTES HERMOSA Y BUEN DOMINGO, SIN VIRUS, JAJAJAJAJA!!!!!!!!!!!

Stanley Kowalski dijo...

Gracias por visitarme y por haberte sonreído!!

BESOTES PRECIOSA Y BUENA SEMANA!!

Maria de Mave dijo...

No sabes cuanta razón tienes. Cuando veo niñas de 13 años pintadas como puertas y viviendo como si tuvieran 27 me dan una pena infinita. Se están perdiendo tantas cosas!!!

Un abrazo.

Alejandro González Romero dijo...

A vecs pasa que esos "hijos de nadie" terminan comportándose como la sociedad espera que se comporten (efecto pigmalión)y va mas allá de los valores que se pierden; es mas esa falta de esperanza lo que lso arranca de la misma sociedad (desde mi punto de vista), como sea es un tema feroz querida Lilyht, un toro que hay que tomarlo por los cuernos, la salvaje serpiente Kundalini a la que necesitamos sepillarle los dientes. Saludos enormes

Alhuerto dijo...

Supongo que es fácil decir que esta vida social que nos invade tiene casi toda la culpa de todo esto.
Padres sin tiempo, que prefieren que los niños tengan 18 actividades extraescolares semanales que pasar un hora con ellos, comprarles un ordenador, una cónsola y una televisión propia para que no molesten y eso si... un móvil para poder saber donde estan en cualquier momento.... pero en realidad solo saben de ellos su nombre y su edad.

Para eso, prefiero no tener hijos.

Un saludo.

Gustavo Adolfo Guzman dijo...

Estoy de acuerdo te seguire mas a menudo me gusta tu forma!!!

José Manuel dijo...

menuda sociedad sin valores...