lunes, 28 de julio de 2008

Mar de ideas

- Los seres humanos necesitamos reconocimiento de nuestras acciones-


Dijo el terapeuta mientras su paciente miraba por la ventana con cierto aire melancólico.


-¿Y que quiere que haga? ¿Qué me dedique a gritarle a la gente que esa fue idea mía y que merezco el reconocimiento?


Para mi las ideas son como peces que nadan en el infinito y se detienen en diferentes mentes para descansar, quien las patenta puede llamarse su dueño a ojos del mundo, pero ellas se saben libres… ¿Quiere que traicione mi propio concepto de ideas libres? Todo por una palmada en el hombro y una frase absurda que no significará nada de aquí a dos meses. No las puedo traicionar, tal vez no quieran regresar nunca más a descansar entre mis neuronas.


-Pero debes aprender a defender lo que es tuyo y si el método es gritarle al mundo, ¡Adelante!


-Pero ¿De que habla? Si no es un terapeuta de verdad, es un espectáculo que he creado para que las ideas se detengan y se rían un poco de quienes intentan hacerlas prisioneras…


El seudo terapeuta se quedó hablando, mientras su paciente pensaba, “¡Que tarde tan maravillosa!” Y asunto zanjado, dejo la consulta.



12 Invisibles:

aminuscula dijo...

Me ha gustado mucho este concepto de que quien se apropia de una idea la detiene y la hace prisionera. Me ha gustado mucho.

Besos

Karla dijo...

cada quien vivimos la misma situación de distinta manera, y es ahí donde queremos gritar que la nuestra es la mejor...no sé si sea la mejor, pero estoy segura que es la única!

www.paquitaesunadiosa.blogspot.com

CecydeCecy dijo...

Lilyth, me ha encantado porque se presta para la reflexión, que de verdades esconde y muestra este escrito.
Que dificil se nos hace la libertad y eso que nunca dejamos de ponderarla.

Besos linda, que tengas una semana maravillosa.

Fher dijo...

Si realmente uno cree en la libertad de las ideas pues solo le queda justamente eso...Q sean libres,muy apesar de que otros las puedan usar a discreción, quedara la satisfacción de saber detalles que los otros no; detalles que se usaran como mejor arma a la necesidad de defenderlas.
Pero buena la actitud del paciente al final, nada mejor que solo dejarlas libres y cambiar de tema....

Besos y abrazos.

Lilyth dijo...

a, pero ¿a que te parece correcto? Por eso es que muchos pensamos las mismas ideas, ahora ocurre con mas facilidad por la facilidad de acceder a la información, pero no es nuevo, no dicen acaso que muchos inventos tuvieron dobles participantes y que solo uno se llevo el merito? ... en fin! Divagando como siempre ;)
Besitos, me alegra que te haya gustado.

Karla, siiii a veces tengo un ataque de narcisismo y tengo ganas de reclamarle al mundo mi reconocimiento, pero a buen pescador, le llegaran las ideas jajaja besitos!

Lilyth dijo...

Ce, a veces parecería que la libertad es un concepto para el que aun no estamos preparados, pero otras veces conservo la esperanza.
Igualmente, que tu semana este llena de buenas vibras!

Fher, sabes que es lo mas triste? Que yo realmente creo en la libertad de ideas, pero nuestra carrera será recompensada en la medida en que tengamos las mas brillantes y podamos patentarlas… es una gran contradicción, hasta cierto punto para mi un dilema moral.

NiNoSkA NoGaLeS dijo...

y soy una convencida, quizas soñadora, pero aun creyente de que la libertad es posible, y es una cuestión de actitud también, si una mente es libre sus ideas también lo son... y deben serlo, de pronto esa es su esencia...
es importante defenderlas sí, pero sin hacerlas prisioneras...hay que dejarlas volar, dejarlas batir sus alas... los reconocimientos devienen solos, porque cada idea lleva impreso indeleble el sello de quien las hizo nacer....
"La libertad
tiene alma clara
y solo canta cuando va batiendo alas,vuela y canta, libertad" (Silvio)
un fuerte abrazo amiga!!!!

Lilyth dijo...

que vivan las ideas libres!!

utópico dijo...

Sólo para jugar un poco al abogado del diablo…
Y que pasa, si digamos descubres la cura contra el sida, pero no registras la idea, y viene Pfizer o alguna multinacional de medicamentos y se roba la idea, para luego venderla por una suma exorbitante al punto que sólo gente en los países ricos puede curarse. Los de países pobres, siguen condenados al tratamiento. ¿Qué pasa entonces? Jijiji… mucha libertad de nuestras ideas a veces no lleva a ningún lado en un mundo capitalista, en el que siempre hay algún hijo de la maldad esperando a serrucharte el piso. En mi caso, creo que hay que evaluar las ideas caso por caso, no porque no crea en la libertad de las ideas, porque si creo en ello, en el ejemplo que te dí, preferiría registrar la idea como mía, y luego regalarla a la Organización Mundial de Salud, y permitiría que todas industrias farmacéuticas del mundo produzcan el medicamento en genéricos.

En sí, creo en la libertad absoluta. Pero si viviese en un reino de esclavos y sería libre, trataría por todos los medios de comprar la mayor cantidad de esclavos que me sea permitido, para luego darles libertad.

Me gusta mucho este post. Por la representatividad del libre albedrío, el yo elijo, el ‘es mi mundo’ ‘es mi decisión’ Ciertamente detesto que otros se apropien de las ideas ajenas, y las llamen suyas. Aunque creo de verdad que las ideas deberían ser libres, y pertenecer al mundo gratuitamente. Es decir que todos puedan usar las ideas de todos, siempre y cuando digan a quien le pertenece, no? Eso es honestidad y además nos ayuda a forjar una identidad humana que respeta las individualidades mientras profundiza las comunidades.

Ojala cambie el mundo… lilyth querida, y que todos usemos libremente las ideas del otro, pero siempre reconozcamos de quien son, eso es muy importante. Nos hace más respetuosos del otro. Besos!!

Lilyth dijo...

Pues en el caso de que patentes la idea para compartirla ya no la estarías haciendo prisionera… la estas compartiendo precisamente como les gustaría…
Claro que también es molesto cuando te serruchan el mérito de un proyecto, pero como dicen por ahí… de donde salió esa quedan más jajajajaaj
Falta un poco para un mundo de ideas libres, ahora que precisamente es la moneda de cambio… pero con paciencia y salivita… jajajaja

Canto y vida. dijo...

Es cierto, las ideas están allí pero no todos tienen la capacidad o tal vez el interés de tomarlas y darles el justo valor.
Es que a veces las personas se empeñan en vivir de un modo tan frívolo que ni siquiera se prestan atención a sí mismos, mucho menos a lo que dicen, y por ende no se dan cuenta del cúmulo de cosas lindas que pueden surgir de las palabras sentidas. Las palabras unidaS a nosotros si que son frases especiales y no esas que sólo buscan edulcorar la mentira, la falcedad...
Bello tema para discutir.
Me gustó visitar tu blog.

Lilyth dijo...

Hola que tal? muchas gracias por el comentario y por darle una ojeada al blog, se bienvenida cuando te apetezca regresar.