miércoles, 11 de junio de 2008

Fósforo, lucero del alba

A veces solía sentirse así, alejada de su propia vida, espectadora incluso. Sentía que las horas pasaban lentamente como agua viscosa y que ella no tenía ningún control sobre lo que sucedía a su alrededor.


Durante esos momentos le gustaba ensayar sus sueños más absurdos porque esa sensación de tener una capa que la impermeabilizaba de si misma la hacía tan inmune a los convencionalismos que sus sueños podían ser del color y tamaño que le placiera sin tener que preguntarse en momento alguno, que si el que dirán o las apariencias.


Porque se puede pensar que los sueños son libres, pero es una verdad incompleta, cuando era consciente de si misma y tenía ganas de ser otra, imaginaba que se llamaba María del grupo de las Vírgenes, aceptada y querida por todos; pero en momentos como este, le entraban ganas de llamarse María pero del grupo de las Magdalenas, porque en los momentos en que las sensaciones no le acompañaban, no tenía que cargar con el mundo de percepciones cotidianas y en lugar de puta como todos etiquetarían a María Magdalena, ella se erguiría compañera.


Su elección de ser María la compañera le hirió como una punzada en el alma, una situación contraria al momento en el que sentía que no pertenecía a su cuerpo. Eran ya varios años desde que fue la compañera de alguien; “años luz” se decía mientras esbozada una sonrisa, aunque resultaba absurdo se reía de sus propias exageraciones.


Entonces cambio por completo el escenario y no le importo llamarse como se llamaba, empezó a redactar una lista de sus conquistas pasadas “pocas glorias” pensó, antes de entregarse por completo a la depresión le surgieron las dudas y sintió la necesidad de espiar en cuantas listas de conquistas estaría ella, pero sobre todo en cuantas glorias.


La mañana tan solo había empezado cuando el ovillo de los pensamientos ya se había desenredado, sin darse cuenta regreso a su cuerpo poco a poco mientras recordó unos ojos brillantes con una sonrisa inquieta colgando debajo. Por mucho que intentaba no lograba incluirlo en ninguna de sus fantasías, con un suspiro dejaba de lado todo intento porque estaba segura de que lo quería a su lado, en cuerpo y alma. Y que soñar con él era tan poco conveniente como calzarse sandalias en días de lluvia.


No quería convertirlo en el héroe de sus sueños, prefería rescatar retazos de sus recuerdos y revivirlos cuidando que no se manchen con la fantasía, prefería concentrarse intentando recuperar un olor, una caricia, un beso… entonces cuando estaba a punto de tocarlo con la punta de los dedos un vacío en el estómago le provocaba amnesia y tenía que volver a empezar.

Estaba cada vez más cercana a su cuerpo y así le resultaba difícil soñar, como difícil es en general evocar con la mente lo que sabe el cuerpo, cuando se hacen estos esfuerzos se van quemando recuerdos como palitos de fósforos… así que dejó de añorarlo, prefirió que se quedara anclado en la piel, con la esperanza de que sea el destino quien devuelva su fresca presencia a la orilla de sus sensaciones.


Guardó los cerillos que le quedaban, suspiró un poco más antes de despedirse de su recuerdo y volvió a salir de si misma -mientras los documentos se acumulaban en su escritorio- para soñar que en realidad llega el invierno y que el destino le concede la oportunidad de realizar una apuesta en la casilla del amor que tiene su nombre.


12 Invisibles:

santiago dijo...

Magistral, realmente me encantó y por mas de que yo sea hombre y vos mujer, me sentí muy identificado. Te felicito.

Carmen dijo...

NICE! sabes me hizo recuerdo al final de "como leche para chocolate" cuando la muchacha se come los fosforos. Eso de las lista de conquistas y glorias ....da para pensar queriiiida!

utópico dijo...

Ay Lilyth, este cuento es realmente bueno. Este cuento me deja con montones de preguntas, y eso cuando ocurre eso, quiere decir que la lectura que he tenido, es buena. ¿cómo debe uno reaccionar cree que encuentra lo que busca? ¿cómo sabe que lo que ha encontrado es lo que busca? ¿Qué es un espejismo? ¿qué hacer con el destino?
Me gustan las reflexiones que inundan tu cuento. En especial las decisiones que uno toma con respecto a la soledad… y que de pronto parecen desvanecerse… y la soledad se hace tan cruda, o al menos parece recrudecerse… en especial cuando es una soledad tan matizada de momentos compartidos, aunque estos sean fugaces.
Que maduro el cuento, en el sentido en que la protagonista decide mitigar sus fantasías, es más ni siquiera las aborda, no se si la decisión sea adecuada o no, porque el cuento termina en el suspenso del presente, pero es una decisión muy madura, en especial para una persona soñadora, porque por lo que sabemos de ella, le encanta imaginarse a sí misma habitando otras vidas. Por otro lado, es quizás la mejor decisión que ha tomado, puesto que en el pasado sus decisiones nunca han dado resultado, de ahí que ella está sola. En fin… creo que es un personaje bastante bien logrado (si tomamos en cuenta lo corto que ha sido el cuento). Ahora, es interesante ver también que no es necesariamente su decisión, y que puede ser que la cercanía del recuerdo y probablemente el deseo, son los que aceleran este sentimiento que divaga… una especie de evocación absorta, desconocida, incomprensible, pero largamente placentera…. En fin, creo que me quedo con esta segunda visión, quizás porque es más romántica, y aceptémoslo… soy un romántico acabado…
El titulo es muy sugerente, y me gusta mucho… va muy bien con el texto, y la explicación etimológica que me diste de la palabra fósforo pues ilumino muchas de las orillas del texto en sí, el nuevo amor es siempre un amanecer, un alba que lo trae todo nuevo, y el fósforo pues es tantas cosas… el principio, el fuego, el que trae la luz, el poderoso, el caliente, el fuego del cuerpo, el fuego del espíritu… y es que un amor, son todas esas cosas, y todos tenemos derecho a apostar nuestra suerte en el amor, y ver si ocurre… a veces las cosas resultan y complejos como somos hallamos la felicidad en unos pies descalzos al lado de los nuestros, otras veces sólo nos queda seguir remando contra la corriente, hasta encontrar un destino, o mejor aún dejar que el destino nos encuentre… hay gente que espera… y el que persevera alcanza… la cuestión es la paciencia… y como dice la negra Sosa ♪la paciencia pobrecita….♪
Muchos besos… seguiré pensando en este cuento. Y que vivan las Magdalenas!!

CecydeCecy dijo...

hermosa magdalena, que en ella se juega, que mujer con la personalidad tan definida, aunque su apariencia por momentos se desvanesca...

lindo escrito, muy bueno

besos lilyth

Libre... dijo...

Interesante....
Pero me rompiiiii el coco leyendo, lo siento quizas no fluyo como mantequilla...

Abrazos.

KLAU dijo...

Y CUANDO ESTOY POR SALIR A LA CALLE UNA MULTITUD DE MUJERES CHUPACIRIOS ME RE CAGAN A PIEDRAZOS__________ JAJAJAJAJAJAJAJAJJJAAJAJAJ

DECIME VOS CHE? QUIEN TE DIO PERMISO PARA CONTAR "MI HISTORIA"? JAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJA

ONCE PUNTOS DE PRINCIPIO A FIN
TE FELICITO LI TE PASASTE

BESOS
MILES
KLAU ♥

http://theotherside-klau.
blogspot.com/
http://breathinblue.blogspot.com/
http://hardreborn.blogspot.com/

Cartas que nunca escribí dijo...

Estupendo relato, bien escrito y atrapante.

Besos,
Esmeralda

Lilyth dijo...

Santiago, muchas gracias por tus palabras, me alegra que te haya gustado y que te hayas sentido identificado, un saludo desde la distancia.

Carmen, verdad che, no lo había pensado, en realidad lo escribí pensando en el cuento de la niña que vende cerillos, ahora que lo pienso tiene mucho de “como agua para chocolate”, que tengas un lindo finde. Ah estaba pensando en hacer el logo en ingles, pero todavía no se me ocurre una frase pegadiza… pero vendrá. Es una muy buena idea.


Utópico, Me alegro que te haya gustado tanto… lastimosamente no tengo respuestas a tus preguntas, porque la verdad es que las sigo buscando. Debe ser del estilo conoces la respuesta porque cuando te llega te llega jajajaj
Creo que la soledad es compañera de ciertas almas, la cuestión es que tipo de soledad… la impuesta o la elegida, se puede creer que son iguales, pero a mi modo de ver existen algunas personas que han nacido para estar solas y sin contar ciertos momentos de debilidad son bastante felices con esta decisión, La soledad impuesta por otro lado es muy deprimente para quien tiene que sufrirla. Creo que es importante aprender a controlar los sueños para poder llevarlos a los lugares que nos interesa conocer, de otro modo nos llevan a la deriva y bueno, de ese modo no siempre se atraca en buen puerto.
Tengo que confesar que el título me gusta mucho, aunque a simple vista pudiera no existir relación, me gusta esa definición tan romántica de una palabra utilizada con tanta frecuencia. Un beso grande, buen finde.

Lilyth dijo...

Ce, la imagen de esta Magdalena me gusta más que la tradicional, gracias por tus palabras Ce un beso y que tengas un lindo fin de semana.

Libre, bueno no se puede dar gusto a todos jajaja de todos modos muchas gracias por darte el trabajo de leer el cuento, espero que pronto llegue uno que sea la mantequilla de tu tostada.

Klau, es una pena que a las almas libres no se las entienda del todo… creo que me tope con tu historia en un sueño, o puede ser que seamos las dos versiones de la misma historia jajajaj un super beso Klau, no te pierdas!!

Lilyth dijo...

Esmeralda, espero impaciente tus cartas, gracias por pasar, me alegra mucho que te haya gustado el cuento, un beso en la distancia.

Carmen dijo...

Que tal "get a bag" o "bag it" o
"Have my own" o "a bag for a your world" hay un dicho "a penny for your thoughts"...
Que metiche no??/ solo lo que se me ocurre... y sigo sin postear el meme, pero te juro que estoy pensando en como hacerlo, todo me toma muuuuhco tiempo.. soy una huevada!!! en fin.

Lilyth dijo...

Carmen, me encantan! me gusta como suena "a bag for your world" ahora hay que buscarle un espacio. Puede ser una causa en el facebook, no? que sirva para algo el mentado invento jaajajajaj