sábado, 26 de abril de 2008

Divagaciones tardías

Empezó como una conversación común entre amigos que comentan las noticias a falta de cambios climáticos importantes en los últimos días, entonces se puso sobre la mesa el equipo de gobierno del actual presidente de España, Zapatero y aunque el rumbo “feminista-machista” se veía venir no fui capaz de distinguir a tiempo el momento en que la conversación llegó a este punto y me tomo por sorpresa. Mientras nos fuimos alejando de los temas políticos algunas de las opiniones vertidas me dejaron bastante impresionada.


Una de las principales sentencias, camufladas entre vaticinios del desempeño de las mujeres de ZP, me quedó dando vueltas en la cabeza la afirmación de que las mujeres que triunfan en sectores tradicionalmente masculinos, muy dentro suyo piensan “todo esto es para demostrarles que las mujeres pueden hacerlo tan bien o mejor que los hombres” como aun no he triunfado en la vida, no puedo por cuenta propia dictaminar la veracidad o falsedad de esta aseveración. Sin embargo, me resulta difícil imaginarme a mi misma dedicando el sueño de toda mi a la supremacía femenina y maldiciendo a todos los hombres que importunaron mi camino.


Opino que el mundo laboral en España ha cambiado y se han abierto posibilidades que antes hubieran sido directamente imposibles: acepto sin embargo que el camino es largo, que aun se tiene el denominado “Techo de cristal”, una prueba de ello es que la noticia del nuevo equipo de ZP ha rondado los noticieros una semana ¡nueve mujeres y ocho hombres!, sin contar los comentarios de países vecinos, pero cada vez se encuentran un paso mas cerca de que los puestos tanto los comunes como los importantes sean diseñados para seres humanos sin importar su sexo.


Por lo que en este ambiente donde cada vez es más natural el desempeño de la mujer en cualquier área masculina, el pensamiento femenino también va cambiando y vamos superando poco a poco la necesidad de tener que demostrar que no nos hace falta un pene para pensar. Es posible que queden aun vestigios de este comportamiento, pero se va reemplazando por la búsqueda de la realización personal, la búsqueda de objetivos al igual que los hombres, personales, básicamente humanos.


Casi de la mano del tema anterior, hablaron del estereotipo de mujer “jefa” mala leche, esas personas imposibles que parece vivieran una eterna menopausia, pero a riesgo de caer en un error me animo a decir que es un estereotipo anticuado, forjado sobre la idea de que muchas de estas mujeres vivieron bastante estresadas debido a que tuvieron que elegir entre realizarse como personas o como seres funcionales dentro de su sociedad (o sea mujeres de éxito o amas de casa) básicamente un estereotipo basado en la insatisfacción femenina debido al descuido de una parte suya.


Pero si van a poner esta carta sobre la mesa, tendrán que aceptarme la carta comodín de que existen muchos jefes mediocres, pero las jefas son excelentes, más eficientes, pues fuera del sexo, la diferencia esta en que -antes con mas fuerza que ahora- para llegar a un puesto de poder o reconocimiento, siendo mujer debías ser la excelencia en persona o no se te tomaba en cuenta. Esto sin embargo no es un absoluto ni mucho menos, es una explicación que busco, porque no creo que las mujeres se vuelvan totalmente intransigentes cuando ocupan puestos de poder.


Dejo muchas ideas en el tintero, divagar a altas horas de la madrugada tiene como resultado un montón de letras dispersas, unas ideas cansadas y el sinsabor de tener que preguntarte una vez más, hasta donde han llegado los cambios.


5 Invisibles:

utópico dijo...

Algunos cambios han llegado, ¿hasta donde? Es una excelente pregunta, y me imagino que varía de país a país y de sociedad a sociedad. Las sociedades occidentales y de América latina son bastante machistas todavía, a pesar de que están mucho más avanzadas que las sociedades del resto del mundo. Pero desde mi punto de vista queda muchísimo por hacer. Es genial que Zapatero haya escogido mujeres para la mayoría de sus ministerios. Pero mi primera pregunta sería, ¿lo hubiese hecho Rajoy? Creo que Zapatero es la excepción, y de ninguna manera la regla, y creo además (y lastimosamente) que la mayoría de los nuevos presidentes y los actuales presidentes del mundo desarrollado y de América Latina no haría lo mismo, hay los que como Berlusconi creerían que sus gobiernos son demasiado ‘rosa’.

Creo que las mujeres no solo ahora sino siempre, han tratado de ser independientes, no para demostrar que son mejores que los hombres (aunque si hubo muchas que creían eso), sino porque simplemente querían demostrarse a si mismas que podían hacerlo, y porque disfrutarían haciendo cualesquiera actividad ellas viesen pertinente. Me gustaría saber si la afirmación que mencionas sobre las mujeres que triunfan la hizo un hombre o una mujer. Porque si fue un hombre, pues me parece bastante predecible. Si bien hemos logrado una sociedad en la que la mujer participa más activamente de todas las esferas (culturales, sociales, políticas, económicas, etc.), lo hemos hecho solo a niveles materiales, y no en todos los niveles de valores y pensamientos. Todavía hay hombres, y me atrevería a decir que son la mayoría, que no creen que las mujeres puedan desempeñarse en todas las funciones, como un hombre. Ahora si fue una mujer, es más complicado, pero probablemente piensa lo mismo, aunque ya ahí habría que ver el tipo de familia en el que creció. En estados Unidos por ejemplo, un país que se jacta de la igualdad de sus hombres y mujeres, hay muchísimas mujeres que no creen que Hillary Clinton sería una buena presidenta, no por sus cualidades políticas, sino por el simple hecho de ser mujer. ¡♀!

Son muchísimas cosas… y da para charlas interminables. Es por ejemplo muy difícil que las cosas cambien para bien, cuando todos los medios de comunicación, y las películas, música y programas de tv, siguen siendo tan machistas. Es difícil encontrar programas en los que las mujeres triunfadoras son simplemente eso, mujeres triunfadoras. El machismo esta en todas partes, y muta y penetra muchas cosas. Todavía los estereotipos de la mujer triunfadora, frustrada por que no pudo tener hijos, o mala porque es una excelente profesional, están por todos lados. Mientras que los hombres exitosos, siguen rodeados de mujeres, y viajando por todo lado, y cosas así. No se muestran casos diferentes, de hombres que ganen menos que sus mujeres, en los que sus mujeres no son ni malas, ni ambiciosas, sino como cualquiera. No se muestran ‘valores’ diferentes. Porque lo que tiene que cambiar es eso, nuestros valores, mientras eso no cambie la cosa sigue igual, mutando.

La búsqueda de la realización personal esta ahí. Y creo que todavía muchos piensan que la de la mujer esta atada a ser madre. Yo no creo eso, aunque no le quitaría a ninguna mujer el derecho a pensar así. Pero creo que muchas otras mujeres preferirían no tener hijos, y vivir tranquilas, ser ellas mismas, ser independientes. Habría que ver hasta que punto la presión social pesa, el que tus padres, tus amigos, te digan a cada rato, cuando vas a casarte? Cuando vas a tener hijos? Y bueno… cosas así…que pasaría si no existiese esa presión, habrían menos mujeres queriendo ser madres. Y obviamente ese es tan solo un aspecto mínimo que uso como ejemplo, porque con seguridad hay mil otros factores que deben tomarse en cuenta, muchos de los cuales desconozco.

En lo que respecta a lo del éxito en el trabajo, desde mi perspectiva es sencillo. A una mujer para que se la reconozca se le exige excelencia, mientras que a un hombre no. Un hombre puede ser exitoso simplemente siendo bueno en lo que hace, una mujer necesita ser excelente. Lo de la intransigencia??? Pues no se… si un hombre es machista, o tiene algo de machista (y en ese caso hablo de casi todos los hombres) y un jefe es estricto y exigente, el hombre creerá que no le queda de otra que lidiar con el jefe, y quien sabe el sería igual si fuese jefe. Pero si le toca una jefa, que es exactamente igual que el jefe en lo que respecta a profesionalismo, entonces el creerá que ella es una intransigente, que le exige mucho, que es demasiado estricta, y una infinidad de cosas más….

En fin… creo que divague mucho yo también…. Me resta decirte que afortunadamente estos pequeños cambios son, aunque limitados, buenos. Y que lo único que nos queda es seguir los procesos de cambio, y confiar en que encontraremos gente en esta ruta que es la vida, que se sume a este caminar, y que con trabajo las próximas generaciones se irán preguntando esto cada vez menos.

besos!!

Klau dijo...

SIN DUDA ALGUNA EN CIERTOS ASPECTOS, NO IMPORTA EL RICON DEL MUNDO QUE SEA, EN ALGUNOS TEMAS NOS CUENTA EVOLUCIONAR MAS QUE EN OTROS.

TODAVIA HAY QUIENES SE PREGUNTAN A LA PAR DE QUE ESTAMOS NOSOTRAS.
Y BUENO... SERA QUE ES HORA DE HABLAR CON VOZ MAS FIRME NO? ACUARIANA NO ES DIVAGUE ES TU PENSAR, LO CUAL ES ABSOLUTAMENTE BELLO.

BESOS
MILES
KLAU
♥♥♥

Lilyth dijo...

Utópico, primero disculpas por una respuesta tan corta, pero sucede que estos días tengo muchos pendientes así que mis opiniones de tu comentario irán vía mail, un beso!!

Klau, lo importante es continuar con la evolución, verdad??

Anónimo dijo...

Hola Lylith!

soy mujer y soy jefa de un equipo de personas excepcional que, sin haberlo buscado es exclusivamente masculino.

A lo largo de mi carrera profesional, nunca me he sentido ninguneada ni menospreciada por ser mujer, aunque también creo que he obrado siempre con profesionalidad.

Si hay algo que me puede, que me cabrea y mucho, son esas "caperuzitas" que van por el mundo en papel de víctimas defendiendo unos presuntos derechos que yo creo que las demás, ya hemos ganado a base de trabajo hace ya muchos años.

Soy periodista y que un gobierno con mayoria de mujeres sea noticia me parece vergonzoso. Como también me parece un insulto para todas nosotras la paridad por ley. No creo que la igualdad se consiga asi, ni haciendo noticia de lo que no tendría por qué serlo ni propiciando un paternalismo insultante por parte de la administración.

Besos.

Maria de Mave

Lilyth dijo...

Hola Maria!!
A mi tampoco me gustó que el tema sea noticia durante tanto tiempo... me parece mas que todo insultante, ¿es tan difícil de creer? Espero que no.
Sin embargo lo que me sorprendió fue el tono que tomo la conversación porque precisamente quien lo dijo es español y puede que siga estereotipos pero si me lo hubiera dicho un latinito paisano lo habría entendido puesto que –por lo menos en mi país- en cuestiones de igualdad estamos en la edad de piedra, para darte un ejemplo, por ley los partidos deben presentarse con un 30% de participación femenina (obligatorio) y lo hacen utilizando el redondeo al número inmediato mayor, es una pena lo que sucede allá.
Comparto tu visión del rechazo al paternalismo, espero no haber sido complicada al escribir el post, pues lo escribí en la madrugada y a pesar de que actúo de acuerdo a una igualdad ganada aquí por las españolas en particular, tengo una lucha interna contra una parte de mi que tiene la cabeza rapada, viste traje y corbata y organiza manifestaciones por la igualdad de género jajajajaja, un estereotipo que tengo creado a partir de las feministas extremas de mi país.