martes, 15 de abril de 2008

Desde un lugar llamado Alto Parapeti

Advierto a quienes suelen pasar por este rincón del Internet que el siguiente post contiene argumentos políticos y sociales relacionados a mi patria, Bolivia. En general este no es un blog político, sin embargo no puedo cruzarme de brazos y dejar mis opiniones de lado. A continuación les dejo con un artículo que no ha sido escrito por mi, sin embargo recoge cada uno de mis pensamientos y antes de confundir el mensaje preferí postearlo al pie de la letra para quienes tengan tiempo e interés en continuar con la lectura. Mas adelante el blog continuará dentro de la línea habitual de cuentos, hadas y dragones.


Quise expresar la voz del “otro”, ese ciudadano que esta siendo marginado y satanizado por mi gobierno, el campesino que trabaja de sol a sol y que por ser propietario de las tierras que trabaja es ahora denominado latifundista. El mismo gobierno que mantuvo ignorado a este territorio, el que ni siquiera a cumplido con los servicios básicos como luz y agua potable quiere ahora quitar el medio de sobrevivencia de quienes han puesto el hombro por su patria, en busca de fines políticos. Con el Señor Evo Morales cambiamos de amo pero no de sistema, se sigue tratando de repartir la pobreza.


¿LOS ORIGINARIOS CON TIERRA TENEMOS DERECHOS?

Según el diccionario "originario es el que ha nacido en el lugar que se especifica o proviene de él" y por supuesto que esta palabra dio para muchas interpretaciones que fueron hábilmente aprovechadas por el gobierno. ¿Cual es el concepto exacto para quienes no somos considerados originarios?, ¿seremos personas anónimas sin presencia física ni carné de identidad?, al parecer existimos, tenemos nombre y apellido, obtenemos como todos, logros y frustraciones en el empeño de tratar de subsistir, a pesar de las nubes cada vez mas negras de la intolerancia que muestran nuestras autoridades.



Quienes somos orgullosos "originarios" del Alto Parapeti1 y por tanto del Chaco2, no podemos quedar al margen de los problemas que se suscitan en este momento, y es deber levantar nuestras voces en defensa de esas tierras donde no somos recién llegados ni colonizadores, sino familias que vivieron por generaciones dedicando su vida a un trabajo tan sacrificado, poco remunerado y donde jamás se han conocido "esclavos". Pero como la palabra impacta, los actores del gobierno se solazan con la expresión confundiendo a la opinión pública.


Nuestros abuelos como todos, defendieron la Patria en la contienda del Chaco, sirvieron de guías y aquellos que por su edad no podían ir a las trincheras, aportaron con su ganado caminando grandes distancias para dejarlos en el lugar de la contienda, porque no existía otro medio de transporte y por supuesto los caminos eran solo de herradura.


Mi padre nacido y criado en el Alto Parapeti, dedicó su vida entera al trabajo del campo, jamás dejó sus tierras para irse a vivir al pueblo, mi madre chaqueña3 de pura cepa que llegó a los 16 años por los avatares de la guerra del Chaco, fue su compañera durante sesenta años, trabajando duro para que sus hijos pudieran tener un futuro mejor.


¿Cuales son los trasfondos por los que el gobierno resuelve poner en primera plana al Alto Parapeti con todo un aparato de represión, atropellos y propaganda agresiva sin conocerla en realidad? Sus intereses tienen una raigambre profunda y el problema de los ganaderos es solo una pantalla para apropiarse de estas tierras por su riqueza hidrocarburífera, caminando a grandes pasos para conseguir mucho mas de lo que nos muestran las apariencias, en un desesperado esfuerzo por debilitar el poder departamental que inconteniblemente marcha hacia el Referéndum del 4 de Mayo.


Los datos de este nuevo mítico "El Dorado" que de pronto sale a la luz, nos hablan de 30 Km al noroeste de Camiri, otros 30 al sudeste de Chuquisaca, que pecan de nebulosos porque este lugar solo es conocido por las empresas petroleras, los mañasos4 y comerciantes, los erradicadores de la malaria o los señores del INRA (Instituto Nacional de Reforma Agraria) que cada tanto aparecen con promesas de sanear las tierras cobrando sumas que se las lleva el viento, mientras los títulos de propiedad no llegan nunca.


Sin embargo, en esta campaña política no se habla del Chaco chuquisaqueño distante a 30 Km del Alto Parapeti, un Chaco cuyas autoridades conocen e integran a sus comunidades más apartadas con caminos, puentes sobre el río Parapeti, comunicaciones, porque saben que es zona productora de maní, maíz, ají, carne porcina y vacuna, ni que decir de su riqueza hidrocarburífera, mientras que del ahora famoso Alto Parapeti apenas se pueden sacar los productos beneficiando a los comerciantes que al pagar precios mínimos, duplican o triplican sus ganancias, frustrando las expectativas de sus productores.


Los llamados latifundistas del Alto Parapeti soportaron solos y a riesgo propio los embates del boom de la soya, cuando la planta aceitera de Villamontes prometió comprar toda su producción, sin embargo llegado el momento de la cosecha no compraron un grano, ocasionando su venta a precios de regalo a los intermediarios o alimentando a los cerdos con pérdidas de todo un año de trabajo. Los cerdos considerados como la despensa de la casa por su rápida comercialización, tienen que ser malvendidos cuando no hay maíz. Estos "latifundistas" arriesgan el trabajo de toda una vida cuando llega una plaga para el ganado y no hay dinero para vacunas, sabemos que el circulante siempre escasea en el campo.


La señora Celima Torrico5 que visitó la zona el año pasado puede atestiguar que se vive y trabaja sin ayuda alguna y sin solicitarla, con una economía de subsistencia, bueno hubiera sido que también se acerque a un "latifundio" para conocer de cerca las necesidades de estos "originarios con tierra" sin amedrentamientos ni provocaciones, pero como la solución de estos problemas no tiene rédito político, es una historia que se la oculta o no se la quiere conocer.


Se dice que las propiedades deben cumplir una función social, de pleno acuerdo, pero antes de iniciar este avasallamiento deberían conocer que en esta tierra de hombres emprendedores, los abuelos de la familia Chávez fundaron la primera escuela de la zona que lleva el nombre de "Juvenal Chávez", consiguiendo los ítems necesarios desde el año 1920, mi padre Ernesto Chávez, obsequió los terrenos de la escuela, con espacio suficiente para viviendas de los profesores, cancha de fútbol, posta sanitaria y una iglesia cuya construcción es el fruto de su esfuerzo con el apoyo de los vecinos, tal como consta en un acta de entrega oficial que se encuentra en el ahora Núcleo Escolar que a la fecha cuenta con aulas para enseñanza básica e intermedia y cuyos alumnos que deseen proseguir estudios pueden hacerlo en las Normales Rurales. Con medios propios colocó una horoya6 para cruzar el río, luego cuando una riada arrasó con todo, hizo construir un puente colgante que benefició a toda la comunidad. Vale la pena mencionar que hoy todos estos "latifundios" mencionados en las propagandas cuentan con escuelas y postas sanitarias instaladas a cuenta de los propietarios pues el gobierno poca o ninguna ayuda a dado.


¿Consideran que esto no es cumplir con una función social?


Cincuenta años atrás con el fin de acercarse al mundo exterior y comunicarse aunque sea unos minutos con sus hijos todos estudiando en Sucre, o amigos de otros lugares tan alejados como este, mi padre llevó la primera radio a batería, posteriormente llevó junto a su hermano Babil Chávez, la primera movilidad por unos caminos abiertos a pala y pico, el primer ganado cebú de pura raza que los hizo llorar de angustia cuando comprendieron que era demasiado arisco y con escasa leche para ese terreno tan escabroso como es el del Alto Parapeti, pero pacientemente esperaron años antes de conseguir un mestizaje mas adaptado a las condiciones de la zona, llevó la primera heladera a gas, el primer tractor, la primera radio a transistores, por un corto tiempo se contó con teléfonos que nunca funcionaron y fueron sustituidos por la primera estación de radio ubicada en la hacienda Buena Vista.


¿Se cumple o no una función social?


Es muy extraño observar que cuando se nombra a los ganaderos no salen a la luz otros "latifundistas" como es el caso de Anguarenda y Tacete7 pertenecientes anteriormente a un hombre fuerte de las ONGs que vive en Camiri, quien sacó un jugoso beneficio con la venta de la heredad que pertenecía a su esposa, ¿por qué esa diferencia?


Es un hecho que el gobierno desea apropiarse gratuitamente de estas tierras, en el Chaco Chuquisaqueño muchas personas se vieron obligadas a venderlas por temor de perder todo, pero recibieron un justo precio de organizaciones que las compraron para convertirlas en comunidades, visítenlas señores del gobierno y verán en que quedaron esas otrora florecientes haciendas. La diferencia es que el Alto Parapeti no está a la venta, los hijos de esos hombres y mujeres sacrificados respetamos y amamos esta tierra y no permitiremos avasallamientos.


Sería muy saludable que cuando se refieran a las familias cautivas, engloben en el vocablo a todos los vecinos del Alto Parapeti, efectivamente somos cautivos del atraso, de la falta de caminos, luz, agua potable, comunicación, somos cautivos de la pobreza y del abandono gubernamental, en pleno siglo 21 no se cuenta con estos servicios básicos y no hay incentivos para los planes de producción que la gente del lugar quisiera para mejorar su calidad de vida.


La realidad es muy diferente y es bueno que el país conozca la existencia de un lugar llamado Alto Parapeti, quizá de esa manera esa gente pueda en el futuro recibir algún beneficio, el mejor de ellos que los dejen trabajar y vivir en paz. Sus latifundistas que finalmente aparecen el mapa, deberían exigir que las políticas del gobierno también tomen en cuenta a los pequeños productores.


El problema de la tierra no puede ser tomado a la ligera, tomemos el ejemplo de otros países que pasaron por un proceso similar y lleguemos a una solución pacífica con acuerdos que beneficien a todos sin enfrentamientos, porque lamentablemente hoy es costumbre que todo se debe conseguir mediante amenazas. No permitamos que nuestros ancianos vean destruida la obra de toda su vida.


Desde esa perspectiva la autonomía cruceña es la esperanza de mejores días para el Alto Parapeti, gente tranquila y contemporizadora, que asume estoicamente los riegos de sequías, precios bajos, enfermedades en el ganado, que se encuentra desprotegida y sujeta a cualquier abuso que puedan cometer los agentes del gobierno masista.

Sucre, Abril de 2008
Raquel Chávez Aguilera
Hija de Ernesto Chávez y Julia Aguilera de Chávez

1. Alto parapeti: zona del chaco boliviano, al sur del departamento de Santa Cruz.
2. Chaco: Región oriental y sur oriental de los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija. Es una continuación de las planicies del Beni que presenta también serranías y pequeñas montañas. La población está compuesta en su mayoría por pequeños ganaderos y agricultores. Los pueblos nativos, que continúan viviendo en la zona conservando sus tradiciones e idioma, son los chuquitanos, ayoreos y especialmente los guaraníes.
3. Chaqueña: Mujer nacida en el Chaco.
4. Mañasos, gente del lugar.
5. Ministra de Jusitica
6. Horoya: Canasta de metal colgada en un cable que atraviesa de punta a punta el río, cuya fuerza motora es el propio brazo mediante un sistema de poleas.
7. Anguarenda y Tacete: Haciendas colindantes al Alto Parapety.

14 Invisibles:

Klau dijo...

AHORA REGRESO A LEERTE
JMCITO DEJA DE PUBLICAR LILYTH

BESOS
MILES
KLAU

Cartas que nunca escribí dijo...

Nunca está demás, a riesgo de cualquier percepción, el dar a conocer la patria, sus regiones y lo que ocurre en ella.

Abrazo,
Esmeralda

José Manuel dijo...

Ésto no es un post, es UN POST. Lo imprimo y lo leo más tarde.
UN REQUETEBESO.
Nos vemos...
En Octubre viajo a la ciudad Condal por asuntos de trabajo, así que necesitaré una cicerone... :-))

CUCHITA dijo...

excelente post, muy pero muy bueno

Lilyth dijo...

Klau, ya fui a despedir su blog como es debido, lágrimas, pañuelos ¡En fin! ... será que la mortalidad de blogs está directamente relacionada a mi adicción a ellos? Jajajajaj me están matando!! Jajaja ¿Cómo será cuando llegue mi primer verano en la red?

Esmeralda, es que por mucho que te encuentres lejos de tu tierra, siempre te llama y no puedes ni quieres esquivarla.

Brad-nuel, jajaja yo necesitaré una enciclopedia para saber porque le dicen ciudad condal y a que te refieres con cicerone jajajajaja es broma! Bueno, ya sabes donde encontrarme, seria todo un honor ser tu guía!!

Cuchita, gracias por el comentario, la visita y sobre todo por detenerte a leerlo.

Besos a todos!!

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Nos bombardean con este tema desde todos los flancos, cada quien con visiones TAN, pero TAN diferentes.

Este post me parció muy interesante querida Lilyth, y es que "la verdad" (si es que existe una verdad pura) tiene demasiados puntos de vista.

Toda mi solidaridad con la gente del Chaco, esa gente que está siendo usada como botín político.

Un abrazo enorme, como siempre.

Vania.

utópico dijo...

Pues como dijiste antes, lo mejor de este artículo es que le pone nombre y apellido a las cosas.

Es sin duda un punto de vista muy diferente al que te presentan los medios de comunicación. Hay latifundistas en esa zona del país, de eso no hay duda alguna, hay gente muy poderosa y rica que trata a los indígenas como animales de carga o trabajo, y eso debe acabarse.

Pero también hay gente como la que vos y el autor presentan en este artículo que no pertenecen a esos grupos y que toda la vida, por muchas generaciones han estado trabajando y sudando cada centímetro de tierra que tienen de propiedad, pequeños y medianos hacendados que se desviven laburando, y luchan por contribuir a la comunidad a la que perteneces, gente que contra viento y marea ha establecido o ayudado a establecer comunidades más desarrolladas. Gente que construye escuelas, o abre sus propios caminos. Gente que no sólo respeta a los indígenas, sino que los tratan como hermanos, y los ayudan en todo. Mientras que el gobierno boliviano, jamás de los jamases ha hecho algo por la gente del campo, y siempre se han dedicado a robar, y robar, y seguir robando.

En este delicado momento de la historia boliviana, más que luchar por la eliminación de sistemas de servidumbre, lo que se está haciendo es aprovechar el momento, y desestabilizar los departamentos del oriente, para evitar ciertos procesos. De eso no tengo la menor duda. Es una pena que se use este tema, y la vida de tanta gente, para fines políticos, cuando lo que necesitamos es estabilidad….

Lo triste de todo esto, es que los verdaderos latifundistas, y explotadores, son intocables… a ellos no les pasara nada, mientras que los justos… la pagaran caro…
Ante un clima tan desalentador, no me queda más que mandarte una tonelada de esperanza, un abrazo muy fuerte, y la certeza de que nosotros, los que realmente creemos en un futuro mejor, lo vamos a conseguir, pese a todo… pese a este abismo de realidad… podremos crear una sociedad mejor.

Vuelve a mí la esperanza, te la mando, para que te envuelva y te cobije, para que te acuestes tranquila, y pienses en un día soleado, y tu caminando por esos lugares del chaco que tanto quieres.

Besos!

Carmen dijo...

Hace un par de dias fui a una presentacion de tesis de Doctorados y habia una muchacha que su tessis se basaba en Bolivia.. no en el chaco pero en el tropico del norte de bolivia. Lo mas impactante de su propuesta de estudio era que exactamente ilustraba la JODA que es la diferenciacion y caracterizacion de ORIGINARIOS, CRIOLLOS, MESTIZOS, CAMPESINOS, Karas negritos AYMARAS y demas ramas anexas. Y ella misma decia que era un tema de discucion para milen de anhos pues el gobierno no representa ni siquiera el 25% de todos estas entidades "etnicas" en el pais e iba mas alla diciendo que los Aymaras leyendo las ley forestal la interpretaban como les daba la gana y como no existe ninguna entidad que vele por los derechos de TODOS pues las cosas se quedaban en nada. Era interesante y al mismo tiempo vergonzoso porque Miercoles soy boliviana y no puedo y no tengo ni la mas puta idea de como hacer que la situacion cambie. AHHH y tambien dijo que es tan comlicado el asunto por que todos en Bolivia creen ser de diferentes bandos " The funny thing is the everyone in the Bolivian government seems to want a piece of the pie" "Todos los del gobierno Boliviano quieren tener un pedazo de la torta" Pero es que hatsa donde mas llegamos mal?>>>>

Lilyth dijo...

Vania, pondría en duda lo de las versiones diferentes pero no me encuentro allá y lastimosamente solo me llega un lado de la información, la que precisamente me hace pensar que después de todo este barullo los únicos perjudicados serán aquellas personas que por falta de medios e influencias no puedan defender sus pertenencias, porque los grandes... a esos no los va a tocar nadie.
La verdad depende del cristal con el que se la mira, no hay más en la vida, pero para tener una perspectiva más amplia debemos escuchar a todos los bandos, no solamente al "oficial" o "fuerte". Un abrazo grande... che... volviste a ser Cápsula del tiempo, pero recordé que prefieres Vania... ¿Qué tal?... súper zalamera verdad? jajajaj

Utópico, en este momento no encuentro mejor ejemplo que el vídeo que colgaste sobre la guerra del chaco, no por la guerra ni pensar en una similitud de los problemas, te lo digo porque hasta donde vi, se plantea una verdad vista desde tres ángulos, lo triste de esta historia es que no se escuchan muchas voces, como si por tener un pan que llevarse a la boca habrían perdido su condición de ciudadanos.
No soy historiadora, voy a necesitar una mano en eso, pero no te parece que se busca una repartición como la del 52 que tuvo (y lo vimos) a la larga resultados tan absurdos como la división de los terrenos al punto que a cada quien le tocan 10 metros de altiplano y la gente de todas maneras se fue a la ciudad y dejo el campo, porque no se tuvo que sembrar, porque la tierra no les puso dinero en el bolsillo por arte de magia, las reformas se deben empezar por la base, para que duren, no por movimientos de joker político.
El chaco no es la gloria, te estoy hablando de 40 grados tranquilamente, y cuando hay sequía vez como se mueren los animales a tu alrededor sin poder hacer nada, como la tierra quema el trabajo de todo un año y como te quedas sin alimento para sobrevivir...
Hoy necesito esperanza a granel, quiero creer, necesito entrar en cuarentena y enfermar de tanta credulidad, necesito sentir que el mundo no se abre bajo mis pies y que hay algo porque luchar... que existe algo que puede cambiar y mejorar para todos.

Carmen, seria interesante acceder a esa tesis che, claro que desde la humilde perspectiva mía creo que (sin negar el tema de tesis) nos empeñamos en las diferencias, vos que también estas fuera no se si te has puesto a pensar que somos un tanto absurdos los bolivianos, vemos a todos los que no pertenecen a nuestro grupo como el diferente, el raro (seas colla, camba, etc) pero al mismo tiempo esperamos que tengan el mismo comportamiento y caso contrario son tontos... no se si me explico, jajajaj, ya estoy divagando... en fin, como duele la patria. Un abrazo fronterizo.

La Vero Vero dijo...

Lilyth: Muchas gracias por el aporte. Sin embargo tengo que decirte que siendo una lectura personal, no es una lectura global de lo que pasa, te lo digo, por qué sé que te lee mucha gente de fuera y es preciso que maneje esta información pero también la “otra”.

El tema, en general, de la tierra, es un tema de preocupación mundial y, además, de fines políticos. No es ninguna novedad, es más denota candidez pensar que ahora Evo o los autonomistas no van a prenderse de este asunto para trasladar su batalla política a la materialidad de la región cruceña. Yo le digo al señor que escribió este artículo que es comprensible que el haya hecho eso, pero que primero no debe confundir lo que es la Función Social, con lo que es la FES (Función Económica Social) o debemos entender que esas escuelas funcionan sin cobrar, así sea en trabajo a los padres de esos niños? Precisamente el valor de la FES, es la capacidad de trabajar la tierra en tanto otorgue beneficios económicos y sociales, es decir corresponda la parte al Estado, al productor privado y a los trabajadores. ¿Ocurre eso? Lo dudo a los trabajadores que ahí vivían ni se les preguntó si querían trabajar ahí, eso fue una consecuencia y las irregularidades fiscales, en anteriores gobierno las puedes ver, están en las denuncias realizadas en el INRA, en todos estos años. Al hablar el señor de orginariedad, plantea un buen punto de vista en que claro él, no tienen nada que ver, es el originario y tiene sus tierras; pero y los que viven cautivos ahí dentro son igualmente originarios, la diferencia es que no tienen tierras, no se cumple la TCO, la TCO´s con para todos o no son para ninguno, es el principio.

Pongamos un ejemplo, que no es este señor, digamos Larsen que es un ciudadana norteamericano que tiene tierras que duplican el tamaño de la ciudad de Santa Cruz, las cuáles compró en su momento por manejos gubernamentales dudosos e ilegales (con grandes o pequeños precios es lo de menos) cuando tenían en ellas gente viviendo, se comprende aquello?. ¿Qué es lo que en términos mayúsculos hay que revertir? Gobierno y gobiernos que manejando el tema de la tierra (que ya sabemos siempre será político) vendieron territorios donde vivían comunidades!!! Dime si no te escandalizarías si es que alguien vende tu barrio (que piensas que te pertenece por que ahí naciste) y te pone escuela, caminos, supermercado, por aquello es justo? Es justo que el dueño de mi y de todo lo que nazca de mí, por qué es buenito, tenga titularmente la posesión de mi espacio? No me convierte eso en un desterrado? Yo ahí necesito, exijo! Un Estado que me proteja, no lo hicieron antes, quizás no lo hagan ahora, pero necesito que lo hagan; de la forma más consensuada de forma que no arruinemos la señora que escribe el artículo, pero él/ellos también tienen que comprender que la historia de donde devienen sus riquezas debe ser enmendada y revertida y eso tiene su costo. Pregúntale a la clase media urbana, acaso pensaban que iba a ser tan fácil como sigo con los privilegios que me socapa el Estado (ya sea por acción u omisión) mientras los pobres mejoran su vida y los ricos sufren. Ahí está el resultado, cándido desencantamiento, el asunto es cuando te tocan el bolsillo. El centralismo es evidente, en este rincón del país y en todos, pero dime, desde la descentralización (1994) tenemos un municipio que mal que mal recibe recursos, por qué no ocuparse de ellos desde sus usos y costumbres. Estamos ante una región tripartita (Chuquisaca, Santa Cruz, Tarija) es decir podría –viendo la ubicación—o debería, más bien, recibir dinero de tres departamentos! Cuando en Bolivia la mayoría lo recibimos sólo de uno.

Yo creo que el Chaco debería ser el décimo departamento, hay que ver si el gobierno o sus anheladas autonomías los dejan, ahí están las riquezas hidrocarburíferas y, lamento decirlo, la señora que escribe el artículo, por ese pecado (haber heredado tierras ilegales) y el otro (haber nacido en una tierra fructífera) éste u otro gobierno lo pondrán en jaque y ella, obviamente, defenderá sus intereses, para su desencanto, la gente que vive en tierras que no le pertenecen, llegado el momento –y quizás eso lo estamos viendo---defenderá el suyo.

Por último ya que la señora considera que las autonomías “lo salvarán” de esta reversión de tierras, puede pensar que si, el Estatuto Autonómico propuesto por Santa Cruz determina lo siguiente (extraído de un texto de Miguel Urioste –director Fundación Tierra--) y claro quién esté dentro de esta rosca será defendido, quién esté fuera no, quién determina aquello? Una sóla persona, una figura que no es contemplada en la Constitución boliviana: el “gobernador”. Va:

1. El Estatuto confiere al Gobierno Departamental, en verdad a su Gobernador, la potestad de definir sobre “la propiedad, la regularización de sus derechos, la distribución, redistribución y administración de las tierras del Departamento”. Ningún Estado Federal o Departamento Autonómico -en ninguna parte del mundo- goza de ese conjunto de atribuciones plenas sobre los recursos naturales.

2. El Estatuto elimina la figura de la reversión del latifundio (expropiación sin indemnización) vigente en la actual CPE y en la propuesta de NCPE. La eliminación de esta figura jurídica –facultad potestativa del Estado para la administración de los derechos de acceso y uso de los recursos naturales renovables como la tierra, el agua y el bosque- es la clave que se esgrime desde el oriente para dar continuidad al latifundio.

3. El Estatuto sólo reconoce a los pueblos indígenas oriundos del departamento su derecho a las Tierras Comunitarias de Origen, excluyendo así a la población migrante Quechua y Aymara, que constituye la mayoría indígena y campesina del departamento de Santa Cruz (los Quechuas y Aymaras son el 56 % del total de indígenas del departamento de Santa Cruz).

4. El Estatuto crea un órgano para el seguimiento a las políticas departamentales de tierras, el Consejo Agrario Departamental, cuyos miembros serán acreditados por el Gobernador, es decir que dependerá de esta sola persona el decidir quién representa a qué sector. Está claro que en este Consejo no estará ninguno de los representantes de los 250.000 indígenas Quechuas y Aymaras que ahora viven en Santa Cruz, y que la presencia de los pueblos indígenas de las tierras bajas (Chiquitanos, Guaraníes, Mojeños, Guarayos y Ayoreos) será marginal y subordinada al control político del Gobernador.

5. El Estatuto crea un órgano operativo, el Instituto Departamental de Tierras (IDT), para el saneamiento de las tierras, cuya máxima autoridad será designada por el Gobernador de una terna propuesta por el Consejo Agrario Departamental, que a su vez es acreditado por el Gobernador. En otras palabras, el señor Gobernador concentrará el suficiente poder para poner y sacar a su antojo al director del IDT que vea conveniente.

6. El Estatuto establece que será el Gobernador quien firmará todos los títulos de propiedad de las tierras del Departamento de Santa Cruz, en lugar del Presidente de la República, como disponen todas las constituciones políticas del Estado, tanto la actualmente vigente como la propuesta reciente.

7. Finalmente, el Estatuto establece que el Departamento de Santa Cruz elaborará y aprobará su propia ley de tierras. En este contexto de explícita exclusión de las mayorías empobrecidas del área rural, ¿qué orientación tendrá esta ley de tierras?


Saludos!

Juan Kutipa dijo...

Hola lilyth, bueno yo tengo otra opinion te invito pasar por mi post y leer mi articulo acerca esta senora, y el problema en el chaco, espero podamos reflexionar juntos, y mejorar alguna vision.
\
juan

Lilyth dijo...

Vero2, Primero que nada muchas gracias por pasar por aquí, lamento tener que discrepar con muchas de tus opiniones y me atrevo a decir que luego de verterlas será la última vez que me leas, así que al estilo de Truman Show si no te vuelvo a ver “ que tengas buenos días, buenas tardes y buenas noches”.

No creo que haya sido necesario ser ofensiva al momento de escribir, te explico como llegaron tus palabras para que en otra ocasión, para otras intervenciones en otros blogs, si te interesa lo tomes en cuenta.

Es una lectura personal pues la vida es personal, soy una simple ciudadana de a pie y no llego a ser intelectual ni de bolsillo, así que para mi vivir es la suma de las actividades cotidianas que nos afectan, ¿te molesta que levante mi vos cuando el ataque es en el bolsillo?... en realidad este hecho ataca directamente al estómago pues la producción que brindan estas tierras no son lo suficiente para generar riqueza acumulable. ¿Qué es una visión parcial? Claro que es parcial, es la que no esta en la red, la que nadie dice, te invito a poner “Alto Parapeti” en el google y las respuestas que tendrás serán totalmente parcializadas, el artículo que decidí colgar es, aunque así te moleste, el otro lado de la moneda, la cara oculta de la luna.
No se que tan profunda fue tu lectura del artículo o si intentabas ser un tanto irónica o simplemente no pasa por tu cabeza que existen mujeres como tu con opiniones políticas contrarias a las tuyas, pero encontré repetidas veces que llamaste señor a la autora, como al final rectificas, me queda la curiosidad de saber si fue un “Lapsus” o una frase colocada adrede para demostrar “que sabes que lo escribió un hombre” si este es el caso a falta de medios, tendrás que confiar en mi palabra de que efectivamente lo escribió una mujer.
Tampoco puedo entender que defiendas el hecho de que sean los ciudadanos quienes empleen medios propios para crear escuelas cuando esa es una clara función del estado ¿lo haces por la zona donde ocurrió, como reaccionarías si esto fuera evidencia de otras zonas menos alejadas?, pues seamos claros, para trabajar en el campo no se necesita saber leer ni escribir, y los propietarios no tienen ninguna obligación mas que la moral. ¿Crees que se cobra por ir a esa escuela? ¿crees que las pensiones de la escuela son como las de los particulares en la ciudad?

-Una aclaración para quienes hayan llegado a esta parte de la lectura y no sepan que es un TCO, se trata de la formación de tierras comunitarias indígenas, que significa que cualquier persona del interior puede ir a apropiarse de tierras, quitando el “derecho” que antes de reclamaban para los originarios, esto claramente complica la figura, pero dejare el tema para más adelante.-

¿Ha sido una impresión mía o estas comparando a estas familias -que no conoces y sin darles una oportunidad- con Larsen?

¿crees que todos los que compraron tierras lo hicieron de una manera ilegal? ¿no es acaso juzgar antes de conocer? El caso al que apoyo tienen mas de 80 años en la zona, y no se trata de que desde entonces tienen o no la cantidad de terreno que triplica la extensión del Brasil, precisamente le ponía nombre y apellido al otro lado, los que trabajaron por cada mísero grano de arena sobre la que se paran, que compraron legalmente cada pedacito y que tampoco son culpables o fueron cómplices de los malos manejos gubernamentales, no puedes utilizar un carácter retroactivo para juzgar a la gente, no puedes dar por hecho que fueron tierras obtenidas de manera ilegal. Te pregunto si es que logro encontrar en el árbol genealógico de esa familia un guaraní… ¿entonces tratarías con más respeto a esta familia?... porque seguramente hay.
Los diferentes puntos de vista pueden ser constructivos para avanzar en procesos de cambio, es importante tratar de escuchar la voz de la mayoría de los implicados, aunque acepto que es bastante complicado y a veces uno no puede o no quiere ver más allá de su propia perspectiva y no puede con la información contraria o no quiere comprender las experiencias ajenas, a veces uno solo puede cerrar los ojos y apretar la mandíbula mientras se repite en voz alta que no estamos equivocados y que la única verdad es la nuestra.
Realmente lamento que existan el tipo de hacendados que se habla en los noticieros, lamento que muchas de esas palabras tengan un grado de verdad, que existen grandes terratenientes, que existen quienes conociendo las irregularidades interpusieron los beneficios personales ante los de la comunidad, pero me duele pensar que este tipo de gente no será quien pierda lo que tiene pues tienen suficiente poder y recursos para defenderlo. Y quien pagará la fiesta será el ciudadano que ya no se reconoce como tal.

Lilyth dijo...

Respuesta de la señora Raquel para la Vero2

Señora Vero Vero:
Da la casualidad de que nuestras tierras no fueron adquiridas ilegalmente, el tiempo de tenencia en la familia no es de 30 años sino de por lo menos cuatro generaciones y todas fueron compradas a anteriores propietarios. Los primeros en llegar fueron colonizadores, un asunto de políticas gubernamentales para el control de lugares remotos invitando a todos aquellos que deseen trabajar la tierra, generalmente gente de provincias, que con mucho sacrificio dejaron sus hogares para ir a lugares en muchos casos malsanos, en busca de oportunidades que en sus pueblos difícilmente podían conseguir, otra causa fue la relocalización de mineros, la dotación de tierras a la gente aglutinada en centros urbanos, perseguidos políticos y otras causas determinantes para la adquisición de tierras tal como ocurrió con los Yungas, el Chapare, el norte de Bolivia etc.
Aunque no conoces a ninguno de los ejemplos que voy a nombrar, pues son personas que se dejaron la piel trabajando y tanto dejar ahora ni tienen ni una memoria que los nombre, uno de los hijos de don Salatiel muy pobre, contaba que gente del gobierno llegó al Chaco con la oferta de que serían dueños de todo el terreno que puedan cerrar, por tanto muy ingenuamente decía: "hay que apercollar don Ernesto", y se puso a trabajar de sol a sol para cerrar potreros. Tiempo después llegan los del INRA a sanear las tierras y quien trabajó con tanto ahínco se lleva la sorpresa de que al no tener títulos de propiedad corre el riesgo de echar al tacho todo su esfuerzo. (no discuto la esencia legal, intento mostrarte que la historia tiene mas lados y que muchas veces los perjudicados fueron los mas humildes e ingenuos que creyeron en el gobierno de antaño)
Eso de cautivos lo pongo en duda, en la comunidad de Eity cerca de Camiri, viven un montón de guaraníes que obtienen de las ONGs, máquinas, escuelas, servicios básicos, sin embargo hasta ahora los únicos que sacan beneficios son los políticos de medio pelo que tienen a los guaraníes en la palma de la mano para utilizarlos en los famosos movimientos sociales. Cuando Tacete se hizo comunidad, todos los guaraníes que pensaron mejorar sus condiciones de vida pensando que serían dueños de un terreno, se encontraron con que todo era comunitario y la gente trabajadora se quejaba de que unos cuantos trabajaban y el resto recibía de arriba.
Así que todos desde los estratos mas humildes hasta los más ricos, desean un pedazo de tierra que pueda llamar suyo. No creas que no me siento cuestionada al pensar que defiendo lo mío sin tomar en cuenta los sentimientos ajenos, pero es mi tierra, mi hogar y no estoy dispuesta a entregar a ajenos la vida de mi papá cuando su única preocupación era que Buena Vista no desaparezca, no se despedace como ocurrió con Tacete por ejemplo.
La verdad es que no se si estoy en la razón pero ese es mi sentimiento.

La Vero Vero dijo...

Lilyth: Lamento que hayas respondido de forma, casi absolutamente, personal. Si te ofendí: mis disculpas, no era (no es, ni será) mi intención aludir a tu persona, sino al tema. Suelo ser contundente al presentar mis posturas, pero es una contundencia con las posturas, con el tema, con el debate, no con la persona. Lamento, de verdad y nuevamente, que lo hayas tomado de forma personal y, esa mala lectura-comprensión, haya devenido en que me ataques de forma, también, personal. Así que voy a contestar lo argumentativo y lo que me interesa refutar, en términos de debate, pasando de largo el resto.

No creo haber sido ofensiva al momento de escribir, procuré, más bien trasladar la situación personal que la señora expone a un problema como el de la tierra, hipotetizando sobre sus acciones, comprensiones y otros. Ya que ella nos había expuesto su punto de vista vivencial. De todas formas si se me leyó ofensiva, mis disculpas señora Raquel.

Explico el tema de haberme referido a ella como si fuera un hombre, lo explico con claridad para que no hayan (como hubieron) malas o pésimas interpretaciones. No tengo acceso a Internet en mi cuarto, por lo que todo el material que leo de la red (recopilando el que me interesa) lo pongo en un artesanal copy-paste en un documento de Word, de forma separada: artículos, prensa y blogs. Ya me ha ocurrido varias veces que no me entero de la autoría de quien escribe lo que leo ¿por qué? Fácil, por que en este apresurado y artesanal copy-paste que hago, a veces me como las fechas (que van arriba), los firmantes (que van abajo) y leo títulares con medias letras como: “…les aprobó Decreto contra la exportación de aceite” Y, claro, debo usar la imaginación. Respecto al testimonio de la señora, se mezcló con el blog siguiente que había bajado (el del señor K), que tenía un artículos escritos, también, sobre el tema con muchos datos y nombres. Relacioné aquello. Dado que yo refutó el tema y la posición, no me interesaba mucho saber el “género” de quien lo escribió (me bastaba con saber que es una persona que vive en Alto Parapetí y que el testimonio llegaba desde allá), pues mis argumentaciones en contra no iban a ser personales sino hipotéticas a partir de esta vivencia y temáticas en general. Ahora viene la segunda parte (disculparán la extensión explicativa, pero creo que es necesario, dado que he sido múltiplemente acusada, por este craso error) Cuando respondo los blogs, lo hago en otro documento de Word y sin conexión a internet, dado que no tenía el dato en ese momento –es decir, había mutilado el testimonio, comiéndome el dato—respondí igual, lo que ya leyeron y acá está impreso, refiriéndome a la señora Raquel como “señor”. Al publicarlo, muy de volada, hablábamos del tema tierra con Utópico y le dije que tu post me había hecho tomar la iniciativa de escribir un post, por el testimonio del señor (o algo así, esa es la idea) y el me dijo: No es un señor el que lo escribió, es una señora. Me dí cuenta de mi error y lo enmendé “a la rápida” –estaba muy apurada—consciente estaba de que iban a haber “algunos deslices” gramaticales, lo que no imaginé (y veo ahora al releerme) es que fueran tantos y dejaran tan mal parado al texto. Así fue. Señora Raquel, mis sinceras disculpas por esta confusión, que espero no malentienda.

Ahora al tema. Difiero, lilyth, de tu primera lectura, pero en términos personales, por qué se que son ópticas de vida antagónicas, realmente existentes y que, incluso pueden mutar; no creo que la vida sea personal, es decir lo creo; pero considero que puede ser comunitaria (sin darle a esto un tinte indigenista, comunidad como conjunto de individualidades) una vez que esta lectura de vida se materializa da vida a propias luchas que, quizás, históricamente no te pertenecen, como mi caso este tema de la tierra. La vida es personal y las ópticas también –aunque pueden ser distintas--, todos somos ciudadanos (algunos, como tú y yo) de dos lugares al mismo tiempo y este ejercicio, esto que estoy escribiendo ahora es, simple y llanamente, una muestra de aquello, de que también soy ciudadana y que, como tal, ejerzo.

Este artículo más bien no creo que sea ni un lado de la moneda, ni el otro, creo que es la moneda parada, el centro. Por eso valoré tu aporte en el blog, de no ser por la señora Raquel primero y vos, segundo, no nos habríamos enterado jamás de estas situaciones.

En ningún momento (me releí dos veces para convencerme) defendí que se construyan escuelas a pesar del Estado, sin él. Me parece una pésima idea, me gustaría me muestres en que parte hicé aquello, por que yo, realmente, no lo veo. En todo caso quienes defienden aquello deben ser, precisamente, quienes lo defienden. Deduzco aquello ya que, en general, hay muy pocos autores que no defienden su obra, pero ese debate creo que no entra acá. No conozco más la realidad de aquella escuela, sólo sé –y me impactó el dato—lo que nos cuenta el artículo. Como te dije antes, hipoteticé sobre el asunto.

Hay una imprecisión en tu explicación de las TCO, es una imprecisión grave, por lo que creo que, para alimentar el debate, hay que replantearla. Una TCO en realidad no es lo mismo que una TCI, sus funciones son distintas y sus concepciones legales y sociológicas, también. TCO (Tierra Comunitaria de Origen). TCI (Tierra Comunitaria Indígena). Más o menos lo que planteas es el argumento hipotético de quienes están prohibiendo la entrada al gobierno para el saneamiento de tierras, pero sin ese tránsito directo (que una TCO es una TIC), lo que se cree –y puede ser verdad, quién sabe—es que se pretende sanear la tierra improductiva, aplicando esta lectura de la FES, y volverlas TCO (para los del lugar) y volverlas TCI´s (para cualquier boliviano) y que vengan los aymaras y collas y se queden a vivir ahí, tomando posición de Santa Cruz. Puede ser una hipótesis válida e, incluso, cierta. Ahí está la parte política del asunto. Eso, personalmente, lo discutiré en su momento y casi, ahora, ni me interesa; las reivindicaciones que defiendo tienen que ver más con el trato de los indígenas comunitarios de esa zona.

Lo de la comparación: si, definitivamente ha sido una impresión tuya. Ya que mi texto dice claradamente: alguien, no este señor (sic), digamos Larsen. Nada que ver, no me interesa compararlos, sé que existen gente que trabaja la tierra como esta señora y gente como Larsen que la posee en cantidades, sin verificar si cumple la FES.

No creo que todas las compras hayan sido ilegales, sería muy iluso pensar aquello. El asunto –y quizás debí explicitarlo mejor—es que una sucesión de gobiernos corruptos han vendido porciones de tierra de forma, por decir lo menos, irregular. La señora Raquel, por ejemplo no creo que sea una de esas personas, debe tener los papeles en orden y es que el “orden” legal y la forma en la que se manejaba la administración pública y se vendió la tierra en el pasado, era totalmente anómala. Los casos están en el INRA, voy a ver si los tienen en la web, por qué acá no tengo esa información. Conozco bien cuales son los casos y sé bien que no son todos ---era mi trabajo diario, trabajé en el Viceministerio de Tierras—es más, son pocos, pero con mucho poder y demasiada tierra que nos ponen en situaciones como estas. Coincidimos en que la señora Raquel no tiene culpa de nada –yo misma imprimí que su única “culpa” era haber heredado tierras que se compraron en un tiempo de irregularidades (si, me pasé con el término ilegal, nuevamente, mis disculpas señora Raquel, no lo creo de verdad) y tener como tierra una tierra que quieren y que, siendo justos, también debería pertenecer a todos los que ahí nacieron, ella y ellos, o ver la forma de que se redistribuya, como pusé (sin arruinar a esta gente, pero saldando cuentas históricas).

Y….en el resto concordamos absolutamente. Exceptuando que este ejercicio ciudadano, no hace más que consolidarme como tal. Si hay gente que no se reconocer ciudadana, no somos todos.

Saludos todos.

Señora Raquel: Gracias por responder y gracias por su visión sobretodo. Comprendo, totalmente lo que plantea y, por supuesto, le creo, la entiendo. Quizás yo haría lo mismo. Creo que hay un tipo de moderna esclavitud (por que este tema no es de hoy), creo que hay grandes terratenientes que sólo poseen la tierra y creo que hay gente como usted que nació, vivió, trabajó ahí siempre de forma honrada y legal (ese es el gran aporte de su(s) texto(s)). Pero también creo que esta situación no es la mejor, cómo no quisiéramos que haya, solamente, señoras Raqueles dueñas de esa tierra, gente que la trabaje, la quiera, la cuide, la tenga legalmente, pero no es así, también hay de los otros de los que poseen gente y que la “compraron” en su momento y hace décadas; desde mi punto de vista el Estado debe hacer algo al respecto. Saludos.

(En la respuesta a Lilyth, va a leer un par de disculpas hacia usted por algunos errores “técnicos” y algún exceso)