viernes, 13 de marzo de 2009

La guerra de las marcas

El título da para toda una novela, pero los acontecimientos para varias, desde hace un tiempo se han emitido publicidades en las que se defiende a las denominadas marcas blancas, que son un grupo de productos bajo un solo nombre, en un ejemplo sencillo tenemos la comida de los supermercados.

Las publicidades que se emiten me hacen recordar a los años ochenta cuando la Coca-Cola peleaba contra la Pepsi, publicidades que podemos rescatar en el Youtube.

Pero regresemos a la guerra de la estábamos hablando, en estos comerciales, el mensaje que se utiliza es “no se engañen, la calidad no es cara” por su parte una cadena de televisión empezó una corta campaña "consume productos de marca" tratando de sensibilizar al consumidor mostrando que detrás de las marcas estaba todo un grupo de gente que trabaja, vive y come gracias a ellos.

Se puede leer este hecho desde muchos puntos de vista, para empezar por el fácil, las marcas blancas están minando el margen de ganancia de las marcas establecidas (para llamarlas de alguna manera) puesto que el consumidor entiende con facilidad que el proceso de elaborar leche no es tan distinto y que una no tiene razón de costar el doble que otras. Dando como resultado la necesidad de que los precios de las marcas establecidas deban disminuir.

Otra lectura, simplona como la anterior, es que las marcas blancas han entendido las necesidades del mercado y han sabido aprovechar la oportunidad, enviando un mensaje de calidad-aceptable para el precio, en momentos en que el precio es un factor importante para la decisión de compra. Pero la investigación, innovación y creación de un producto nuevo tienen un precio que por lo general lo soportan las marcas convencionales y si estas caen se podría esperar como consecuencia que éstas tareas dejen de generarse.

Entonces, ¿cuál es la respuesta adecuada? ¿Seguir pagando un sobreprecio en momentos en que el bolsillo no alcanza? o ¿Dejar de lado la marca y guiarse simplemente por el precio? Aunque en esta batalla quien se quede con el consumidor gana, la responsabilidad no se encuentra en él.

Las crisis generan cambios, de mentalidad, de maneras de hacer las cosas, este es un momento perfecto para que todas las empresas encuentren alternativas y sobrevivan o armen berrinche, se enojen con sus amigos por no respetar las reglas del juego y se vayan indignados gritando “devuélvanme mi pelota, yo ya no juego”.



12 Invisibles:

supersalvajuan dijo...

La sociedad de masas en su máxima expresión, las marcas. Aunque siempre acabamos jugando.

Fher dijo...

La verdad no podria decir lo mismo en mercados como el nuestro (Cochabamba), la entrada de los supermercados solo muestra estatus por cierto tiempo, los productos de marca Blanca suelen estar al mismo precio que las que tienen marca, esto si podria considerarse competencia, ya que su costo de producción es menos o igual a las otras; lo que se toma a consideración aqui es la capacidad de COMERCIALIZARLOS, es aqui donde vemos una guerra, una VERDADERA GUERRA de COMERCIALIZACIÓN y donde el precio es tan variable por consecuencia de las cantidades.
Creo que el juego es mucho mas interesante de esta manera ya que juegas con las reglas que te impone el mercado , pero... como uno las conoce y las domina creo que sueles ser, que... "Ronaldo" y solo te queda hacer un Gol, solo uno y basta para ganar el partido.
Salu2
Besos y abrazos

Fher dijo...

Oye Interesante el tema! me permitirias enlazarlo a un sitio especializado en Marketing...? Anda di que si!...si!
ajajaja

RAMPY dijo...

no lo has podido expresar mejor con menos palabras.
Un rampybeso
Rampy

Noriako Agashashi dijo...

Sip...una constante batalla entre la calidad y el precio...y ahora, el bolsillo de uno.

Lamentablemente, desde mi punto de vista, hay que dejarse llevar por el precio si el caso es por el dinero, y si no, comprar cosas de calidad, pero que tampoco cuesten una fortuna...de alguna forma, la crisis lleva a cuestionarse una serie de cosas que dan vueltas en nuestras cabezan, poniendonos en bandeja las opciones...:

"¿CALIDAD O PRECIO?"

atte.

Noriako Agashashi.

Cecy dijo...

Tal cual nena, a mi tambien me tienen podrida con todo esto.
Las marcas, los precios y el bolsillo que no alcanza.

Besos.

Karla dijo...

es verdad!!!

cristal00k dijo...

Interesante punto de vista Lilyth, pero incluso así, no es lo mismo, ni se consideran iguales las marcas blancas de El Corte inglés, por ejemplo... que las del Carrefour... no sé si me explico...
Las dichosas marcas, de una forma u otra siempre están presentes.
Un beso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Me pasé a saludar, me encantó el video.
Saludos y buen comiezo de semana.

BUENAS NOTICIAS dijo...

Yo no estoy muy puesta en el tema pero creo que parte del precio caro de las marcas es a causa de toda la pasta que se gastan en publicidad. Me parece bien pagar más por la investigación pero no por la publicidad. Digo yo....
Un beso, Lilyth!!

Marysol dijo...

La verdad, como están las cosas ahora, yo opto por el equilibrio. Me he tomado el trabajo de probar algunos productos que no son de "marca" y han resultado ser muy buenos...La marca no significa siempre calidad. Asi que probar para elegir...ese es mi lema.
Besos, Lilyth, muchas gracias por pasarte por casa.

Maria de Mave dijo...

Yo creo que lo importante, de verdad, es que tenemos las dos opciones y podemos elegir. Pagar marcas o comprar líneas blancas. Lo chungo llegará cuando solo nos den una opción como ocurría en los países del Este hace unos años.