miércoles, 24 de septiembre de 2008

La mujer de la capa roja

La primera vez que la Caperucita paseó por aquellos bosques era un tanto ingenua y le faltaba “mundo” entonces, como el destino es esquivo conoció al Lobo Feroz con quien vivió un tórrida aventura que solo le dejo desengaños y algún que otro recuerdo amable.

¿Por qué se han juntado los recuerdos? Desde hace poco el Lobo ha vuelto a pasearse como si nada por los bosques, meneando la cola con la melena al aire, incluso parece que le falla la memoria pues se contonea como si nada.

Sin mayor explicación que el retorno el señor Feroz regresa para poner nuevamente en práctica sus juegos de seducción, pero Caperucita que ya se los conoce se siente cansada y aburrida de tanta repetición. Ante su presencia sin embargo, no puede evitar que el recuerdo la asalte, no quiere impedir pensar en esos días en que no importaba más que sus ojos y el latido de su corazón apresurado por amar.

Pero los buenos recuerdos traen colados un par de los malos, tiene que ponerse fuerte y repetirse constantemente el final de esa historia, para no volver a caer en un juego vano. Deja de soñar y adopta un plan de guerra, pero esta vez para que quede claro prefiere utilizar un lenguaje de lobo.

Aprovechando el momento en que Don feroz le comentó que sus grandes ojos era para verla mejor, la mujer de la capa roja le mostró un documento de letra menuda en el que figuraba la titularidad de las tierras por donde meneaba la cola y acto seguido le pidió cortésmente que abandone los bosques y no regrese nunca más.


20 Invisibles:

Pablo dijo...

Típico caso, en algunos lugares, las mujeres cambian de nombre y adoptan el del marido. En esta ocasión Caperucita puede, nomás, llamarse Señora Feroz.

Lo dejó Cag..o al lobezno ese jejeje

Carmen dijo...

JA! que caperuza!

Marysol dijo...

Qué Bien, mi querida Lilyth, de vez en cuando hay que mostrarle a ciertos personajes como debe terminar el cuento y el juego: Con la cancha bien rayada y las reglas claras.
Un besito y que estés muy bien.

Karla dijo...

que cuento mas real!
es así!!!
cuando se pierde el tiempo se pierden oportunidades!

besos muchos

Fher dijo...

...Y el Lobo apesar de su jactanciosa buena vista y su presunciosos grandes ojos, saco sus anteojos para poder leer el documento...JAJAJA!!
Sí!, el tiempo no pasa envano, todos crecemos, maduramos, y aprendemos, por eso ¡CUIDADO!, el Lobo se debe saber una que otra cosa más, no por nada dicen: "El Diablo sabe mas por viejo que por Diablo".
Cuidate!!
Besos y abrazos.

NiNoSkA NoGaLeS dijo...

ufa me leí en el cuento de esta caperucita jeje....
...esos lobos que no faltan, que andan en idas y venidas impredecibles....
pero cuidado lobitooo... el camino que una vez pisaste no es igual; así con el tiempo y la vida en su pasar todo cambia... ese camino también...
un abrazo invisible amiga!
grax por traer esta caperucita!

supersalvajuan dijo...

A cada cerdo le toca su San Martín
http://www.youtube.com/watch?v=0BvqHIX0xKA&feature=related

Maria de Mave dijo...

Pero es inevitable, a que si? El Lobo aparece de nuevo tras un tiempo y aunque saber que es un depredador y un cobarde, aunque sabes que debajo del pelo brillante no hay nada, no puedes evitar que el corazón te de un vuelco y te vuelvan a la cabeza los buenos tiempos.

Afortunadamente, el angel de la guarda está ahí para darte una colleja y no dejarte volver a meter la pata.

Felicidades, Caperuzita y bienvenida al club de las mujeres estupendas que supimos escapar del lobo... aunque no fuera al primer intento.

RAMPY dijo...

Joder, cómo ha cambiado el cuento!!!
Besotes
Rampy.

Maria Coca dijo...

Pues hizo lo mejor que podía hacer! Esa Caperucita es más fuerte de lo que parece.

Besos

Lupita dijo...

Tu historia me ha recordado mucho a una canción de Ismael Serrano: Caperucita. Es uno de mis cantantes favoritos,Si la conoces disfruta con ella otra vez, y si no, espero que te guste...

Lilyth dijo...

Esta caperucita no quiso cambiar su apellido y prefierio tomar las riendas de su propia vida ;) justicia divina se podría decir jajajaja Saluditos!

Carmen, caperuza vos!!! Jajajajjaj Donde te pierdes!?? Es bueno tenerte de regreso. Besitos

Marysol, las reglas claras y el chocolate espeso dicen por ahí, verdad? Besitos!

Lilyth dijo...

Karla, la oportunidad no toca dos veces la misma puerta, así que cuando se asoma hay que tomarla sin dudarlo. Besos!!

Fher, jajajajaj me imagino al lobo sacando esos lentes de abuelo delgados que solo se utilizan para leer, mientras mueve los labios repitiendo las palabras del documento jajaja esta vez el lobo no tiene donde ganar, la que ha crecido ha sido la Caperucita. Buen finde!

Nino, el tiempo pasa y de cada quien depende acumular sabiduría, con las vueltas de la vida suelen llegar las mismas piedras, pero no es necesario cantar en cada ocasión “tropecé de nuevo y con la misma piedra” jajajaj besitos!

Lilyth dijo...

Supersalvajuan, he visto el video y me dieron ganas de ver Silent Hill, a ver si me muero de miedo ;)

Maria de Mave, lo peor es que siempre regresan… esos lobos sin vergüenzas!! Estoy convencida de que lo que en realidad se extraña es la adrenalina que sientes cuando compartes rumbo con un lobo de estos, las emociones fuertes, claro que luego, lo piensas mejor y sabes que no puedes vivir de sobresaltos y bueno, lo dejas pasar por tu propio bien… evitando caer en las garras de quienes te roban energía. Besitos!!

Rampy, pero para bien de la caperucita jajajaja

Lilyth dijo...

Maria Coca, como parece lo más sencillo y lógico abandonar a quienes nos hacen daño muchas veces olvidamos lo complicado que es dejar una relación adictiva, es bueno felicitarla y comprender el esfuerzo ;) besitos!

Lupita, me gusta mucho Ismael Serrano, sobre todo el estilo de su música, había olvidado este tema, gracias por recordármelo!! Podría sacar tantas lecturas de esta canción, uff

Lilyth dijo...

Fe de erratas, el primero de mis comentarios va para vos Pablo, al pasar del word a la cajita no copie el nombre ;)

utópico dijo...

Me alegra mucho por caperucita, ojala y todas aprendieran a ser como ella, y que cuando determinan algo, y se dan cuenta de que es tiempo de construir un cuento diferente.

Bravo por caperucita!! Idola!!

También me recordó a la canción de Serrano. Pero está historia es afortunadamente el final que las historia de Serrano debería de tener. Así ya el lobo no se la devora.

Pero y me pregunto, ¿que paso con el leñador? ¿La caperuza opto por la soledad total? O le dará oportunidad a algún otro transeúnte del bosque… ¿?

Jajajaja

Besos!!

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Qué caperuza esa caperucita! de verdad que podemos cambiar el cuento en el que vivimos? La caperuza Caperucita así lo demuestra.

Un abrazote Lilyth.

Carmen dijo...

Puej querida los tres meses mas peludos de mi vida....Joder!! no la hago de nuevo viajando sin descanso ....Joder de nuevo!!!!

Lilyth dijo...

Utópico, yo creo que las cosas no salieron bien con el leñador, la Caperucita se dio cuenta de que necesitaba un tiempo sola para lamerse las heridas antes de volver a empezar otra historia, después de todo no se puede empezar una relación cuando no se tiene nada para entregar, pero esas son confabulaciones mías a ciencia cierta no le he preguntado nada. jjaja Besitos!

Vania, como dice Bob el constructor "podemos hacerlo, si podemos" es cuestión de actitud. Buen finde!

Carmen, tres meses!! quien tuviera tu vida de artista jjjaa que lindo pero, me alegro mucho que estes de vuelta.