miércoles, 17 de septiembre de 2008

Juego de niñas

Carolita tiene ocho años, su madre le ha dicho el otro día que ya es grande, que es toda una señorita y tiene que aprender a comportarse como tal. Aprende entonces a sentarse de manera diferente cuando lleva vestido, dice “gracias” “permiso” y “hasta luego” sonríe con cada comentario que le hacen los adultos y se queda callada para no interrumpir en sus conversaciones.

Se pone zapatos de charol para ir al colegio y mira con curiosidad a sus nuevas compañeras, repite como se llama en cada clase para que sus maestros la conozcan, se sienta derecha y presenta sus deberes de manera puntual.

Cada tarde cuando regresa a casa, corre a su habitación favorita, esa donde esta el tocadiscos y desenfunda sin permiso de sus hermanas algunos discos, apenas canta para que no la descubran, se mueve despacito evitando así que la aguja salte y raye alguno por accidente.

Mientras escucha canciones de amor que poco entiende, se imagina historias de las que hace mímica, su cuerpo relata entonces fantasías de cristal de un corazón infantil que debe aprender a crecer. Sola, encerrada en una habitación, se esconde y sueña, no quiere que nadie sepa que juega a que “juega con otras niñas”.

22 Invisibles:

Marysol dijo...

Mucha ternura hay en tu relato ( me imagino que está las páginas de tu libro): Carolita, una niña obediente, despierta, muy sensible pero solitaria, me recuerda a un pequeña que yo conocí...Hermoso, Lilyth...
Un abrazo.

Lupita dijo...

Bonito pero muy triste...

Fher dijo...

Un día la mamá de Carolita la llamo para almorzar, y mientras se lavaba las manos su mamá le decía "lávate bien las manos", a lo que Carolita respondió -ay! mamá solo voy a almorzar, no a hacer una operación de cerebro.- JAJAJA, lo siento no quería distorsionar el cuento, solo se me ocurrió. De veras es bonito, refleja muchas cosas de niños que hoy en día pasan por algo así. A propósito donde puedo conseguir tu librito...? y como va la renovación del Blog...?

Salu2

Maria Coca dijo...

Cuántas ansias por cambiar y cuánto por permanecer en una infancia que siempre se recordará.

Bello texto.

Besosss

CecydeCecy dijo...

Es muy tierno!!!

besos

Lilyth dijo...

Marysol, pues este no esta, es nuevito, nacio anoche cuando un amigo me paso unas canciones que solía escuchar cuando era niña y me pareció que el momento se merecía un pequeño cuento, besos!

Lupita, un poquito triste si, creo que sobre todo contradictorio como toda niñez que intenta entrar en la pubertad.

Fher, jajajajaj tal vez opere a alguien cuando sea grande jajajaj, se que la editorial esta en La Paz pero cuando sepa donde se los puede conseguir en cocha te lo digo, ok?
Nada, no tengo idea de cómo renovar mi Blog, tal vez siguiendo la idea de Pablo me compre el dominio y cambie la dirección pero aun no lo decido, queria un dibujo en la cabecera como el consejo de aminuscula pero no se me dan los dibujos jajajaj o sea que mas o menos estoy como al principio pero con menos tiempo jajajaj
Besitos

Lilyth dijo...

Maria, como siempre es un gusto recibir comentarios tuyos pues estas entre mis “prefes” cuenta cuentos XD

Ce, gracias, besitos y hasta tu retorno!

wide open is never glamorous... dijo...

es terrible, pero alfinal no entendi, o sea la niña era solitaria
comon yo xD y no entiendo.
uff, me re gustó tu blog estás en mi blogroll, http://mrsdelarge.blogspot.com


byee =)

Camba Solitario dijo...

me gustó!
me gustó mucho!

Karla dijo...

A pesar de que es un cuento,
¿cuántas Carolitas habrá por ahí en este mismo momento?

besos

utópico dijo...

muy linda Carolita, bastante triste la historia, como dijo Lupita, aunque no me queda otra que decirte que a mi me gustan mucho este tipo de historias, y tus cuentos son la razon que me trajo a este sitio, y me ha conmovido y conquistado una y mil veces, en cada palabra que viertes, en cada inspiracion que compartes, en todas esas fotografias textuales que tan bien sabes dibujar.

muchos besos nostalgicos!! y que disfrutes mucho esas canciones!!

Lilyth dijo...

Mrs. DeLarge, es una niña solitaria como muchas, que tiene que aprender a ser grande cuando lo único que quiere es tener un motón de amigas con las que jugar ;)
que bueno que hayas dejado tu dirección pues en el comentario anterior no me dejaba acceder a tu blog, muchas gracias por la visita, el comentario y el link, regresa cuando quieras!

Camba solitario, que bueno que lo hayas disfrutado, ¿sos scout? Que lindo! He sido akela una buena parte de mi vida… quien lo diría si me viera ahora jajajaj saludos, eres bienvenido cuando quieras regresar. (supongo que la flor de liz es por el escultismo de no ser así te pido disculpas por haberlo asumido) ;)

Karla, deben haber un montón… lastimosamente.
Besitos

Utópico, al final me olvidé colocar la canción, soy un desastre! Menos mal no tengo muchos quehaceres últimamente o no se donde dejaría la cabeza, como siempre sos un sol con tus palabras cálidas, Besitos!

RAMPAEL. dijo...

Me gustó mucho tu relato. Es una historia que puede estar sacada de cualquier hogar.
besotes
Rampy.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

hola lilyth... me dio gran tristeza esa niña, pensar que hay tantas niñas que ocultan su soledad de esa manera... ¿niñas? y grandes tambien ¿no?

Bsss. Nos vemos.

Lilyth dijo...

Rampy, es cierto puede ser cualquier niña tímida ;) besitos y buen finde

Mónica, creo que se van sumando más mujeres a las filas de niñas que buscan compañía. Nos leemos :)

amor en libertad dijo...

la humanidad tiene muchas asignaturas pendientes

Libertad amor dijo...

si muchas, sobre todo el vivir en libertad.

bs.

Lilyth dijo...

Santiago, Alguien tiene que empezar a etudiarlas ;)

Libertad amor, gracias por comentar regresa cuando quieras! saluditos

NiNoSkA NoGaLeS dijo...

que buen relato lilyth!!!
hasta pude ver a Carolita bailando en sus silencios....
un abrazote

Lilyth dijo...

si es toda una bailarina jajajaja
Besitos!

José Manuel dijo...

ahhh! ahora entendí, jaja!, es que en la carretera vi unos neones que anunciaban, "Ven a jugar con las niñas", y estaba malpensando :-)
pero ya veo que esto es un cuento con mensaje.
TQM

Lilyth dijo...

José Manuel, que lindo tenerte de vuelta, pero no... no era "ese" juego de niñas jajajaja

Muchos besitos!