viernes, 16 de noviembre de 2007

“Que no te duerman con cuentos de hadas”

A veces me parece que los relatos infantiles nos enseñan que si eres una “buena víctima tendrás una buena boda” y aunque las características de los personajes se han modernizado, el rol femenino sigue siendo educativo y el masculino redentor.

No pretendo iniciar una discusión entre machismo y feminismo, pues creo que si estas recetas han perdurado a través del tiempo es simple y llanamente por que funcionan y “educan”.

Las hadas y las brujas resultan ser dos caras de la misma moneda y la “prota” una niña que alcanza su pubertad y debe decidir que camino seguir, niña fresa o vampiresa, lo triste para mi ego es que esa evolución solo se realiza a través de un personaje masculino que la despierta, rescata y/o desencanta y la convierte en la señora de Azul, sólo entonces la princesa puede renacer ante una vida purificada sin hechizos, ni comportamientos lascivos (¿que otra cosa iba a ser? ¿No se trata a acaso de educar a la mujer para que pertenezca a un solo hombre?).

Pero no protesto por tratar de educar dentro de cánones monógamos, en realidad me molesta que las brujas mueran. Una bruja/madrastra resulta ser la mala madre, mientras el Hada/madremuertaperoprotectoraeterna es la portadora de vida. Entonces, enseñamos a las niñas que si se convierten en malas mujeres y no aprenden la lección serán quemadas como brujas por lo general víctimas del fuego (purificador).

Ocurre que la bruja no puede cobrar protagonismo ni ganar, pues la verdadera madre no puede fallar, las brujas encarnan vanidad, envidia avaricia y desobediencia todo lo incluido en el concepto pecaminoso de una sociedad. Si la madre es vida, la bruja debía ser la destrucción.

¿Pero que pasa con aquellos personajes que prefieren los puntos intermedios? pues no tienen protagonismo… son invisibles… aquellas brujas ejecutivas que SABEN LO QUE QUIEREN, las hadas que quisieran dejar de ser madrinas y ser la novia o las princesas encarceladas que preferirían matar a sus propios dragones…

De cierto modo hasta en los cuentos de hadas, el hombre es el personaje más cómodo de la historia.
Por eso hace un tiempo me había declarado en Huelga...
La bruja

3 Invisibles:

Xuffo dijo...

Y bueno, parece que ultimadamente se esta expresando tu lado femenino, jeje y bueno, sobre lo de hombres comodos, me llego, y esa parte no la discuto y es que cada que escucho esa frase, me hace recuerdo a las comparaciones con los leones (machos) en el reino animal. Realmente creo que cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia.

Sobre los cuentos de hadas, la verdad no me imagino otra forma de explicar el mundo a los que todavia no lo entienden, tratando de explicar que en el mundo tambien existe maldad. Lo que nos toca a los varones, es que, o eres un principe o no eres nada. Y en la vida real, creo que pocos se mantienen como príncipes.

Saludos

Lilyth dijo...

Es que mi lado femenino es el mas charlatan jajajja para serte franca nunca me había puesto a pensar en eso que dices, es verdad, las mujeres por lo menos tenemos dos estereotipos que seguir, los hombres están un poco fritos desde la perspectiva de los cuentos…

Estoy de acuerdo con tu segundo comentario, los cuentos funcionan, por eso siguen vigentes. Ahora los cuentos de hadas te muestran sólo dos extremos, el blanco y el negro, la vida se encarga de enseñarte los matices de gris que existen. Mi protesta en realidad va al lado de que algunas de las características de las brujas son buenas y nos enseñan que son malas como si quisieran limitar de alguna manera, imagínate lo siguiente… una bruja en una empresa, su objetivo conseguir un incremento de la cuota de mercado de su negocio (en el cuento ser la mas linda) lucha en el mundo empresarial y con pocos escrúpulos (pero dentro de la legalidad, nada de asesinatos… la similitud podría ser por ejemplo el dumping jajajaj, no no, digamos que lo hace todo legal) y consigue lo que buscaba. Seguro que su entorno dirá desde que es una puta (si es joven y atractiva) amargada o lesbiana (si ya ha perdido el encanto) y la presionan para que abandone el mundo empresarial y regrese a jugar a las ollitas. Ahora a todo esto pensalo en hombre… es el mero.

ESO es lo que me molesta y respito que no quiero iniciar una lucha machista-feminista, cada bando tiene parte en esto, las mujeres podemos ser perversas entre nosotras.

Ya me puse densa jajaja

saludos, que tengas una buena semana

acuario dijo...

genial, simplemente genial. brujas y mujeres antagonistas... son mujeres vivas y divertidas!