martes, 13 de noviembre de 2007

A mi misma

Dentro de treinta días levantarás vuelo (literalmente) y regresarás a casa… te conozco y se que tu lado infantil quisiera dormir vestida cada noche con la mochila preparada a los pies de la cama soñando con el encuentro que llevas esperando un año; Tu lado práctico habrá hecho ya una lista de tu numerosa familia y amigos cercanos para llevar regalos para cada uno, pero debes escuchar a tu lado financiero cuando te dice que por muy grande que sea tu corazón, la billetera es chica y no te puedes permitir “un tarjetazo”… ya he visto que vas sonriendo secretamente en el trabajo, en la universidad, en el metro…

Fiel a todas tus costumbres prepara en la mochila dos mudas de ropa interior, kit de limpieza, una muda de ropa fresca para cambiarte en Santa Cruz y solo por este año el vestido para la fiesta de promoción de tu sobrina. Los dieciocho kilos restantes entrarán bajo el concepto de “varios”.

Debes destinar un espacio de aproximadamente cinco kilos para las encomiendas (figura desconocida en las europas y varios países latinos) para agradecer el que te dejaron otros viajeros en sus equipajes (en los que mamá envió hasta mocochinchis preparados por ella).

Ante todo planificación.
Nada de llorar cuando abraces a tu madre que va a pensar que se te ha roto el alma, cuidado con sacarle un ojo a tus sobrinos, mide la fuerza con la que los abrazas, si tienes tiempo no te olvides de imprimir la camiseta con la foto de tu papá y la frase “por el auspicio de…” pero no te pongas a llorar si no lo encuentras entre la comitiva que te reciba en el aeropuerto. No destroces el tímpano de ninguna de tus hermanas, ya tienes la voz demasiado chillona como para estar gritando, pueden verte, tocarte y a medio metro seguro que pueden escucharte. Y si la mami Julia esta presente, por favor, aunque el corazón te de un vuelco, recuerda soltarla antes de llegar a los 20 min de un asfixiante abrazo.

Tienes 18 días para colgarte del brazo de tu mamá, perseguir a tus sobrinos pre púberes para robarles un beso, hablar hasta las cinco de la mañana con tus hermanas y recorrer las esquinas de la ciudad comiendo. Prepara conversaciones de actualidad para demostrar a tu padre que estas creciendo, pero no lo presiones, este año será especialmente duro hablar con él. Y si te nacen unos besos locos los dejas salir, que seguramente los está necesitando tanto como vos. Redacta tus preguntas de manera clara para evitar que te maree la perdiz y no responda nada.

He reservado dos días para la fiesta de la que tanto hablas, es importante que le pongas fecha. Son para ponerte al día con tus amigos y te cuenten cosas que no podrían hablar delante de familia, para escuchar las palabritas que se te están perdiendo, los detalles de las aventuras de todo el año, su valoración personal de cómo han avanzado… para juntarlos a todos y gritarles que los has extrañado.

En navidad, estas jodida, te dejo sola porque la única solución que encuentro es la clonación pero no te alcanza el tiempo para experimentos y el año nuevo, para que voy a planificar… lo sé… si ya te lo estas imaginando… a media noche estarás en casa, jugando como una niña, subiendo gradas, comiendo uvas, pidiendo deseos, contando dinero, llamando por teléfono, dando vueltas a la manzana cargada de maletas… ¿me olvido de algo? Seguro que este año te inventas algo más que hacer en los primeros minutos del año 2008.

Y antes de que te des cuenta estarás en el vuelo de regreso… ahí te permito llorar, pero solo después de subir al avión, cuando ya no importe que no puedas ver de tan hinchada que estés, podrás sacar entonces tu latita de mentisan para ponerte en la nariz y así respirar mejor, comerte un par de chocolates “Taboada” respirar profundo y despedirte hasta el próximo año. Pero deja la tristeza en el avión, cuando pises suelo ajeno sonríe y no te preocupes por lo que viene… esa carga la arreglaremos en el camino.

4 Invisibles:

Xuffo dijo...

Muy, pero muy bonito. Precioso. Si todos pudieran expresar de estas formas las cosas que sienten o pasan como tu lo haces, creo que nuestro mundo seria distinto. Y me permito, sin ánimos de derrochar impertinencia, sugerirte dedicarte a escribir algunos cuentos, pero con un poco mas de formalidad, que es deliciosa tu redacción.

Lilyth dijo...

Muchisimas gracias Xuffo... me pusiste colorada

Xuffo dijo...

Pues es la puritita verdad. ;)

David dijo...

Hace tiempo que fui castigado con un curso de filosofia en todas mis vacaciones. Pregunto ahora cual fue el castigo, espero que te guste un estracto de mi tocayo David Hume...
afirmando que parece algo evidente la gran semejanza que existe entre las impresiones y las ideas, si exceptuamos el grado de fuerza y vivacidad. Así, por ejemplo, afirma que cuando cierro mis ojos y pienso en mi habitación, las ideas que formo suelen ser representaciones exactas de lo que he sentido. En consecuencia, debemos concluir que las ideas y las impresiones parecen corresponderse siempre entre sí.

Besito