martes, 21 de octubre de 2008

De peluquerías y otros cuentos

A veces me imagino que la peluquería se equipara de alguna manera a los antiguos mitos de purificación que se realizaban antes de la oración, sin intentar banalizar estos ritos o tratar de demostrar que se trata exactamente de lo mismo, me gusta pensar en las similitudes dejando las diferencias para otras divagaciones.

En la peluquería te lavan el cabello, te lavan los pies, te limpian el alma, pues cuando se deja de lado las palabras que se transan entre clientas y peluqueras, la acción de hablar y escuchar libera a los demonios.

Como punto de partida las clientas se sientan en tronos cómodos y limpios donde las pequeñas hadas o peluqueras lavan las cabelleras con masajes capilares y el shampoo adecuado, no importa de que se habla mientras esto sucede; Mimarido dice, mijefe quiere, mishijos hacen… con el agua se diluyen las preocupaciones y sobre todo cada una se siente escuchada y bien acogida.

Pasamos al corte de pelo, cada quien elije su propia peluquera y toma decisiones importantes que no tendrán consecuencias -pues bien se sabe que el cabello crece- se escuchan consejos con arte que no dañan a la más susceptible “para que vas a tapar esos ojos tan lindos con un fleco, que te parecería llevar el cabello así o de esta manera o de aquella” jamás de los jamases se escucha “Imposible con esa cara de vaca el flequillo se sentiría avergonzado”

Las más mimosas se entregan a los cuidados de quienes lavan sus pies y manos, las frotan y pulen, las recortan liman y decoran. Se sigue hablando de temas sin importancia porque las palabras pierden el sentido, lo importante es saber que alguien escucha, que alguien se toma la molestia de responder a las preguntas retóricas que se lanzan al aire “¿Pero que se cree?”

Estas hadas que sobrevuelan los cabellos desparramados por el piso, saben que decir, en que momento y con que tono, saben como masajear el alma y dar consuelo a las desconsoladas, hasta saben cuando callar…

Si bien, el punto final de estos ritos que en la antigüedad empezaban en la limpieza del cuerpo para entregarse luego a la oración, en la peluquería se mima el cuerpo, se adorna la figura y se mima el corazón con los reflejos que devuelven los espejos, los guiños que hacen las almas descargadas de preocupaciones.

Luego, después de haber sido tocada en la justa medida sin ser acosada, mimada sin coacciones de por medio, escuchada sin ser juzgada, cada quien regresa a su lucha cotidiana a sus empresas, hogares o rincones, donde le dan lucha a la vida con un poco mas de fuerza, algunas montadas en tacones y otras en los tenis más cómodos de su armario, pero todas con la fortaleza que ha sido renovada en el trato fácil y placentero de las hadas del look.

Por eso, si una mujer que inunda tu vida visita la peluquería con mucha frecuencia, es momento de hacer un alto, de mirarla directamente al alma, preguntarle como le va en la vida, pues no se trata de que su cabello crezca más rápido que el centímetro mensual, o que sus uñas no soporten sin la visita semanal, es posible como también probable que lo que necesite realmente es un poco de tu tiempo.




16 Invisibles:

amor en libertad dijo...

para mí la peluquería tiene su parte de relax, suelo intentar que me corte una peluquera y no un señor, pero estoy madurando, ya ves

bs

RAMPY dijo...

Para mí, la peluquería tiene algo de alto en el camino, y te tomas un descanso, un relax , y luego continuas tu camino con más fuerza, como si te hubieras recargado las baterías
Te mando un beso enorme
Saludos
Rampy

Marysol dijo...

Ay, mi niña, hace mucho que no voy a la peluquería, yo sola me tiño el pelo y hasta me lo corto. Sin embargo, gracias a tu post, me han entrado unas ganas de ir ¡que ni te cuento!...Creo que necesito a gritos regalarme unos mimos.
Un abrazo y disfruta de una linda semana,y si luces nuevo look..¡Mejor!

Karla dijo...

wau!!!
algo tan cotidian!! que bien que paraste y revisaste ese "ritual"

besos

cristal00k dijo...

La sensación de renovación, existe y es genial. Pero si quieres que te diga la verdad, el proceso me aburre bastante. Además, mi peluquera (una cotilla súper-hábil) es de las que , si te dejas, te hace el tercer grado en cuanto te descuidas. Así es que muchas veces estoy deseando largarme cuanto antes.
Enfín, habrá opiniones para todos los gustos... seguro!

amigoplantas dijo...

Mi chica acaba de irse ahora mismito a la pelu, me encantaría que la mimaran como ella se merece

Maria Coca dijo...

Sabes? Tu relato me ha recordado a uno que tengo y en breve mostraré. Trata también de una mujer que acude a la peluquería. Y tiene similar sentido al tuyo. Qué bien!!!! Me alegra saber que coincidimos en manera de ver las cosas. Realmente, me parece un texto con mucho trasfondo.

Un beso.

Carmen dijo...

OHHHH, pien ponito te salio esito!!!!
YEP, tiempo PEOPLE, TIempo es lo que nos hace falta.

Lilyth dijo...

Santiago, segui siendo niño, no madures si es para convertirte en un señor de traje y lunes grises… ok?
Besos

Rampy, mas o menos como estos restaurantes a la mitad de una carretera sin mucho tráfico, donde te detienes a reunir fuerzas, verdad?
Besitos Rampy.

Marysol, uyyyy entonces tienes mucha habilidad, yo he aprendido a teñirme sola (hace dos años que no lo hago) pero cortarme el cabello sola? No me animo no tengo percepción de la realidad jajajajaja
Besitos Marisol, que estes bien.

Lilyth dijo...

Karla, me gustaría saber un poco más sobre los arquetipos de la antigüedad para comparar de mejor manera, pero bueno, se hace lo que se puede jajajaaj
Besos

Cristal00k, jjajajajaa bueno, tal vez sea hora de que cambies de peluquera, la verdad es que depende mucho de donde te cortas el cabello y no de cuanto pagas en realidad, si no del trato que da cada una de ellas a sus clientas, pero bueno, hay de todo en este mundo de dios ;) Besos

Amigoplantas, muchas gracias por detenerte y dejar un comentario, regresa cuando quieras! Saludos.

Lilyth dijo...

María Coca, estoy impaciente por leer tu relato, a mi también me alegran este tipo de coincidencias. Muchas gracias por tus palabras. Besos

Carmen, un poquito de tiempo pero sobre todo calidad de tiempo… Besitos

Lupita dijo...

A mí personalmente no me gusta nada ir a la peluquería, no me gusta que me toquen el pelo y es más un trámite que hay que hacer ocasionalmente, pero es cierto que tengo una amiga que va a cortarse el pelo o a teñirse o a hacerse algo en la cabeza cada vez que se encuentra mal, así que cuando la veo llegar con su nuevo color de pelo sé que algo le ocurre... curioso ¿verdad?
Besos Lilyth

utópico dijo...

me gusta el relato. Todo el ritual-ceremonia. todo lo que implica... lejos de ser acerca de la peluqueria... me parece un bonito analisis de un tiempito que nos damos a nosootrs mismos.

en lo personal... me da mucha flojera ir a la peluqueria....

B-S.O.S.

Lilyth dijo...

Lupita, supongo que cada quien encuentra un rito adecuado para su renovacíon, verdad? besitos!

Utópico, anda a la peluquería!!! jajjaajaya estas greñudo jajajaja

NiNoSkA NoGaLeS dijo...

uuuy me gustó la asociación de hadas - peluqueras!!!
Hace un mundo que no iba a sentarme en el trono de un salón cheee... justo ayer le decia a mi hermana, quiero y tengo ganas de ir a un salón y hacer algo radical con mis apariencias jaja... al final fuimos, me senté en el trono y en la ya toma de decisiones me he mariconeado jeje... al final solo me depilaron las cejas pero con el tipo de depilación fue basta y total... jamás en la vida habia visto antes la depilación con hilo; una técnica bastante singular, el salón es de gentes de la India creo que la técnica viene de allás.... no duele nadaaa, ni dura nada, la señora pone unas hebras del hilo en la boca, otras en los dedos y ya, empieza a depilar; con las hebras juntas corta haciendo presión con las manos y la boca...... prometo sacar fotos la proxima vez!!!

Lilyth un abrazote y gracias por tus mensajes y tu visita en LaBohemia!!!! =)

Lilyth dijo...

Nino, si pues! pasa que a pesar de que soñamos con un cambio radical de apariencia terminamos con el mismo corte, yo he cambiado mi look de virgencita de pueblo por uno totalmente diferente jajaja y me siento bien, total si el pelo crece! jajajaja
No tengo idea de como es esta depilación, pero suena super interesante, no te olvides de las fotos! jajaja

Besitos y éxito con LaBohemia!