martes, 18 de marzo de 2008

Día del padre

Mañana es el día del padre, el mío está muy lejos… no solo físicamente, está lejos porque no quiere dar señales, porque decidió divorciarse de toda la familia... sin embargo lo recuerdo, pienso en él muchos momentos al día, pero ya no quiero ser la que crea los puentes, la que retrocede para mostrar el camino, me cansé de intentar crear un vínculo Padre-Hija… así que este año no llegarán los regalos infantiles de antaño, ni las cartas que escribía en mi adolescencia, tampoco las llamadas telefónicas de mi absurda madurez.

Este año, tendrá que salir a buscarlas, dejar de lado su orgullo y tender la mano para crear el lazo, este año funciona a mi manera o no funciona, porque después de tanto tiempo me he dado cuenta de que no puedo obligarle a quererme.

Mi abrazo de letras dice:

“Cuando era niña pensaba que mi padre era alto… con el tiempo me di cuenta que es grande”

4 Invisibles:

José Manuel dijo...

Yo tengo la suerte de poder celebrar todos los días, el día del padre...
Desde aqui, sólo enviarte un beso, y todo el cariño que no te han sabido dar.
¡será que no te merece!

Lilyth dijo...

Muchas pero muchas felicidades... aunque no se si festejan esta fecha el día del padre en España... si no es así... pues... felices fallas!! jajajaj

Muchas gracias por el cariño y el beso!! otros tantos para vos.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Lilyth, no es que no te quiera, es que hay diferentes formas de demostrar cariño. Algunas personas simplemente no lo demuestran, o no dedican tiempo a demostrarlo. Mi papá es así también. En los 8 años que viví en SCZ fue dos veces y se quedó poquísimos días, si me llamó dos veces por teléfono es mucho. Ahora que vivimos en la misma ciudad es lo mismo, casi nunca hablamos, pero yo soy la que lo hincho, la que lo llamo (como que lo voy a llamar ahorita para no olvidarme) cosa de que cuando pasen los años y me llegue a faltar, nunca quiero a arrepentirme de no haberle dicho que lo quiero, o no haberle dedicado suficiente tiempo, aunque él nunca me lo haya dicho y nunca me haya llamado. Una no se arrepiente de las cosas que ha hecho, se arrepiente de lo que NO hizo.

Te mando un abrazo enorme.

Lilyth dijo...

Tenes razón... pero de una extraña manera también la tengo ;)

gracias por las palabras, reconfortan y mucho