lunes, 24 de mayo de 2010

Lo peor del paso del tiempo no es que ayude poco a curar las heridas, lo peor es que siempre lo acompaña el olvido y éste se va llevando poco a poco los recuerdos. No quiero que llegue el día en que tenga que hacer esfuerzo para recordarte y es por eso que a veces me encuentro revolviendo hasta los detalles más estúpidos… te confieso que tengo miedo, tengo mucho miedo de perder los instantes, que la memoria me juegue una mala pasada y en cualquier momento borre cada segundo que he pasado a tu lado. Tengo miedo de terminar atesorando el recuerdo de un recuerdo o peor aún, el imaginario de un recuerdo.

Pero el tiempo pasa con todos sus inconvenientes, analizo, teorizo, invento… ya me conoces, sabes de la gran cantidad de mujeres que viven en mi y entre ellas, luego de largas discusiones hemos llegado a un acuerdo, las invisibles, a quienes les diste la esperanza de llegar un día a ser descubiertas, van a hacerte compañía, están dispuestas a decorar tu nueva guarida con flores y ositos de peluche. Buscaran los trocitos de pan que dejaste en el camino, ansiosas y llenas de esperanza llegaran a tu encuentro.

Se avecinan tiempos nuevos, de los que no tengo ni brújula ni mapas que guíen, me siento perdida, las ideas difusas y el corazón acongojado, te has ido y la herida sigue sangrando… y aun así me he enamorado… ¡Quién lo iba a decir! La mas invisible de todas mis mujeres, la menos indicada -¿Qué sucede conmigo? ¿Estoy cayendo o en pleno vuelo?- he encontrado el príncipe arcoíris que sabe mirar, el que sabe mirarme…

Necesito descargar el alma y enviar con las mujeres invisibles -que ya no quiero volver a ser- un listado de confesiones oscuras y abstractas. Empezando por el sentimiento de culpa que me invade a intervalos, alternando entre tristeza y felicidad.

La culpa que me corroe por continuar con mi vida y mis cotidianidades mientras no estás. La culpa que incinera mariposas, aquella que es lastre y me empuja hacia la tierra. La maldita, que marca días en el calendario recordándome que hace solo dos meses… que no es el momento de ser feliz… la culpa que ofrece pasados ocultando futuros.
La puta culpa, puñal que desgarra.
La inoportuna, cuna de dudas.

Confieso -con todo y culpa- que no quiero correr, estoy harta de huir aterrorizada una vez más ante la vida, jugare esa ruleta rusa, sabiendo que puedo perder y sin importarme las consecuencias, me tiemblan las rodillas, el pulso se acelera… incertidumbre, dulce incertidumbre.
Adiós invisibles, amadas almas inmortales que cuidaron mis sueños, las libero de la prisión, de la obligación de llevar a cuestas a las mujeres que soy, las visibles, tangibles, temibles.

Nos despedimos en esta encrucijada, las que hemos sido vistas nos vamos a buscar historias, a conjugar la vida en presente continuo. Nos volveremos a encontrar Curucusi, Invisibles… allá en el eterno seremos para siempre el UNO del que todos hemos partido….


Lilyth

10 Invisibles:

aminuscula dijo...

Lilyth, recibe este abrazo, ojalá pudiera ser un abrazo real, de los que consuelan y permiten descansar por unos instantes.

utópico dijo...

Parte 2


Gracias por todo Lilyth, gracias a este sitio por dejarme acercarme a ti, por conocerte, por Cádiz y Paris, por permitirnos de un modo u otro recorrer mundo, por una tarde de carretera conversando de nada en particular y todo en detalle, gracias por Versalles, por Lourdes, por Córdoba y Granada. Gracias por Cortazar, por nuestras lecturas compartidas, por nuestras conversaciones interminables, por nuestras soluciones al hambre, al poder, a la injusticia y esas nuestras raíces que son el lazo que siempre nos ha unido. Gracias por Boston y Barcelona, porque con este sitio hemos recorrido ambos sitios, porque no sólo he sido yo el que ha penetrado tu mundo, sino también vos el mío. Gracias por este post, que plasma tanto, que me envuelve por completo en su abyecta soledad, que me arroja y asfixia, para luego enternecerme y permitirme una avalancha de risa y absorta y denodada alegría. Gracias totales.

Le digo adiós a este sitio, pero reafirmo mi absoluto compromiso, mi inamovible fidelidad, mi pacto, para con las que quedan en ti, las que han decidido volar, las que van a construir una nueva versión de ti misma, más viva (si se puede…), más soñadora, más plena (¿será esto posible?). Estoy aquí, gritando FIRME a los mil vientos. Sabes que cuentas conmigo para todo lo que vos quieras, que en mi siempre vas a poder encontrar una torre construida con fortaleza y demasiado corazón, a veces me ahogare en lagrimas, o estaré también perdido en mi soledad, pero pese a todo quiero que sepas que siempre sabre sacar fuerzas de donde sea para apoyarte y estar a tu lado (donde sea que me halle), haciéndote porras, gritando tu nombre y corriendo por entre las calles y avenidas, parando el tráfico, y avisándole a todo el mundo que donde tu te halles hay un universo de alegría y maravillas innombrables e inacabables y que el mundo es mejor gracias a que vos existes. Por que siempre voy a ser tu fan número uno, tu groupie, tu misterioso utópico.


pd brindo por todas ellas, las que dejas aqui, y las que seguiran contigo.

besos millones!!

utópico dijo...

Parte 1.

Lilyth:

¿Cuantas palabras existen en este maravilloso idioma?, no lo sé, lo que si sé es que no son suficientes para decirte en palabras, gracias totales. Me llena de alegría y plenitud el saber que de un modo u otro he sido parte de este pedazo de tu vida, estos años de acompañar a las mujeres que viven en ti, a las invisibles, a las explosivas, a las apasionadas, a las soñadoras, a las que más quiero: las infinitas. A todas ellas, sólo puedo decirles gracias, sobretodo por dejarme entrar por esas ventanitas de luz que a veces dejaban abiertas para que nos ahoguemos en complicidades y nos arrojemos en los vendavales de los sueños y las travesías cronopias que tanto hemos sabido disfrutar y recorrer. A todas ellas que han sabido redecorar mis silencios y rutinas, que me han enseñado a madurar, a tropezarme con sonrisas, a lanzarme en piscinas repletas de recuerdos, en lagos a veces de angustia, otras de miedos compartidos, pero sobre todo que me han enseñado a crecer como ser humano, a entender que con un cuento de hadas se pueden construir análisis sociales, formular conceptos espirituales, describir conductas y comportamientos, y encontrar con entusiasmo la síntesis de aquello que siempre hemos sabido explorar juntos: la condición humana.

Desde el primer momento en que te leí, supe que existía una fuerte conexión entre los dos, y creo que forme parte de ésta aventura, casi desde el inicio. No sabes cuanto he disfrutado muchos de estos posts, algunos de ellos me han llegado a conmover tanto que en ciertas ocasiones he sentido partes de mi cuerpo temblar al leerte, y sonreírme, y creer con absoluta vehemencia que en un párrafo o dos se explica la vida, o el amor, la soledad, o la melancolía, algo que siempre he admirado de tus textos, esa forma maravillosa de decirle todo con tanta brevedad, decía Borges que no sabía para que los novelistas escribían cientos de hojas, cuando se puede decir lo mismo en cuentitos chicos, y bueno, siempre he sentido que con tus cuentos yo vivo eso. Exploro el mundo, y siento, toco y palpito lo infinito de tu palabra.

Clip dijo...

El tiempo no deja olvidar hazme caso, vive tu vida deja que el aire contacte con tu piel y el sol te acaricie el rostro, el silencio y el tiempo dejaran que suavemente los recuerdos se almacenen con tranquilidad.
Un beso muy fuerte

BUENAS NOTICIAS dijo...

Querida Lylith, I miss you....

Romek Dubczek dijo...

Yo creo que lo bueno viene cuando lo olvidamos absolutamente todo. Aferrarse a recuerdos causa dolor.
Un abrazo,
Romek

Anónimo dijo...

thanxx
scholarships for hispanics

cristal00k dijo...

:):):)

Antonio dijo...

Ufffffff
ME ha dejado tocado el texto. Muchisisimas gracias por compartirlo, he sacado cosas para aprender...

¡Gracias de verdad!


Abrazooooooo

Antonio
http://sonriendoalmundo.blogspot.com/

Mariní dijo...

la culpa que incinera mariposas...

contundente imagen, presente!

dios. cuánto podemos hacer con nuestra primavera ...
o "no hacer" no?

con pasado no tengo manera de batir alas. si, como despegue. en forma de flor...pero ya.
un día.
una vida!

gracias!